María Werlau

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

EL gobierno brasileño ha gastado enormes fondos de sus contribuyentes en préstamos, subsidios y asistencia humanitaria directa para proyectos de infraestructura, exportaciones de alimentos y otras iniciativas en o para Cuba. Brasil también ha brindado decidido apoyo internacional a la dictadura militar cubana. El Puerto de Mariel, renovado a bombo y platillo con más de mil millones de dólares en fondos públicos de Brasil, es el ejemplo más visible de dicho sostén financiero y político. Los préstamos masivos de Brasil son imprudentes desde la perspectiva de un análisis financiero tradicional. Cuba no es solvente; tiene un nutrido historial de incumplimientos, su deuda externa asciende a 75.000 millones de dólares y, según The Economist Intelligence Unit es uno de los cuatro países con más riesgo para invertir.…  Seguir leyendo »