Melvin Sanicas

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Las dos mejores formas de reducir la mortalidad infantil

Una de las metas más ambiciosas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas es el compromiso con poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y niños en el transcurso de la próxima década. Si se cumple, en 2030 ningún país tendrá una tasa de mortalidad neonatal superior a 12 muertes por cada 1000 nacimientos; esto es un cuarto de la tasa actual en algunas partes de África subsahariana.

Dada la magnitud del desafío, se necesitarán enormes inversiones en infraestructura sanitaria y planificación. Pero tal vez el modo más eficaz de reducir la mortalidad infantil sea alentar la adopción de dos recursos inmediatamente disponibles: la vacunación de las madres y la lactancia materna.…  Seguir leyendo »

Un año de éxitos en salud global

En el ámbito del desarrollo humano, el año que acaba de terminar ha sido mejor de lo que muchos predijeron. Transcurrida una década del inicio de la Gran Recesión, la recuperación económica continuó en 2017 y se han hecho avances en asuntos como la pobreza, la educación y el calentamiento global.

Quizás los logros más importantes de los últimos 12 meses ocurrieron en el ámbito de la salud global. La siguiente es una lista de 18 éxitos alcanzados en 2017, muchos de los cuales ayudarán a sembrar las semillas del progreso para los meses y años venideros.

El primer éxito notable del año es la marca de un Récord Mundial de Guinness, cuando se alcanzó la mayor cantidad de donaciones de medicamentos para un periodo de 24 horas.…  Seguir leyendo »

Si bien los mosquitos son diminutos, muerden bastante fuerte. Propagan una serie de enfermedades (como chikungunya, dengue, malaria, fiebre amarilla, fiebre del Nilo Occidental y virus Zika) que en su conjunto matan a millones de personas cada año. La malaria es por sí sola una de los principales asesinos infecciosos del mundo (solo detrás de la tuberculosis y el SIDA), ocasionando 429.000 muertes en 2015. Dada la magnitud y alcance del problema, es un imperativo para el desarrollo actuar con más firmeza para eliminar los mosquitos y las enfermedades de las que son portadores.

La Organización Mundial de la Salud los considera entre las mayores amenazas para la salud pública, especialmente en los países en desarrollo.…  Seguir leyendo »

La vitamina D ayuda a nuestros organismos a regular los niveles de calcio y fosfato -nutrientes que mantienen saludables los huesos, los dientes y los músculos-. Muchas veces, la luz del sol en nuestra piel puede ser suficiente para permitirnos producir toda la vitamina D que necesitamos. Pero cuando la luz del sol es escasa, la vitamina D debe ser ingerida, y puede ser difícil cumplir con los niveles recomendados sólo a partir de los alimentos. Esto es importante porque los beneficios para la salud de una ingesta adecuada de vitamina D pueden ser aún mayores de lo que se creía anteriormente.…  Seguir leyendo »

Si damos una mirada retrospectiva al año 2016, puede parecer que no existe mucho motivo de celebración. Únicamente en términos de salud mundial, el año pasado aparentemente fue un año de implacable tragedia. Sin ni siquiera considerar las historias de hospitales bombardeados en zonas de conflicto, el año pasado el virus zika emergió como una creciente amenaza. También se proliferaron los microbios resistentes a los antibióticos, las llamadas “superbacterias”, y hubo rebrotes continuos de fiebre amarilla y un rebrote de poliomielitis en Nigeria, país que anteriormente había sido declarado como libre de polio. Se desvanecieron las esperanzas de lograr una vacuna contra el virus respiratorio sintical.…  Seguir leyendo »

Estos últimos años se han multiplicado informes alarmantes del surgimiento de microorganismos patógenos resistentes a muchos de los antibióticos (o a todos). Mucha gente todavía no se da cuenta de que ya llegaron y están matando a personas. Un ejemplo elocuente es la aparición de una amenaza sanitaria mundial grave derivada del hongo infeccioso multirresistente Candida auris.

El primer espécimen conocido de C.auris fue hallado en Japón en 2009, en el oído de una paciente aquejada de una infección (auris quiere decir “del oído” en latín). Desde entonces, se documentaron muchos casos de infecciones por C. auris en heridas, torrente sanguíneo, oído y vías respiratorias, en personas de cuatro continentes, incluidos países como Corea del Sur, la India, Kuwait, Pakistán, Sudáfrica y otros en Sudamérica.…  Seguir leyendo »

Un virus que infecta el cerebro, hace que le den ganas de morder las cosas, y es casi siempre fatal después de la aparición de los síntomas probablemente suena como algo salido de una película de zombis. Sin embargo, este ha sido el modus operandi de la rabia, también llamada hidrofobia, por lo menos desde el año 2300 antes de Cristo, cuando se la describió en el Código Eshuma de Babilonia. La etimología de la palabra en sánscrito – rabhas, que significa “cometer violencia” – se remonta aún más: a 3.000 años antes de Cristo.

En teoría, hoy en día ningún ser humano debería morir a causa de la rabia, y, sin embargo, según un estudio del año 2015, el virus mata a 59.000 personas al año.…  Seguir leyendo »

La población mundial está creciendo en tamaño… y en edad. Las personas de más edad están cada vez más cerca de superar en número a las de menos: en 2050, habrá casi tres veces más personas mayores de 65 años que niños menores de cuatro. Muchos temen que la carga sobre presupuestos públicos, sistemas médicos y economías será insostenible. Pero hay algo que podemos hacer para aliviarla: mejorar la salud de los mayores.

Al envejecer, nuestros cuerpos experimentan complejos cambios que, entre otras cosas, van debilitando la capacidad de responder a las infecciones y adquirir inmunidad (es la llamada inmunosenescencia). Por eso las enfermedades en personas mayores tienden a ser más graves y afectar más en términos de calidad de vida, discapacidad y mortalidad que esas mismas enfermedades en pacientes más jóvenes.…  Seguir leyendo »

Antes de que los horrores del último brote de Ébola en África occidental pudieran empezar a borrársenos de la mente, el virus Zika estalló como un riesgo importante para la salud global y hoy ocupa a investigadores y médicos en Sudamérica, América central y el Caribe. Sin embargo, la cantidad de víctimas de otro virus -la fiebre amarilla- está creciendo a pasos acelerados.

En el sudoeste de África, Angola enfrenta una epidemia seria de fiebre amarilla, la primera en ese país en 30 años. Desde que el virus apareció en Luanda, la capital y la ciudad más poblada de Angola, en diciembre pasado, le provocó la muerte a 293 personas e infectó, se sospecha, a 2.267.…  Seguir leyendo »

Los seres humanos han luchado contra la tuberculosis desde la Edad de Piedra. Pero recién en el siglo pasado se hizo un verdadero progreso contra la enfermedad. Una vacuna, utilizada por primera vez en seres humanos en 1921, hoy sigue en uso en todo el mundo. Y una serie de antibióticos, empezando por la estreptomicina en los años 1940, han demostrado ser efectivos en el tratamiento de las infecciones.

Desde 1990, la tasa de mortalidad anual como consecuencia de la tuberculosis se ha reducido prácticamente a la mitad. De 2000 a 2014, mejores diagnósticos y tratamientos salvaron unos 43 millones de vidas.…  Seguir leyendo »