Nacho Martín Blanco

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Desde su fundación, a principios de la década de 1980, los medios públicos catalanes (TV3 y Catalunya Ràdio) han estado siempre en manos de partidos nacionalistas, también durante el periodo de los gobiernos tripartitos liderados por el PSC-PSOE, que tuvo la ocurrencia de confiar en ERC la Consejería de Cultura y Medios de Comunicación. El nacionalismo, con la inestimable colaboración de los socialistas catalanes, siempre ha concebido los medios como la principal herramienta, junto con la educación, para operar la ingeniería social necesaria para intentar convencer al catalán de a pie -que en palabras de Josep Pla “siempre ha sido un español cien por cien”- de que tiene que ser otra cosa y de que “Cataluña” y “España” son dos realidades diferentes y oponibles entre sí.…  Seguir leyendo »

La semana pasada tuvo lugar la Junta de Seguridad de Cataluña, donde coincidieron el Ministro del Interior Grande-Marlaska y el consejero del ramo de la Generalitat, Miquel Buch. Tras el encuentro, uno constata con preocupación cuán alto es el precio de la obsesión del Gobierno Sánchez de acomodarse al gusto de los separatistas para contentarlos.

Resulta descorazonador ver a un jurista como Marlaska hacer cabriolas para ajustarse a las premisas de Sánchez y responder sin incomodar a Buch a la pregunta de una periodista sobre la posición del Gobierno con respecto a los lazos amarillos que presiden la fachada del Palacio de la Generalitat y la del Ayuntamiento de Barcelona.…  Seguir leyendo »

Cataluña se asoma al abismo de la separación, soplan vientos de ruptura con el resto de España y con la UE, pero sobre todo de discordia entre nosotros, los catalanes. Estos días a muchos nos duele Cataluña. Una pregunta que casi todo el mundo se hace ahora es cómo hemos llegado hasta aquí. Las causas son diversas, pero en Cataluña hay dos factores estructurales que, de forma sistemática, han favorecido la creación de un marco mental de alejamiento, cuando no de animadversión, hacia el resto de España: la educación y los medios de comunicación públicos y subvencionados por la Generalitat.

Como colaboradores habituales de los medios catalanes, representantes de lo que ignominiosamente se ha dado en llamar cuota unionista, hemos llegado a la conclusión de que nuestra presencia en las tertulias de TV3 y Catalunya Ràdio es contraproducente, pues solo sirve como coartada para demostrar su supuesta pluralidad y apuntalar la tesis dominante.…  Seguir leyendo »

El manifiesto del llamado Grupo Koiné Por un verdadero proceso de normalización lingüística en la Cataluña independiente ha reavivado el debate sobre el régimen lingüístico que debe prevalecer en Cataluña. El escrito es de hace algunos días, pero, a juzgar por su lenguaje y premisas, cualquiera diría que es de hace cuarenta años o que Franco sigue vivo en Cataluña. Los firmantes, de hecho, dicen que constatan que “el régimen constitucional de 1978 ha reafirmado la continuidad de la imposición político-jurídica del castellano en Cataluña”.

Dicen constatar otras muchas cosas, pero lo único que de verdad acreditan es que su visión sobre la lengua catalana se parece mucho a la de Franco sobre la castellana.…  Seguir leyendo »

«Me alegra comprobar que todavía hay jueces en Berlín”. La leyenda atribuye la frase al rey de Prusia Federico II el Grande. Molesto porque un molino situado cerca de su palacio le estropeaba las vistas, el rey envió a un emisario para que lo comprara por el doble de su valor, para después echarlo abajo. El molinero declinó el ofrecimiento. El rey insistió doblando la oferta, pero el molinero no dio su brazo a torcer. Entonces, Federico II le conminó a aceptar la oferta bajo la amenaza de un decreto de expropiación sin ninguna compensación. Poco antes de agotarse el plazo dado, el molinero se presentó ante el rey, que estaba convencido de que su súbdito habría recapacitado y comprendido la magnanimidad de su ofrecimiento.…  Seguir leyendo »