Ngaire Woods (Continuación)

Entre 2000 y 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) enfocaron mentes y presupuestos en la pobreza mundial, impulsando significativamente las perspectivas para los habitantes de algunos de los países más pobres del mundo. El nuevo conjunto de metas mundiales, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), procura aprovechar esos avances, no solo para erradicar la pobreza, sino también para atender varios desafíos adicionales, como ampliar el acceso a la educación y proteger el medioambiente, pero esta vez enfrentan importantes vientos en contra.

Eventos geopolíticos recientes, como la crisis de los refugiados de Oriente Medio, están complicando los presupuestos y las agendas de los gobiernos.…  Seguir leyendo »

La semana pasada, Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, advirtió que si los países no actúan en conjunto, la economía global podría descarrilar. Por su parte la OCDE ha alertado que los países deben tomar medidas de manera «urgente» y «colectiva» para impulsar las perspectivas de crecimiento globales. Sin embargo, los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G-20 a quienes estaban dirigidas estas súplicas no se pusieron de acuerdo respecto de alguna de estas medidas en su reciente reunión en Shanghái.

Sin duda, el comunicado difundido después de la reunión incluye la promesa de utilizar «todas las herramientas de política monetaria, fiscal y estructural de manera individual y colectiva» para «fomentar la confianza y preservar y fortalecer la recuperación».…  Seguir leyendo »

El Banco Mundial está cayendo silenciosamente en la insignificancia, a medida que sus principales clientes, los que pagan comisiones, buscan otros prestamistas. Para que sobreviva, sus directores tendrán que optimizar su proceso de aprobación de créditos y los activos únicos que lo distinguen de sus competidores.

El Banco alguna vez ganó cómodamente lo suficiente como para ser autosustentable, pero hoy día está pasando rápidamente a depender de la ayuda gubernamental. Las contribuciones periódicas de gobiernos adinerados han apuntalado los créditos a los países pobres, pero es poco probable que aumenten y algunas pueden ser discontinuadas cuando los donantes reorienten sus presupuestos de asistencia hacia los programas para refugiados.…  Seguir leyendo »

En las últimas décadas, el Fondo Monetario Internacional ha aprendido seis lecciones importantes sobre cómo manejar las crisis de deuda gubernamental. Sin embargo, en su respuesta a la crisis en Grecia, se ignoraron todas y cada una de esas lecciones.

La participación del Fondo en el esfuerzo por rescatar a la eurozona puede haber elevado su perfil y jugado a su favor en Europa. Pero su incapacidad, y la de sus accionistas europeos, para adherir a sus mejores prácticas puede terminar resultando un paso en falso fatal.

Una lección clave que fue ignorada en la debacle de Grecia es que cuando un rescate se vuelve necesario, se lo debe implementar de una vez y para siempre.…  Seguir leyendo »

Cuando las Naciones Unidas elijan un nuevo secretario general el próximo año, el mundo se enfrentará a una decisión crucial. Dadas las crisis que están estallando en todas las regiones del mundo, la necesidad de un liderazgo fuerte y firme es evidente. Sin embargo, el proceso de selección para ocupar puestos internacionales importantes a menudo se ha caracterizado más por las negociaciones políticas que por una búsqueda meritocrática del mejor candidato.

Las herramientas para mejorar el proceso están disponibles y es el momento adecuado para asegurar que las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales las adopten. Un nuevo informe del Foro Económico Mundial y la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford establece una serie de mejores prácticas – cada una de las cuales ya ha sido implementada por al menos un organismo internacional – que pueden garantizar que los líderes se elijan de entre los candidatos más calificados y que las organizaciones para las que trabajan cuenten con las mejores prácticas de administración posibles.…  Seguir leyendo »

A todos los problemas de Ucrania se suma otro: no puede pagar a sus acreedores. El país necesita más dinero, una reforma seria y una reprogramación de su deuda. Sin embargo, incluso los mejores esfuerzos del Fondo Monetario Internacional, los Estados Unidos y la Unión Europea para lograrlo se verán perjudicados por los acuerdos de inversión que ellos mismos han presionado a Ucrania –y a muchas otras economías emergentes– a aceptar. De hecho, Ucrania podría enfrentar una sarta de complejos y costosos casos legales.

En los últimos años, los astutos abogados de los acreedores han argumentado que los tratados de inversión otorgan a los tenedores de bonos los mismos derechos que a los inversores extranjeros directos y han logrado contrabandear los casos de deuda soberana para ingresarlos en procedimientos de arbitraje internacional cada vez que encontraron tratados de inversión con definiciones amplias y abiertas.…  Seguir leyendo »

Hace cinco años, cuando colapsó Lehman Brothers y estalló la crisis financiera mundial, muchos entrevieron una luz de esperanza: la promesa de una gobernanza económica mundial más eficaz. Pero, a pesar de la oleada de iniciativas iniciales, el mundo está tan lejos de esa meta como antes.

El Consejo de Estabilidad Financiera (CEF), establecido después de la cumbre del G20 en Londres, en abril de 2009, carece de mandato legal y poder de coerción, y tampoco cuenta con procesos formales para incluir a todos los países. El Fondo Monetario Internacional aún aguarda la duplicación de su capital (otra de las promesas iniciales), mientras sus recursos existentes están fuertemente atados a Europa y las reformas de su gestión se han estancado.…  Seguir leyendo »