Markus Brunnermeier

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Europeans are coming to realize that Brexit is changing Europe. Britain has long been a semidetached part of Europe, but in that capacity it played a crucial role. It was partly a balancing power, partly a therapist for the Franco-German couple that constituted the core of European politics. In Germany and France, it is a common refrain that they each need Britain as a counterweight to the other.

The European integration story began in optimism, but now seems mired in misunderstanding and miscommunication. French and German people don’t speak each other’s language, and literally don’t understand one another. That’s not just a linguistic issue; it is one that appears in every political and economic discussion.…  Seguir leyendo »

Desde que estalló la crisis de la deuda soberana europea en 2009, todo el mundo se ha preguntado qué pasaría si un país saliera de la eurozona. En un principio el debate se centró en los países que estaban en crisis, Grecia o tal vez Portugal, España o Italia. Luego vino una discusión más bien hipotética sobre lo que sucedería si un país superavitario fuerte, como Finlandia o Alemania, saliera.

Al final surgió el consenso de que la salida de un país podría provocar un colapso más generalizado, como la caída de Lehman Brothers en 2008. Ahora, con el caso de Suiza, tenemos la muestra de algunos de los riesgos que podrían surgir si un país superavitario dejara la eurozona.…  Seguir leyendo »

Europa se enfrenta a una crisis existencial. En el corto espacio de dos años, la zona euro ha pasado de ser una fuente de estabilidad en el sistema europeo a convertirse en un desolado solar plagado de Estados en gravísimas dificultades fiscales y de sistemas financieros mucho menos sólidos de lo imaginado.

En algunos países, la mala situación fiscal se deriva precisamente de un intento de rescatar a los grandes bancos en dificultades. A su vez, la fragilidad de muchos bancos europeos es debida en parte a la existencia en sus balances de grandes carteras de deuda soberana emitida por países en mala situación fiscal.…  Seguir leyendo »