Paul De Grauwe

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La crise politique italienne pose à nouveau la question de l’avenir de l’euro. Elle met en évidence deux problèmes fondamentaux qui n’ont toujours pas reçu de solutions et qui nécessiteront une révolution dans la gouvernance de la zone euro. Sans quoi cette monnaie n’aura pas d’avenir.

Tout d’abord, dans une union monétaire, la perte de compétitivité d’un pays se traduit presque toujours par une réduction du niveau des salaires par rapport à ses partenaires. Ce mécanisme, que les économistes appellent une « dévaluation interne », est douloureux. Afin de réduire les salaires, les autorités des Etats touchés instaurent des politiques déflationnistes qui poussent ces pays dans la récession et le chômage, et un grand nombre de leurs habitants dans le désespoir.…  Seguir leyendo »

El ex primer ministro británico David Cameron no va a pasar a la historia como un líder especialmente inteligente. Sin embargo, en 2014, cuando tuvo que tomar una decisión sobre el referéndum de Escocia, usó la cabeza y abrió la puerta a la consulta (14 de octubre de 2024). Solo el 45% de los escoceses votó a favor de la independencia.

El contraste con lo sucedido en Cataluña es tremendo. Mariano Rajoy cometió la tontería de recurrir a la violencia para impedir el referéndum, a pesar de que una consulta pacífica habría tenido seguramente un resultado similar al de Escocia. Ahora, España y Cataluña están en rumbo de colisión, una situación que habría podido evitarse si el primer ministro español no hubiera adolecido de dogmatismo y un nacionalismo tan intenso como el de la versión catalana.…  Seguir leyendo »

Desde la década de 1970, los economistas han advertido que una unión monetaria no podría mantenerse sin una unión fiscal. Pero los líderes de la zona del euro no tuvieron en cuenta su consejo –y las consecuencias son cada vez más visibles. Europa enfrenta ahora una difícil elección: corregir este error fundamental en el diseño y avanzar hacia una unión fiscal, o abandonar la moneda común.

La segunda opción tendría consecuencias devastadoras. Efectivamente, si bien la conveniencia de establecer una unión monetaria puede haber sido cuestionable en la década de 1990, desmantelar la zona del euro en la actualidad dispararía una profunda agitación económica, social y política a lo largo de Europa.…  Seguir leyendo »