Pedro Cruz Villalón

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de diciembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Constitución menguante

Una vez más, la presente coyuntura política obliga a una reflexión sobre el devenir de nuestra Constitución. Estamos al borde de los nueve lustros de aquel 6 de diciembre y desgraciadamente seguimos enredados con una Constitución que no acabamos de dar por supuesta. Felices los pueblos que no se ven obligados a atormentarse a diario con su Constitución. En esta ocasión, la pregunta de partida es, ¿por qué será que declaraciones del tipo “la Constitución es el límite”, antes que tranquilidad, producen inquietud?

Así formulada, la pregunta admite varios niveles de respuesta. En el más inmediato, la alarma vendría causada por la noción que esas declaraciones transmiten de la Constitución como el alfa y omega de nuestra convivencia, de modo que a partir de ahí cualquier cosa sería políticamente legítima.…  Seguir leyendo »

Como datos meteorológicos que rompen sus propios récords desde que hay registro, el pasado día 15 la temperatura política de nuestro país alcanzó niveles no recordados desde que echó andar nuestra democracia: una jornada aciaga, un jueves negro. Un par de jornadas más como esta y estaremos hablando de descomposición de nuestro régimen constitucional. Hace cuatro días, esto hubiera sonado a injustificado alarmismo. Hoy, en cambio, hay auténtica alarma ante la aceleración de la crisis de nuestras instituciones.

En estas circunstancias, lo primero es saber cómo hemos llegado hasta aquí, pues solo el conocimiento de lo que nos ha pasado puede permitirnos enderezar la situación.…  Seguir leyendo »

Nuestra Constitución

Concediendo que la Constitución adolezca de todos los defectos que se le quieran atribuir y de todos los vicios que se le quieran imputar, siempre tendríamos que responder con algún desparpajo que es “nuestra” Constitución. Pero sin llegar a tanto: con independencia de sus deficiencias originarias y de sus vicios adquiridos, la Constitución aprobada en referéndum en un cada vez más lejano 78 continúa siendo nuestra Ley Fundamental. Resulta oportuno indagar un poco acerca de lo que esto implica a la vista de las complicadas circunstancias que en el momento de su nuevo aniversario la Constitución atraviesa. Pues la cuestión ahora planteada no es tanto la de estar incondicionalmente de su lado cuanto, mucho más sencillamente, la de no dejarla caer de forma estúpida.…  Seguir leyendo »

En mitad de Los Buddenbrook (Thomas Mann, 1901), cuando las turbulencias de 1848 llegan hasta Lübeck, Johann Buddenbrook pasa a encararse con uno de los revoltosos:

—¿Smolt, se puede saber qué queréis?
—Una república, señor cónsul, eso queremos.
—¡No seas simple, Smolt, ¡no ves que ya tenéis una!
—Pues entonces queremos otra, señor cónsul.

Más allá de la hilaridad y del alivio de tensión que la respuesta de Smolt provoca entre los circundantes, la verdad es que se puede querer una república, aun teniendo ya una. Todo depende de la república que se tenga, y de la república a la que se aspire.…  Seguir leyendo »

El retorno del rey Juan Carlos

El rey Juan Carlos, el emérito, ha dado fin a su breve retorno a España, haciendo posible que el acontecimiento sea analizado en algunas de sus dimensiones. Posiblemente, lo primero a señalar es que el suceso ha tenido lugar rodeado de la falta de profesionalidad que con frecuencia caracteriza a nuestra vida política. Una visita que debiera haber estado programada al milímetro se ha producido sembrada de lagunas e imprevisiones. No es cuestión de dilucidar a quién deba imputarse esta imprevisión, pero resulta casi inocente considerar que se trata de un evento de carácter privado y alcance puramente familiar. Muy al contrario, mientras no haya clara conciencia de que estamos tratando de una auténtica personalidad histórica en lo que a nuestro país se refiere, de quien fue un elemento decisivo de nuestra Transición política, no seremos capaces de afrontar como una sociedad madura la dificultad en la que nos ha situado el cúmulo de cosas mal hechas que, como particular, nuestro rey emérito tiene en su haber.…  Seguir leyendo »

El Tribunal Constitucional, ante el riesgo de la irrelevancia

Hay varias formas de explicar lo que se está haciendo mal, en realidad muy mal, en el actual proceso de renovación del Tribunal Constitucional. Se puede hacer en términos politológicos (léase efectos perversos del bipartidismo). Se puede hacer en términos jurídicos (léase hipotético fraude constitucional). Se puede hacer, en fin, en términos de Teoría de la Constitución (léase consecuencias para el sistema constitucional de determinadas opciones de los actores políticos). Privilegiar ahora esta última perspectiva tiene evidentes ventajas en un contexto en el que hay unos nombres concretos puestos sobre la mesa, respecto de los cuales me importa desde el inicio subrayar que deben quedar enteramente a salvo de lo que sigue.…  Seguir leyendo »

Son muchos los infortunios que han acompañado a la resolución estimatoria acordada por el Tribunal Constitucional del recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, declarando el estado de alarma “para la gestión del Covid-19”. Las desgracias nunca vienen solas, pero al menos en este caso han quedado compensadas por la involuntaria contribución de esta sentencia a poner por fin el foco sobre el estado en que, entre unos y otros, se ha dejado al Tribunal Constitucional. Nada de esto hubiera ocurrido si, por la mínima, en lugar de estimarse el recurso, se hubiera desestimado.

Pero se ha estimado y esto ha sido Armagedón, por no recurrir a expresiones de un castellano más sonoro.…  Seguir leyendo »

Polonia, distinta y distante

La proposición de ley registrada en el Congreso de los Diputados relativa a la modificación del procedimiento de elección de los llamados vocales judiciales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está siendo objeto de intensa crítica en términos jurídicos, léase constitucionales. No me propongo extenderme aquí sobre los problemas de constitucionalidad interna que, de prosperar dicha proposición, acuciarían a la resultante ley orgánica. En lo esencial coincido con lo argumentado por Manuel Aragón en estas mismas páginas (“La Constitución no lo permite”). Es de la otra constitucionalidad, de la europea, de la que aquí quiero ocuparme.

Pues se da la circunstancia de que, si en la vertiente doméstica la crítica se está centrando en la perspectiva constitucional, en la correspondiente a nuestra condición de Estado miembro de la UE el debate se está planteando en términos políticos, desplazando a los constitucionales.…  Seguir leyendo »

La posición constitucional del padre del Rey

Desde que el pasado día 3 se hizo pública la salida de España de don Juan Carlos de Borbón, padre del Rey, la cuestión del estatuto jurídico de su persona está siendo objeto de reforzada atención. Podría pensarse que se trata de una cuestión zanjada, siendo así que son frecuentes los interrogantes, no en último término porque tratándose del Título II de la Constitución el navegador, como quien dice, nos avisa rápidamente de que ha dejado de reconocer la ruta seguida. Básicamente hay que arreglárselas con los sencillos diez artículos del texto constitucional y muy poco más. Pero aun así la Constitución no es tan parca como para no considerar algunos extremos bien establecidos respecto de la posición constitucional del padre del Rey desde el momento de la abdicación de don Juan Carlos en don Felipe.…  Seguir leyendo »

‘Exit’ Karlsruhe

De improviso, el 5 de mayo de este 2020 se ha convertido en el segundo día negro del año para el gran proyecto de integración política que es la Unión Europea. Si el pasado 31 de enero la Unión quedaba dolorosamente amputada de uno de sus más emblemáticos Estados miembros, apenas tres meses más tarde, en una situación de intenso abatimiento para Europa, esta misma Unión contemplaba atónita cómo uno de los máximos logros judiciales de la Europa de la posguerra, el tribunal nacional cuya obra más admiración había suscitado a lo largo y ancho del continente, salía de escena dando un violento portazo.…  Seguir leyendo »

La Constitución bajo el estado de alarma

Al cabo de un mes situados en el estado de alarma, y cuando la salida del mismo se anuncia no como la vuelta directa al statu quo, sino como el paso a una nueva normalidad, conviene interesarse por la suerte de un valor fundamental de nuestra vida colectiva, el valor de la Constitución. La situación de extrema emergencia sanitaria junto a la emergencia social y económica consecuente ha situado en el primer plano una serie de valores colectivos fundamentales. Entretanto, el valor propio de la Constitución se ha visto comparativamente desatendido en todo este anormal contexto. Si se permite decirlo así, se ha puesto a la Constitución al servicio de la lucha contra la emergencia, lo cual es justo, pero con el riesgo de olvidar que la propia Constitución es también un valor básico en sí mismo considerado, y que también él puede salir dañado en la presente situación de emergencia.…  Seguir leyendo »

Parlamentarismo y principio de transparencia

“Las instituciones no son sólo lo que ellas hacen, sino también lo que con ellas se hace” (Francisco Tomás y Valiente)

Estas sabias palabras, referidas en su día al Tribunal Constitucional, vienen espontáneamente a la memoria en una situación en la que nuestro sistema parlamentario de gobierno corre un riesgo no despreciable de griparse. Las instituciones esta vez aludidas son las que protagonizan la fase final del complejo proceso de legitimación democrática característico de esta forma de gobierno: los partidos políticos con representación parlamentaria, en tanto que instituciones que han sido aupadas por la Constitución a su artículo 6; el Congreso de los Diputados como Cámara clave en la articulación de dicho proceso; la presidencia de esa misma Cámara, por lo que se dirá, y el Rey, por fin, como jefe de un Estado definido constitucionalmente como monarquía parlamentaria.…  Seguir leyendo »

El fiasco de las nacionalidades

La inclusión del término “nacionalidades” en la Constitución de 1978 supuso un serio intento por resolver la cuestión nacional en tanto que el primero de nuestros problemas constitucionales, a enorme distancia hoy día de cualquier otro. En sí misma considerada, esta iniciativa aparecía como la operación posiblemente más ambiciosa de las adoptadas por el constituyente. Sin embargo, y al mismo tiempo, ha resultado ser la más desaprovechada, o la peor administrada. La más ambiciosa, porque encerraba la promesa de la superación de un modelo de comunidad política, como venía siendo el caso de la española desde la llegada de la modernidad, marcada por la hegemonía de una nacionalidad en detrimento de otras minoritarias.…  Seguir leyendo »