Otaviano Canuto

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los pronósticos de crecimiento del comercio internacional en 2016 y 2017 han vuelto a rebajarse. La Organización Mundial del Comercio (OMC) ahora prevé que el crecimiento de este año será el más lento desde la recesión global posterior a 2008. ¿Qué está sucediendo?

No es sólo resultado de una pobre recuperación económica global: en general, el comercio siempre creció más que el PIB; en los años previos a la crisis financiera global de 2008, el incremento promedio superó dos veces al de la producción. Pero la relación entre crecimiento del comercio y crecimiento del PIB viene cayendo desde 2012, tendencia que culminará este año, cuando por primera vez en quince años lo primero será inferior a lo segundo.…  Seguir leyendo »

Con la expresidenta brasileña Dilma Rousseff destituida por juicio político, el nuevo gobierno del presidente Michel Temer debe solucionar el desorden macroeconómico brasileño. ¿Puede el gobierno de Temer salvar a una economía brasileña que se desmorona?

La situación es ciertamente desesperada. De hecho, Brasil ha estado experimentando últimamente la contracción económica más poderosa de su historia reciente. Su PBI per cápita será más del 10 % menor este año que en 2013 y el desempleo se ha disparado a más del 11 %, 4 puntos porcentuales más que en enero de 2015.

Brasil carece de una vía fácil de recuperación por un motivo sencillo: el problema actual deriva de la intensificación en los últimos años de vulnerabilidades económicas de larga data, en especial, el derroche fiscal y el anémico crecimiento de la productividad.…  Seguir leyendo »

Después de décadas de rápido crecimiento económico y aumento de los ingresos per cápita, Brasil atraviesa momentos difíciles. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el PIB del país está destinado a contraerse en más de un 7% durante el período 2015-2016. Ningún factor por sí solo explica este cambio de suerte. Cuatro factores sí los hacen.

Para empezar, existe la tendencia estructural hacia el aumento del gasto primario gubernamental como proporción del PIB, mismo que alcanzó el 36% en el año 2014, frente al 22% en el 1991. Este aumento refleja una voluntad política para hacer frente a la pobreza y la desigualdad que no fueron abordadas durante las décadas anteriores.…  Seguir leyendo »

Con frecuencia oímos decir que la economía del Brasil está estancada en la “trampa de la renta media.” Desde la crisis de la deuda del decenio de 1980, este país no ha reactivado la transformación estructural ni el crecimiento de la renta por habitante que había caracterizado los tres decenios anteriores, pero, con una combinación correcta de políticas, podría cambiar su suerte por fin.

La explicación prevaleciente según la cual el Brasil no ha conseguido lograr la categoría de renta alta sitúa a este país en el grupo de las economías de renta media, todas las cuales trasladaron trabajadores no especializados de las profesiones con gran densidad de mano de obra a sectores de manufactura y servicios más modernos.…  Seguir leyendo »

Los mercados financieros y las noticias tienen algo en común: suelen oscilar rápidamente entre el éxito y el pesimismo. No existe ejemplo más claro que los análisis sobre las perspectivas de las economías emergentes. En los últimos meses, el entusiasmo por la capacidad de recuperación y el potencial de crecimiento de estos países después de 2008 ha dado paso a pronósticos funestos; hay economistas, como Ricardo Hausmann, que anuncian el final de la «fiesta de los mercados emergentes».

Son muchos quienes actualmente creen que la reciente y extendida desaceleración del crecimiento en las economías emergentes no es cíclica, sino el reflejo de problemas estructurales subyacentes.…  Seguir leyendo »

Gran parte del revuelo que ha rodeado a la reunión de los Ministros de Hacienda y banqueros centrales celebrada el mes pasado por el G-20 en Moscú se centró en las llamadas “guerras de divisas”, reñidas, como acusan algunos funcionarios de países en desarrollo, por países avanzados al aplicar políticas monetarias heterodoxas, pero se desatendió en gran medida otra cuestión decisiva –la de la financiación de la inversión a largo plazo–, pese a que, para poner fin a la política monetaria heterodoxa, será necesaria la revitalización o la creación de nuevos activos y obligaciones a largo plazo en la economía mundial.…  Seguir leyendo »

A switchover of global growth engines is taking place. Developing economies as a whole are now the source of more than half of global GDP growth. As a result, concern has naturally shifted to a new question: Are there risks that some or many of these developing countries could fall prey to the “middle-income trap”?

The “middle-income trap” has captured many developing countries: they succeeded in evolving from low per capita income levels, but then appeared to stall, losing momentum along the route toward the higher income levels of advanced economies. Such a trap may well characterize the experience of most of Latin America since the 1980’s, and in recent years, middle-income countries elsewhere have expressed fears that they could follow a similar path.…  Seguir leyendo »