Miguel Ángel Quintanilla Navarro (Continuación)

Las cosas que desde hace unos años han comenzado a cambiar entre nosotros no lo han hecho como resultado de un proceso social que nos haya llevado a reconocer insuficiencias y a pretender mejoras. Se ha impuesto una circunstancia financiera que obliga a cambiar según lo que ella demanda, y no está nada claro lo que eso sea. Los cambios no sólo no parecen haber sido queridos por casi nadie, sino que parecen haber sido reprobados por casi todos, incluso por quienes los impulsan. La sociedad no va sino que más bien se la empuja, aunque quien empuje sea la necesidad o, ahora, la responsabilidad.…  Seguir leyendo »

Como cada vez que la sociedad española se ha aproximado al final del terrorismo, van haciéndose notar voces y actitudes que expresan una profunda resistencia a aceptar que estemos realmente ante la posibilidad de la derrota de ETA, que esté al alcance de la mano y que sea de verdad. Voces y actitudes que también se resisten a hablar en serio de perdón, que niegan que esa palabra tenga nada que ver con los acontecimientos que deben acompañar al final de la violencia.

Se trata de voces duras, o de las voces de los duros, si se prefiere; de aquellos que no aceptan que el final del terrorismo siga otra senda que la que ellos mismos pretendan establecer, incluso por encima de la voluntad mayoritaria de la sociedad española.…  Seguir leyendo »

La Transición supo consolidar entre los españoles tres creencias básicas acerca de su país, que pueden expresarse así: España significa todos, significa iguales y significa libres. Todos quiere decir que España es una democracia auténtica, sin tacha; iguales, que nos tomamos en serio la igualdad de oportunidades; y libres, que el nuestro es un gobierno de leyes, que somos ciudadanos de un Estado que protege nuestros derechos mediante la aplicación justa de las normas. Es decir, la creencia de que España significa todos, iguales y libres se condensa en la creencia de que España es un Estado democrático, social y de derecho.…  Seguir leyendo »

Pocas veces ha sido tan llamativo el desorden en nuestro debate sobre el terrorismo como en las últimas semanas, cuando se ha asentado la idea de que lo decisivo para determinar si ETA-Batasuna sigue siendo una banda terrorista es lo que ETA-Batasuna diga al respecto en sus propios estatutos. Algo así como preguntar al delincuente si sigue siendo o no un delincuente, con la advertencia de que si responde que sí seguirá padeciendo la pena a la que fue condenado, pero si responde que no quedará libre. Sólo como terrible efecto de una visión romántica del terrorismo etarra es comprensible que se dé por buena la idea de que quien es capaz de asesinar no será capaz de faltar a la verdad o de jugar con las palabras para crear confusión a aquellos a los que ha venido asesinando.…  Seguir leyendo »

De cuanto ocurrió hace ahora un par de semanas en el Debate sobre el estado de la Nación, lo más relevante para el futuro de la legislatura es la interpretación que el presidente del Gobierno hizo de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán.

Lo que José Luis Rodríguez Zapatero vino a decir con ocasión de su réplica al portavoz de CiU, Duran i Lleida, fue que para su propia fortuna, y también para la de los nacionalistas, la sentencia le ha devuelto al Gobierno la misma mercancía que ya había vendido a los nacionalistas en forma de Estatuto para que se la vuelva a vender en forma de leyes autonómicas o nacionales -que a su vez el Partido Popular habrá de recurrir una a una, si es que quiere hacerlo-.…  Seguir leyendo »

Aunque encubierta por el protagonismo que van alcanzando las polémicas con nombre y apellidos, lo verdaderamente relevante de lo que va a ocurrir en la derecha española en los próximos años es la reapertura de un conflicto ideológico de gran hondura. Un conflicto ideológico que ya está en marcha y cuya resolución será fundamental para el conjunto de España, para la vida de los españoles.

Puede resumirse así: ¿quiere el PP convertirse en el PNV o en la CiU del «resto de España» o quiere dar continuidad al proceso político que hizo posible la transformación de Alianza Popular en el Partido Popular?…  Seguir leyendo »

Francisco Rubio Llorente explicó hace ya 25 años que el éxito de la Transición española se fundamentó en un hecho de inconmensurable valor ético: todos los grupos políticos significativos aceptaron que «la coexistencia en tensión pacífica dentro de una misma sociedad tiene, para cada uno de los partícipes, un valor muy superior al de cualquiera de los fines u objetivos específicos de su programa o ideología propios».

Cuando eso ocurre, «el ámbito de coincidencias básicas define el círculo de los partícipes, que incluye a todos aquellos grupos políticos que, a juicio de los restantes, persiguen sin reservas el objetivo común, y hace extremadamente complejo el procedimiento de adopción de acuerdos, obligando a distinguir entre la oposición a aquellas soluciones que el grupo político no puede aceptar sin renunciar a su propia identidad pero que está dispuesto a soportar en aras al objetivo común, y el rechazo de soluciones cuya adopción implica la negación de aquel objetivo».…  Seguir leyendo »

Las negociaciones desarrolladas estos últimos días entre el PSE y el PP del País Vasco están animadas por la voluntad de que se produzca un cambio real en la política vasca. Para que ello sea posible, se ven como necesarias transformaciones profundas en numerosas actitudes políticas e instituciones, desde la educación a los medios de comunicación.

Sin duda, son cuestiones que deben abordarse a lo largo de la legislatura, pero todo ello está subordinado al éxito que se obtenga en el asunto clave: la derrota de ETA. Mientras el miedo a la banda terrorista persista, cualquier reforma institucional será más difícil y cualquier éxito será efímero y fácilmente reversible.…  Seguir leyendo »

Son muchas las interpretaciones y las valoraciones que pueden hacerse de las pasadas elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco del pasado domingo. Sin embargo, en relación con el Partido Popular conviene recordar algunas cosas muy de fondo que han podido perderse de vista, pero que, a mi juicio, son fundamentales.

Después de las elecciones generales de marzo de 2008, el Partido Popular padeció unos meses de confusión y de tensión en los que las cosas no parecían estar claras. Si por una parte se afirmaba que los resultados habían sido relativamente buenos, por otra se aseguraba que era necesario proceder a una revisión en profundidad de la estrategia electoral del partido.…  Seguir leyendo »

«La Iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza», afirmaba Chesterton. La agenda que el Gobierno ha diseñado para sostener el voto radical que le permitió renovar su mandato puede estar dando origen a alguna reacción equivocada y contraproducente, y conviene mantener la cabeza en su sitio, aunque sólo sea para poder quitarnos el sombrero como es debido.La reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre Educación para la Ciudadanía, independientemente de sus matices, hace aún más urgente esta tarea. Quizá a ella contribuya recordar lo siguiente:

1) El hecho decisivo del cristianismo no es proporcionar una moral sino proclamar y preservar la noticia de un suceso histórico inconmensurable: la encarnación, muerte y resurrección de Cristo.En…  Seguir leyendo »

Han sido numerosas las ocasiones en que se ha llegado a pensar que Zapatero había firmado su propia condena política: la negociación con ETA; De Juana en la calle; la T-4; el Estatut; el barrio del Carmel; la crisis económica; Afganistán; la pérdida de los fondos europeos… Pero, de algún modo, el Gobierno siempre ha recompuesto su figura e incluso ha logrado debilitar a la oposición. Las razones son diversas, pero hay una constante: el Gobierno ha dispuesto de un instrumento de análisis superior al que suelen emplear quienes se le oponen.

Con frecuencia, se mira la política mediante lo que la Ciencia Política denominaría «enfoque jurídico-institucional», pero el Gobierno y el PSOE se sitúan más bien en lo que se conoce como «enfoque de las políticas públicas», una mirada adaptada a la complejidad de la vida política occidental.…  Seguir leyendo »