Pilar de la Vega

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El poeta y filósofo Jorge Riechmann llama al estado al que nos han conducido las nuevas tecnologías –en especial el ‘smartphone’– el ‘laberinto de la cibersoledad’. La expresión, un poco rebuscada, pone de manifiesto el punto al que algunos sociólogos han concluido que nuestra sociedad ha llegado. Ellos, con palabras más sencillas, consideran que en la era digital vivimos permanentemente conectados, pero estamos solos (o corremos el riesgo de acabar estándolo).

Salgan a la calle y comiencen su paseo y, al mirar a su alrededor, comprobarán cómo la mayoría de las personas no miran al cielo o al tráfico de la calle o, lo que todavía es más grave, a la cara de las personas que con ellas se cruzan.…  Seguir leyendo »

Construir la paz es una cuestión de decisión individual e institucional. Empieza en nuestro interior y se irradia fuera, desde lo local hasta lo global. Así, la paz requiere una conversión interior, un cambio de políticas y de prácticas». Lo dice el patriarca Bartolomé I, interviniendo en Asís ante la asamblea inaugural del Encuentro Internacional ‘Sed de Paz: religiones y culturas en diálogo’, treinta años después de la histórica oración impulsada por Juan Pablo II.

El sábado 25 de enero de 1986, en la Basílica de San Pablo Extramuros, donde clausuraba la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, Juan Pablo II dijo: «En esta solemne ocasión, deseo anunciar que estoy llevando a cabo oportunas consultas no solo con varias iglesias y confesiones cristianas, sino también con otras religiones del mundo para promover con ellas un especial encuentro de oración por la paz en la ciudad de Asís» Treinta años después sigue habiendo un gran anhelo de paz, en especial, de parte de aquellos que sufren la violencia, de las víctimas del terrorismo y de las víctimas de las demasiadas guerras en curso.…  Seguir leyendo »

El núcleo de la reforma sobre el aborto propuesta por el Gobierno es políticamente razonable: una ley de plazos (catorce semanas) combinada con doble indicación. De esta forma se ofrece un marco legal más honesto con la realidad y acorde con la legislación europea mayoritaria, como bien fundamenta el dictamen del Consejo de Estado. Es más restrictiva con los abusos, ya que el supuesto del conflicto psíquico de la actual despenalización carece de limitación temporal y ha dado cobertura legal a abortos en estadios de gestación muy avanzados. Además la reforma refuerza la seguridad jurídica de la mujer y del profesional.…  Seguir leyendo »