Mark Esposito

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Imaginar un orden digital global

Aunque la revolución digital empezó hace varias décadas, todavía no hay un orden económico digital global. En vez de eso, hay visiones de capitalismo digital divergentes, cuyos principales exponentes son Estados Unidos, China y la Unión Europea, que llevan años desarrollando modelos propios y han comenzado a exportarlos a las economías en desarrollo y emergentes. Sin una mayor alineación internacional, existe el riesgo de que el mundo desaproveche soluciones tecnológicas prometedoras para los problemas compartidos.

La cuestión, por supuesto, es qué clase de orden digital alternativo es posible en el mundo de hoy. ¿Cómo hacer que Internet vuelva a servir a los ciudadanos en vez de a intereses políticos y económicos dominantes?…  Seguir leyendo »

La revolución digital se come a sus retoños

A medida que las plataformas masivas en línea han dado lugar a numerosos mercados virtuales, se ha abierto una brecha entre la economía real y la digital. Y, al conducir a más personas que nunca a que operen en Internet en busca de bienes, servicios y empleo, la pandemia del coronavirus está agrandando esta brecha. Al presente, el riesgo es que un nuevo complejo industrial digital obstaculice la eficiencia del mercado al imponer rentas a los actores de la economía real cuyas operaciones diarias dependen de la tecnología.

La premisa de la Cuarta Revolución Industrial (4RI) es que los elementos tangibles e intangibles de la economía actual pueden coexistir y crear nuevas sinergias productivas.…  Seguir leyendo »

La nueva urgencia de una gobernanza tecnológica global

Hay un cambio de gobernanza global, impulsado por los confinamientos de la pandemia, la digitalización y la aceleración de la Cuarta Revolución Industrial (4RI). Puesto que los líderes tecnológicos mundiales también serán los líderes geopolíticos, se está elevando la competencia por el dominio de sectores de avanzada, como la inteligencia artificial. La carrera tecnológica de la 4RI será el principal factor que determine los acuerdos económicos y políticos globales del futuro pospandémico.

Aunque Estados Unidos sigue como la principal potencia de IA, China le pisa los talones, seguida de otros actores como Rusia. Por su parte, China ya ha invertido cerca de $300 mil millones en este ámbito (lo que incluye chips y coches eléctricos), ha adoptado una estrategia de innovación nacional (“Hecho en China 2025”) y hecho posible el ascenso de gigantes tecnológicos de vanguardia, como Baidu, Alibaba y Tencent.…  Seguir leyendo »

En los últimos años, el estudio “Máquina moral” del MIT ha relevado las preferencias públicas respecto de cómo deberían comportarse las aplicaciones de inteligencia artificial en diferentes entornos. Una conclusión a partir de los datos es que cuando un vehículo autónomo (VA) se topa con un escenario de vida o muerte, la manera en que uno piense que debería responder depende en gran medida del lugar de dónde uno proviene y lo que sabe sobre los peatones o los pasajeros involucrados.

Por ejemplo, en una versión VA del clásico “dilema del tranvía”, algunos podrían preferir que el coche atropellase a un asesino convicto y no que lastimase a otros, o que atropellara a un ciudadano mayor antes que a un niño.…  Seguir leyendo »

Los esfuerzos por desarrollar inteligencia artificial (IA) cada vez más están siendo enmarcados como una carrera global, o inclusive como un nuevo Gran Juego. Además de la carrera entre países para construir competencias nacionales y establecer una ventaja competitiva, las empresas también están en una contienda para adquirir talento en IA, apalancar las ventajas de los datos y ofrecer servicios únicos. En ambos casos, el éxito dependerá de si las soluciones de IA se pueden o no democratizar y distribuir entre sectores.

La carrera global por IA es diferente de cualquier otra competencia global, porque el grado en que la innovación es impulsada por el estado, el sector corporativo o la academia difiere sustancialmente de un país a otro.…  Seguir leyendo »