Miguel Martínez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En 1991 se publicó Dangerous, el octavo disco en solitario de Michael Jackson. Fue enterrado por Nirvana y su Nevermind. Tocaba cambiar de ídolos en el mutable mundo de las explosiones pop y Jacko, que tenía entonces 33 años, ya sonaba a lentejuela de la temporada anterior. Kurt Cobain fue bienvenido. Además, la horrible portada de Dangerous no podía ser un buen presagio y, efectivamente, allí dentro estaba el principio del fin de la inspiración que le hizo firmar su tripleta hacia la gloria –Off the wall (1979), Thriller (1983) y Bad (1988)-, en la que la mano del productor Quincy Jones meció su cuna.…  Seguir leyendo »