Miguel Temboury Redondo

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Al deudor la ley le puede decir: “Cualquiera que sea la causa de tu ruina, lo único que podrás hacer durante el resto de tu vida es pagar la deuda remanente acrecentada en los intereses que correspondan. Si no puedes redimirla, morirás deudor”. Pero también le puede decir: “Lo mejor es que cumplas, pero si te arruinas por causas ajenas a tu voluntad, tendrás otra oportunidad y si mejoras sustancialmente de fortuna deberás acordarte de aquellos cuyas legítimas expectativas quedaron defraudadas”.

Puede que las exigencias de técnica normativa escondan tan importante y tan simple cambio de paradigma, pero lo cierto es que la Ley de Segunda Oportunidad (LSO) que acaba de aprobar el Gobierno pasa del primer al segundo mandato.…  Seguir leyendo »