Mohamed A. El-Erian

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Es solo cuestión de tiempo hasta que la escalada de las tensiones entre China y Estados Unidos lleve a muchos más economistas a advertir sobre una recesión económica global inminente, combinada con una inestabilidad financiera. El 5 de agosto, Bloomberg News dijo que la curva de rendimiento, una métrica de mercado mirada muy de cerca, “Anuncia la advertencia de recesión estadounidense más estrepitosa desde 2007”. Y Larry Summers, un ex secretario del Tesoro de Estados Unidos que también estuvo íntimamente involucrado en los esfuerzos de gestión de crisis en 2008-09, recientemente tuiteó que “bien podemos estar en el momento financiero más peligroso… desde 2009”.…  Seguir leyendo »

Los últimos años, los bancos centrales hicieron una gran apuesta con sus políticas. Apostaron a que el uso prolongado de medidas heterodoxas y experimentales fuera un puente eficaz en la transición a otras medidas más integrales capaces de generar un alto crecimiento inclusivo y minimizar el riesgo de inestabilidad financiera. Pero luego tuvieron que redoblar la apuesta una y otra vez, y en el proceso se dieron cuenta de que su credibilidad, eficacia y autonomía política estaban cada vez más en riesgo. Irónicamente, puede que ahora obtengan una respuesta de otras entidades de formulación de políticas, que en vez de ayudarlos a normalizar sus operaciones, les dificulte en gran medida el cumplimiento de su tarea.…  Seguir leyendo »

NUEVA YORK – El debate sobre la inflación en las economías avanzadas cambió notablemente en las últimas décadas. Dejando a un lado cuestiones de (mala) medición, ya nadie teme una alta inflación asfixiante y un excesivo poder de los mercados de bonos: ahora la preocupación es que la falta de inflación obstaculice el crecimiento.

Además, si bien la persistencia de tipos de interés deprimidos (y para casi 11 billones de dólares en bonos de todo el mundo, negativos) puede estar causando mala asignación de recursos y un deterioro de la seguridad financiera a largo plazo de las familias, las altas cotizaciones de los activos aumentaron el riesgo de una futura inestabilidad financiera.…  Seguir leyendo »

La ciencia económica no mejorará hasta que amplíe su visión

La profesión económica recibió un duro golpe cuando sus principales representantes fueron mayoritariamente incapaces de predecir la crisis financiera global de 2008; y desde entonces no termina de recuperarse. Además del crecimiento inusualmente lento y desigual de los años que siguieron a la debacle, hoy hay una lista creciente de fenómenos económicos y financieros a los que los economistas no encuentran explicación.

Como la reina Isabel II, que en noviembre de 2008 preguntó por qué nadie supo anticipar la crisis, muchos ciudadanos descreen cada vez más de la capacidad de los economistas para explicar y predecir hechos económicos, por no hablar de ofrecer recomendaciones razonables a las autoridades.…  Seguir leyendo »

Se está dando un cambio, sutil pero importante, en las ideas de la dirigencia política respecto del comercio internacional, incluido el modo de resolver problemas de vieja data. El cambio deriva de una distinción clave entre el “qué” del comercio internacional (donde entre los países hay un consenso relativamente amplio) y el “cómo” (donde existen discrepancias que han tendido a debilitar relaciones importantes, como la transatlántica y la que hay entre China y los países avanzados del mundo). Esto deja cierto margen para el optimismo, mayor al que parecería indicar la sucesión de noticias sobre dañinas guerras comerciales, restricciones asfixiantes a las inversiones, conflictos tecnológicos y multiplicación de tensiones entre las grandes potencias.…  Seguir leyendo »

No asisto a la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos. Pero mi sensación es que, como en años anteriores, los participantes de este año terminaron extrapolando más del pasado reciente de lo que se dedicaron a analizar genuinamente el futuro en busca de pivotes y puntos de inflexión. Esto fue válido tanto a nivel macro como en términos de las cuestiones individuales clave que atrajeron la mayor atención, según los múltiples informes periodísticos (y los medios están extremadamente bien representados en este evento). Como consecuencia de ello, este encuentro globalmente reconocido de líderes influyentes de gobierno y empresas parece haber perdido, una vez más, la oportunidad de alcanzar plenamente su considerable potencial.…  Seguir leyendo »

The World Economic Forum this week in Davos comes amid a dramatic change in the global economic climate over the past year. In just one year, excitement about a widespread pickup in global growth and booming stock markets has given way to concerns about a synchronized slowdown and renewed financial instability, especially with the continuing partial government shutdown in the United States and the slowest Chinese annual growth rate in almost 30 years.

Davos has historically been much better at looking backward than forward. This year, however, it will help no one to engage in pointless moaning and blame games. The discussions need to focus instead on solutions and doing so begins with an understanding of the causes behind this swift economic shift.…  Seguir leyendo »

La Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE predicen que en promedio, la economía de la Unión Europea crecerá un 1,9% el próximo año (una cifra que básicamente se condice con el promedio del 2% esperado este año). Pero puede que este cuadro resulte demasiado optimista, no sólo porque es probable que la tasa de crecimiento en sí decepcione, sino también porque hay una considerable presión a la baja sobre el potencial de crecimiento de la UE después de 2019, y no parece por el momento que la dirigencia europea esté preparada para contrarrestarla de manera eficaz.

Si la UE fuera un equipo de fútbol, no perdería partidos por falta de plan de juego o capacidad adecuada.…  Seguir leyendo »

La cuestión singular del Brexit ha consumido al Reino Unido durante dos años y medio. El “si”, “cómo” y “cuándo” del retiro del país de la Unión Europea, después de décadas de pertenencia, ha dominado, entendiblemente, la cobertura noticiosa, y ha desplazado cualquier otro debate político. Por ejemplo, algo que se perdió en la confusión ha sido una discusión seria sobre cómo el Reino Unido debería impulsar la productividad y la competitividad en un momento de fluidez económica y financiera global.

Al mismo tiempo, el interés del resto del mundo por el Brexit, comprensiblemente, ha amainado. Las negociaciones del Reino Unido con la UE han pasado por múltiples momentos de déjà vu, y el consenso es que las consecuencias económicas se sentirán de manera más aguda en Gran Bretaña que en la UE, para no mencionar países en otras partes.…  Seguir leyendo »

Funcionarios, gestores de riesgo y mercados internacionales observan con atención la escaramuza presupuestaria entre el gobierno de Italia y la Comisión Europea. El episodio pone de manifiesto la creciente frecuencia con que gobiernos de economías avanzadas y emergentes por igual cuestionan las políticas económicas ortodoxas. La profundización de esta tendencia obliga a economistas y actores de mercado a analizar más (y comunicar mucho mejor) los dilemas de la implementación de políticas económicas y financieras convencionales en condiciones difíciles.

Elegidas con un mandato de promover un crecimiento más veloz e inclusivo, las autoridades italianas han adoptado una postura fiscal más expansiva. Pero el presupuesto que han diseñado fue “rechazado” por la Comisión Europea, por “incumplimiento” de las normas de la Unión Europea en materia de déficit.…  Seguir leyendo »

Imaginemos un mundo en el que los países miembros del Fondo Monetario Internacional tuvieran más participación en definir los temas de la reunión anual del organismo. Antes de cada cita (la de este año es en Indonesia en octubre) el FMI pediría a sus 189 integrantes señalar tres cuestiones clave en materia de políticas, para concentrarse en ellas, no sólo en las discusiones oficiales, sino también en los numerosos talleres paralelos. El resultado sería una agenda que tenga más en cuenta las inquietudes que están teniendo cada vez más funcionarios (y poblaciones).

Durante gran parte del decenio transcurrido desde el estallido de la crisis financiera global, los países de todo el mundo han estado sujetos a lo que Hélène Rey, de la London Business School, y otros autores han denominado “el factor global”: un conjunto de influencias externas que no pueden manejar ni controlar, pero que tienen una importante incidencia sobre variables internas fundamentales.…  Seguir leyendo »

En forma accidental o deliberada, Turquía está tratando de reescribir el capítulo del manual de los mercados emergentes referido al manejo de crisis. En vez de optar por subas de tipos de interés y apoyo financiero externo para sostener un ajuste de políticas en el frente interno, el gobierno adoptó una mezcla de medidas menos directas y más parciales, y esto, en medio de una escalada de represalias arancelarias con Estados Unidos y dentro de una economía global más volátil. El resultado será importante no sólo para Turquía, sino también para otras economías emergentes que ya han tenido que enfrentar oleadas de contagio financiero.…  Seguir leyendo »

La confrontación comercial entre Estados Unidos y China se está recalentando. Después de disparar una salva inicial de fuertes aranceles sobre el acero y el aluminio, la administración de Estados Unidos ha dado a conocer un plan para un arancel del 25% a 1.333 productos importados chinos -por un valor de 50.000 millones de dólares al año pasado- para castigar a China por lo que considera décadas de robo de propiedad intelectual. China ha respondido con un plan para aplicar aranceles del 25% sobre una variedad de productos estadounidenses, también por un valor de 50.000 millones de dólares. En respuesta a lo que califica como «represalias injustas», ahora se dice que el presidente norteamericano, Donald Trump, está considerando otro conjunto de aranceles, que cubren importaciones provenientes de China por otros 100.000 millones de dólares.…  Seguir leyendo »

Hacia un nuevo paradigma económico

Hace mucho tiempo que la fe de Occidente está puesta en un paradigma económico bien definido y ampliamente aceptado, con aplicaciones en los niveles nacional e internacional. Pero en un contexto de pérdida de confianza en la capacidad de los “expertos” para explicar (ni hablar de predecir) los fenómenos económicos, esa fe se ha deteriorado. Aún no aparece un nuevo paradigma, y la economía mundial enfrenta cada vez más riesgo de una fragmentación que deje todavía más rezagados a países que ya son vulnerables.

El paradigma que hasta hace poco dominó gran parte del pensamiento y la formulación de políticas en el área de la economía se expresa en lo que se denomina Consenso de Washington (un conjunto de diez recetas políticas amplias para los países) y en la búsqueda de la globalización económica y financiera en el nivel internacional.…  Seguir leyendo »

En tanto el crecimiento económico global se recupera prácticamente en todas partes, los productores de petróleo cada vez tienen más esperanzas de que el reciente rebote espectacular del precio continúe. Pero, si esas esperanzas han de cumplirse, no sólo los productores tendrán que controlar lo que pueden (manteniendo la disciplina de la producción); lo que está más allá de su control (la producción de esquisto y el valor del dólar) también tendrá que jugar a su favor.

Hace poco más de tres años, el petróleo (WTI) se comercializaba por encima de los 100 dólares por barril. Pero, a comienzos de 2016, los precios se derrumbaron hasta llegar a unos 30 dólares por barril, debido a una combinación de demanda lenta, oferta alternativa (particularmente de petróleo y gas de esquisto de Estados Unidos) y un nuevo paradigma de producción de la OPEP según el cual el cartel, liderado por Arabia Saudita, dejó de actuar como un «productor regulador».…  Seguir leyendo »

Si esta Navidad los inversores financieros le escribieran cartas a Santa Claus, probablemente le pedirían que se mantenga la inusual combinación de factores que predominó durante el año que pasó: bajísima volatilidad de los mercados, auge de las cotizaciones, correlaciones que reducen el costo de mitigar el riesgo de cartera y nuevas oportunidades promisorias (como el bitcoin). Pero antes de hacer la lista de deseos, los inversores deberían analizar los riesgos que supone a más largo plazo el desacople de los mercados financieros respecto de los fundamentos económicos y políticos.

Es comprensible que los inversores quieran más de lo mismo: cuando falta menos de un mes para que termine, 2017 va camino de ser un año de ganancias enormes, incluso históricas.…  Seguir leyendo »

Los impresionantes resultados trimestrales de las mayores compañías de tecnología demuestran que no están ni cerca de saturar sus mercados de consumo, de agotar sus ciclos de innovación o de alcanzar la maduración del crecimiento. Si uno ahonda un poco más verá que esos informes también ilustran la creciente y sustancial importancia sistémica del sector. Sin embargo, para el sector tecnológico, este desarrollo tiene un lado negativo evidente.

De la mano de una mayor importancia sistémica suele venir un mayor escrutinio. Y, por cierto, los gigantes tecnológicos prósperos e innovadores de hoy actualmente enfrentan la perspectiva de esfuerzos redoblados por regular y gravar sus actividades.…  Seguir leyendo »

El mes próximo, cuando los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de más de 180 países se congreguen en Washington, para las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, se enfrentarán a un orden económico global bajo una tensión cada vez mayor. Al no haber ofrecido la prosperidad económica inclusiva de la cual es capaz, ese orden es objeto de crecientes dudas -y desafíos en alza-. A menos que se corrija el curso, los riesgos de que el orden de hoy conduzca a un no-orden económico mundial no harán más que intensificarse.

El actual orden económico internacional, encabezado por Estados Unidos y sus aliados luego de la Segunda Guerra Mundial, está apuntalado por instituciones multilaterales, entre ellas el FMI y el Banco Mundial.…  Seguir leyendo »

En agosto de hace diez años, el banco francés BNP Paribas decidió limitar el acceso de los inversores al dinero que habían depositado en tres fondos. Fue la primera señal clara del estrés financiero que, un año más tarde, enviaría a la economía global en picada. Sin embargo, las enormes distorsiones económicas y financieras que alcanzarían un punto crítico a fines de 2008 y se perpetuarían hasta comienzos de 2009 -y que llevaron al mundo al borde de una depresión devastadora que duró varios años- tomaron totalmente por sorpresa a los responsables de las políticas en las economías avanzadas. Claramente no habían prestado la suficiente atención a las lecciones de las crisis en el mundo emergente.…  Seguir leyendo »

Durante las últimas semanas, los responsables de la formulación de políticas de ambos lados del Atlántico han afirmado que el sistema financiero es sólido y estable. La Reserva Federal de Estados Unidos anunció en junio que todos los bancos estadounidenses aprobaron su última prueba de estrés anual. Y, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ahora ha sugerido que puede que no atravesemos por otra crisis financiera durante “el transcurso de nuestras vidas”.

Al mismo tiempo, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) – que monitoriza las prácticas regulatorias en todo el mundo con el propósito de cerciorarse de que cumplan con los estándares acordados a nivel mundial – ha declarado, en una carta a los líderes del G20, que se han eliminado las “formas tóxicas de banca paralela”.…  Seguir leyendo »