Mark Leonard (Continuación)

Se está gestando una crisis internacional. Podría tratarse de la decisión norteamericana de bombardear Irán. Los teléfonos de los líderes del mundo comienzan a sonar, incluido el del primer ministro en el nº 10 de Downing Street. A medida que se acercan las elecciones británicas, los diplomáticos de todo el mundo empiezan a preguntarse qué puede esperarse de David Cameron como primer ministro del Reino Unido.

El "gobierno en la sombra" conservador se ha mostrado hiperactivo tratando de asegurar al resto del mundo que serán unos socios responsables, que un nuevo gobierno no se encaminará hacia una "euro-ruptura masiva". Pero el propio líder tory es una persona de la que nadie sabe mucho.…  Seguir leyendo »

Como pasó con las guerras de los Balcanes, el conflicto en Georgia es una amenaza directa contra un proyecto europeo que intenta sustituir viejos paradigmas como el equilibrio de poder, las esferas de influencia y la conquista militar por otros medios como la integración, la negociación y el imperio de la ley. La mezcla europea de multilateralismo pacífico se ha visto cuestionada por el impetuoso primer paso de Georgia y por la desproporcionada reacción de Rusia. Ahora, la Unión Europea tiene un interés colectivo en conservar lo que pueda de esos valores. España puede desempeñar un papel fundamental a la hora de ayudar a la UE a aunar sus diferentes intereses y desarrollar una nueva estrategia respecto a los vecinos de Europa y una política respecto a Rusia que tenga como objetivo la defensa de las leyes internacionales.…  Seguir leyendo »

Si a última hora no se cambia de idea, los jefes de Estado y de Gobierno europeos firmarán este mes un nuevo acuerdo para fortalecer la maquinaria de la política exterior de la Unión Europea, dando más competencias al Alto Representante de la UE en esa materia. Esto supone un cambio largo tiempo esperado.

En la actualidad, el presupuesto del Alto Representante es menor que el que destina la Comisión Europea a la limpieza de las oficinas de Bruselas. Con sólo 500 empleados y únicamente un puñado de representantes en el exterior, un aparato que pretende encarnar la voluntad colectiva de los 27 Gobiernos de la Unión Europea en materia de política exterior gasta menos y tiene menos personal que los países africanos más pequeños.…  Seguir leyendo »