Olegario González de Cardedal

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cada hombre va construyendo su destino desde una triple mirada: hacia el pasado en la memoria integrando los logros, conquistas y desastres de quienes nos han precedido; hacia el presente en esa experiencia en la que están implicadas su libertas y decisión; hacia el futuro en la esperanza de realizar los sueños con los que ha ensoñado y la superación de las adversidades que ha sufrido. Del equilibrio e integración objetiva de estos tres horizontes dependen el equilibrio y plenitud de nuestras vidas, tentadas unas veces a esperarlo todo de quienes nos han precedido y otras a despreciar su legado.

Cada generación relee la historia seleccionando como modelos las personalidades que considera más significativas, bien por su ejemplaridad moral, su creatividad intelectual, su servicio a la sociedad o su santidad.…  Seguir leyendo »

Juan Ramón Jiménez termina su poema «Las carretas de Pueblo Nuevo» con este verso: «Cómo lloran las carretas que se llevan del monte los troncos muertos… Y caen los golpes desde la torre del campanario sobre los campos talados que huelen a cementerio». Golpes que hoy redoblan nuestro dolor ante nuestros hermanos que nos han sido arrancados de nuestro lado, arrastrados por una torrentera de muerte, y todavía muchas veces sin saber dónde han quedado sus cadáveres, sus cenizas.

¿Qué podemos hacer por ellos? ¿Cómo interpretar esta pandemia de tal violencia y una extensión mundial nunca antes conocidas? Ha habido pestes, cóleras, gripes, pero nunca hasta ahora habían afectado simultáneamente al entero mundo.…  Seguir leyendo »

El filósofo del positivismo John Stuart Mill, en un escrito que lleva por título precisamente libertad, escribió: «No se puede recordar suficientemente a la humanidad que una vez existió un hombre llamado Sócrates». Hay nombres cuyo olvido equivaldría a perder realidades humanas esenciales. Ellos elevaron la existencia humana a un nivel que ya no podemos vivir por debajo de él. Podremos olvidarlos durante algún tiempo, pero esos horizontes de verdad, ideales de justicia, vislumbres de santidad y cotas de esperanza que abrieron algunos hombres y mujeres nunca pueden desaparecer de nuestro horizonte, como su medida y su meta.

Entre los nombres inolvidables que, junto al de Sócrates, nos han alumbrado en nuestro camino, está el de Jesús.…  Seguir leyendo »

Con este título publicó el filósofo lituano-francés E. Levinas su Ensayo sobre el judaísmo. Si algún pueblo se ha visto confrontado con el reto de tener que conquistar día tras día su libertad y rescatarla una vez perdida, ese ha sido el pueblo judío. El siglo XX le negó en un primer momento la dignidad y en un segundo la existencia misma. Los hombres nacemos para la libertad pero ésta debe ser descubierta y conquistada por cada uno. Es una diaria tarea, arriesgada y siempre amenazada. La sociedad y las instituciones serán su soporte y defensa si las personas son y permanecen libres.…  Seguir leyendo »

Hay personas que configuran la historia de un pueblo, de una cultura, de una confesión religiosa: Newman ha sido una de ellas. El catolicismo en Inglaterra fue otro después de que este profesor de Oxford dejó la iglesia anglicana para integrarse en la iglesia católica. La definición de la infalibilidad pontificia en el Concilio Vaticano I erizó las mentes de muchos pensadores, escritores y políticos, que razonaron con sorna diciendo «Los católicos no necesitan pensar: piensa uno por todos ellos». Desde Berlín, Bismarck promovía la marginación de los católicos. Inglaterra con su tradición universitaria y el prestigio de sus universidades de Oxford y Cambridge miraba a la lejana Roma con cierto desdén y casi compasión por su supuesta incapacidad para hacer frente a la modernidad.…  Seguir leyendo »

Cada época, cada cultura, cada siglo, forjan palabras con las que proponen su proyecto. El siglo XVII tiene su expresión e interpretación en términos como naturaleza y razón, con formulaciones características como ley natural, derecho natural, religión natural, contrapuestas a otras como derecho positivo, religión positiva, propias de las instituciones y poderes establecidos. Como reacción el siglo XIX formulará sus ideales con términos como historia y libertad y el siglo XX con estas otras dos palabras: liberación y autonomía.

El concepto de autonomía formado por las dos palabras autos (mismo, sí mismo) y nomos (ley) es una categoría política central en Grecia a partir de la mitad del siglo V.…  Seguir leyendo »

Lento en la sombra ha sido el camino del hombre, avanzando por esa dilatada llanura de la verdad siempre cercana y siempre sobrepasándonos. Camino del hombre desde el limo de la tierra y desde la animalidad hasta llegar a ser Homo sapiens. En ese largo itinerario ha ido descubriendo la naturaleza, en un sentido poniéndola a su servicio y en otro insertándose en ella como en acogedor hogar sagrado.

Sobrecogido se ha descubierto a sí mismo, en su desvalimiento a la vez que en su grandeza. Nacen los animales y apenas han puesto su planta en el suelo y ya se enderezan para encontrar la ubre de la madre.…  Seguir leyendo »

Alegría y coraje

Una sociedad está determinada por factores diversos; cultivados todos ellos crean la riqueza material y la fecundidad moral para sus miembros. En cada momento vamos siendo determinados por unas u otras de las realidades que forman su tejido, tendiendo a absolutizar una de ellas con olvido o negación de otras. No tenemos capacidad de realizar todas las aspiraciones que en un momento germinan ni podemos absolutizar una hasta negar el respiro a otras que nos parecen alternativa. Es tarea de la inteligencia despierta y crítica el descubrir por un lado los gérmenes y por otro los silencios o absolutizaciones, que en cada momento deterioran el tono vital, generando violencia o desesperanza.…  Seguir leyendo »

Releyendo a Ortega y Gasset

Hace justamente un siglo nuestro filósofo publicaba dos colaboraciones en el diario El Sol los días 18 y 23 marzo. Releyéndolas a la luz de los acontecimientos que determinan hoy la conciencia pública española uno admira de nuevo la lucidez con que diagnosticaba los problemas, que atenazaban aquella sociedad a la vez que los imperativos de acción, que pesaban tanto sobre la conciencia de las instituciones como de los individuos. Problemas e imperativos que en otro nivel y diferentes circunstancias son hoy también los nuestros.

Los vuelcos de conciencia que han tenido lugar en España en el último medio siglo nos condujeron a una tarea de integración de las diferencias junto con la voluntad de unidad, a la colaboración frente al aislamiento, a una relativización de lo propio para hacer posible la suma con lo aportado, deseado y propuesto por los demás.…  Seguir leyendo »

A los cinco años

EL pasado martes día 13 se cumplían cinco años de la elección del argentino Bergoglio, hoy Francisco, como Obispo de Roma y cabeza visible de la Iglesia católica. Tenía lugar un desplazamiento de la Iglesia del viejo mundo de Europa al nuevo mundo del continente hispanoamericano, entrando en la historia en ese comienzo del siglo XVI, a la vez que aparecía en el horizonte de Europa otro mundo nuevo: la propuesta de Lutero.

Los Papas han solido ofrecer en su primer documento la idea nuclear o una especie de programa para su pontificado. No le agradeceremos suficientemente a Francisco que su primer documento sea «La alegría del Evangelio», publicado el 24 de noviembre de ese mismo año, y que con su propia alegría nos la haya hecho manifiesta.…  Seguir leyendo »

En la historia humana hay sucesos, hay hechos y hay acontecimientos. Los sucesos pertenecen al orden de la naturaleza. Los hechos, en cambio, pertenecen al orden humano y son resultantes de nuestra libertad. Los acontecimientos son aquellos sucesos o hechos que por su magnitud exterior o plenitud de sentido alteran el curso de la historia humana, cambiando la dirección en la que marchaba y creando una nueva.

La historia espiritual de Occidente se ha constituido a partir de ciertos acontecimientos personales y creaciones sociales; y del alumbramiento de fuentes de sentido que nos han ayudado a existir con dignidad, asentirnos enviados a una misión y no solo arrojados a un destino ciego, esperar en medio de las tempestades que agitan la vida y superar el miedo ante la última soledad.…  Seguir leyendo »

Un hombre se caracteriza por su implantación fundamental en la existencia, por las metas que persigue y por los desafíos a los que responde. El itinerario de vida auténtica comienza con el recogimiento interior desde la dispersión en la exterioridad, sigue por la admiración, llega al asombro y termina en la alabanza. Es la existencia aposentada en aquella pasividad creadora, que partiendo del propio centro personal se abre a su fundamento y pregunta por su destinación. Pascal hablaba de la necesaria distancia respecto de las cosas y de la paciencia que aguanta la soledad, sin las cuales no es posible llegar al descubrimiento y realización de la vocación propia.…  Seguir leyendo »

La interpretación de Lutero en los últimos siglos ha estado determinada por los tres hechos siguientes. En primer lugar, viéndole en mera contraposición con la iglesia católica; en segundo lugar, se ha situado su obra como una simple secuencia de los movimientos culturales y religiosos anteriores: Renacimiento, Humanismo, Reforma, como si los tres estuvieran en continuidad directa, cuando es solo lateral y secundaria. Lutero acoge el Humanismo pero su proyecto es bien distinto.

El tercer hecho decisivo en su comprensión es haberle situado, bien como un resto de la oscura Edad Media, que habría que superar o como el real iniciador de la modernidad en filosofía con la libertad de pensamiento, en política con la autonomía del individuo y de las naciones.…  Seguir leyendo »

Si las mociones de censura fueran reales exámenes de conciencia serían un eficaz instrumento para dirigir la mirada a los fondos subterráneos de nuestra conciencia social, moral y política, para enfrentarnos con los impulsos profundos de los que nacen y se alimentan nuestras acciones en el día a día, y de los que raras veces somos conscientes.

¿Por qué valores y por qué temores, por qué ilusiones y por qué tentaciones está impulsada hoy la conciencia moral de los españoles? Si el presente solo se entiende como un pasado aún no concluido y como un futuro ya llegando, será necesario volver la mirada a algunos aspectos de la historia hispánica del último medio siglo, cuyas decisiones fundamentales merecieron elogio generalizado y cuya validez moral y política ciertos grupos e ideologías ponen hoy en cuestión o niegan directamente.…  Seguir leyendo »

Procesos y procesiones

Aún resuenan en nuestros oídos los tambores que en el silencio de las noches últimas han acompañado las procesiones, junto a imágenes sagradas y al lado de cofrades silenciosos, de espectadores curiosos, de ilustrados perplejos que se preguntan cómo, a estas alturas de los tiempos, aún estamos promoviendo acciones que parecerían más propias de otros siglos que del nuestro. Todavía suenan los asertos categóricos de los años 60-80 según los cuales el proceso de modernización, industrialización y urbanización acabarían con la religión en Europa; que solo era cuestión de ir dejando afirmarse tales procesos. La secularización se consideraba inmediata, inevitable y saludable; la religión, remanente solo en el inculto mundo rural.…  Seguir leyendo »

El hombre no encuentra el mundo hecho sino que tiene que construírselo edificando su morada vital. ¿Desde dónde y hacia dónde edifican los humanos su aposentamiento en la existencia? La historia humana es la historia del dominio de la naturaleza y del cultivo de la cultura. Ambas son igualmente esenciales. Hay naturaleza: el ser humano tiene raíz y frontera, no es soberano absoluto de su ser y cuando ha intentado serlo ha acabado en el abismo. Testigos los millones de víctimas de las guerras en el siglo XX. Ya no hay naturaleza pura sin cultura ni cultura sin naturaleza. Establecer la diferencia y la correlación entre ambas es el gran desafío moral de nuestra generación.…  Seguir leyendo »

El 31 de octubre de 1517 comienza un nuevo capítulo no solo de la historia espiritual, sino también de la intelectual, social y política, de Europa. La inicia el gesto de un agustino proponiendo 95 tesis como base de una disputa pública sobre las indulgencias, predicadas por toda Alemania con intención de recaudar fondos para la construcción de la iglesia de San Pedro en Roma. No se sabe con certeza si Lutero clavó el texto de esas 95 tesis en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg, o solo las repartió. Se proponía analizar la doctrina y los abusos prácticos en torno a la concesión de las indulgencias con el dinero unido a ellas.…  Seguir leyendo »

Los cuatro últimos meses, desde fines de diciembre hasta finales de abril, han sido tiempo de prueba para el conocimiento de la España real, la que en el diario vivir permanece oculta tras las prisas del trabajo y los diarios quehaceres, pero que se revela en sus entresijos más profundos cuando de pronto un acontecimiento inmuta la situación y remueve el légamo de sus profundidades. Eso han sido nuestras elecciones. Su recepción, una conmoción de entrañas. Creíamos conocernos, atenernos a la realidad y vivir en la justicia: ahora comprobamos nuestros anteriores engaños, encubrimientos y represiones.

¿Qué nos ha puesto de manifiesto este tiempo en el que se han repensado los resultados de las elecciones y desde ellos se está proponiendo un futuro para nuestro país?…  Seguir leyendo »

Lo mismo que en la naturaleza hay grandes corrimientos de tierra, en el orden del espíritu hay profundos desplazamientos de las almas. Nos preguntamos si en el horizonte espiritual de España se han dado aquellos cambios espirituales que auguraba quien afirmó de ella que en un decenio ya no la reconocería la propia madre que la engendró. Nos referimos a los cambios en el orden religioso personal, no a los cambios sociales o institucionales, sino a los de conciencia, que son más sutiles, pero que sin embargo afectan a las raíces desde las que nos sube savia de vida o veneno de muerte.…  Seguir leyendo »

Ha pasado medio siglo desde la clausura del Concilio Vaticano II. Aún estamos bajo el impulso de sus decisiones, actitudes y textos: los que hemos realizado y los que nos quedan aún por llevar a la práctica, tanto en espíritu como en acciones e instituciones. Fue un concilio peculiar, ni centrado en decisiones dogmáticas sobre las realidades primordiales como la naturaleza y misión de la persona de Cristo en los de la Iglesia antigua, ni en proyectos de reforma, como lo fueron los concilios medievales. Fue un concilio pastoral. Esto significa que su preocupación primordial fue percatarse de su misión de parte de Dios para los hombres, de encontrar los nuevos caminos transitables para el evangelio y de ofrecer a los hombres una palabra de salvación.…  Seguir leyendo »