Mónica Oltra

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La renta básica universal es una renta igual para toda la ciudadanía. Desde el hombre más rico del país hasta las personas más empobrecidas reciben el mismo ingreso. Requiere paralelamente de un sistema fiscal potente. No está vinculada a procesos de inclusión diseñados por los servicios sociales. Es una medida sobre todo económica, no social. Por su naturaleza, aprobar esta medida sería competencia del Gobierno de España.

Por contra, las rentas mínimas, de inserción o de inclusión son prestaciones para que personas y familias empobrecidas puedan iniciar un proceso de inclusión social. Necesitan la acción profesional de los servicios sociales para detectar, diagnosticar e intervenir en un itinerario de acompañamiento cuya finalidad es construir un proyecto de vida independiente, que habitualmente pasa por la inserción laboral.…  Seguir leyendo »

“Podemos no puede tener cuatro grupos parlamentarios”. Sobre esta consigna repetida hasta la náusea se ha construido en las últimas semanas un atropello legal y democrático, reflejo de la reacción de un “establishment” que, aunque agoniza, se resiste a cambiar. Y es que los grandes perdedores del 20-D -entre PP y PSOE han perdido 83 escaños- lejos de digerir el resultado electoral se empeñan en no cambiar y en culpabilizar a los demás de sus propios males.

De esta manera, si las ciudadanas y ciudadanos han expresado con su voto que quieren más democracia, más diversidad, más pluralidad, más voces en el parlamento, reaccionan poniendo sus grandes maquinarias de partido en marcha para construir una mentira y de paso atropellar los derechos de miles de personas que el 20-D optaron por el cambio político y les dicen que su voto vale menos, que su voto, no fue correcto.…  Seguir leyendo »

Asistimos a una crisis mucho más profunda que la crisis financiera. Es la crisis de un modelo de desarrollo ambientalmente insostenible, de un modelo económico socialmente injusto y de un modelo político en el que los partidos gobernantes, supeditados a los poderes económicos, han pervertido la esencia de la política y de la democracia -que, no olvidemos, significa gobierno del pueblo- cambiando el gobierno de la ciudadanía por el de los mercados financieros. Tenemos la convicción de la necesidad de una renovación radical de la política, en España y en el mundo, para regenerar la democracia y hacer que la economía esté al servicio de las personas de acuerdo con las necesidades reales de la sociedad y los límites de la biosfera.…  Seguir leyendo »