Rabah Arezki

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La reciente victoria de Argelia en la Copa Africana de Naciones (el campeonato bienal de fútbol masculino del continente) no es sólo la culminación triunfal de un torneo muy disputado. Tras casi cinco meses de un levantamiento popular que ya llevó a la salida del poder del presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, también nos sirve para entender las reformas económicas que el país necesita con urgencia.

La revolución que se desarrolló este año en el país más grande (por territorio) de África tiene amplio apoyo. Como muchos de los movimientos de protesta en la región, el de Argelia lo impulsaron jóvenes frustrados por la falta de oportunidades económicas.…  Seguir leyendo »

Argelia enfrenta la tarea ciclópea de transformar su economía para satisfacer las acuciantes demandas de una población joven, creciente y cada vez más inquieta. Pese a la favorable demografía del país, su economía sigue siendo casi totalmente dependiente del petróleo y del gas natural, que equivalen al 95% de las exportaciones de bienes. Para proveer empleo suficiente a los millones de ingresantes al mercado laboral, durante los próximos años la economía de Argelia tendría que crecer a más del 6% anual. Pero en 2018, el crecimiento del PIB fue un deslucido 1,5%, y se prevé que no supere el 2% por bastante tiempo.…  Seguir leyendo »

El mundo árabe tiene una larga tradición de comercio y empresa. Sin embargo, desde que alcanzaron la independencia, muchos países árabes han adoptado modelos de desarrollo liderados por el Estado que han hecho que sus economías se volvieran excesivamente dependientes del gobierno. Esto es insostenible.

El modelo económico del mundo árabe ha perdurado, a pesar de importantes contratiempos en los años 1990, en gran medida porque el Estado emplea un alto porcentaje de trabajadores y ofrece subsidios universales. Esto elimina el riesgo de las vidas económicas de los ciudadanos, afianzando su dependencia del gobierno y sofocando el espíritu emprendedor y la innovación.…  Seguir leyendo »

Para los países en desarrollo, alcanzar el estado de ingresos medios es una bendición al mismo tiempo que una maldición. Si bien se ha superado la extrema pobreza y las privaciones, lo que suele seguir es una desaceleración del crecimiento que, históricamente, ha hecho que avanzar hacia mayores niveles se dé en casos muy excepcionales. Ciertamente, esa es la situación de los países de ingresos medios de Oriente Medio y el Norte de África (MENA). ¿Existirá una salida?

En los últimos 50 años, las economías de los países de esta región han enfrentado desaceleraciones e incluso estancamientos. Si bien muchas de ellas, especialmente las que dependen de exportaciones de hidrocarburos, han experimentado periodos de un crecimiento más sólido, ninguna puesta al día ha sido duradera.…  Seguir leyendo »

Una prueba del precio del petróleo para los gobiernos del MENA

Desde enero de 2016, cuando acabó la fuerte curva en caída de los precios del petróleo que duró dos años, estos se han más que duplicado. Como regla general, los precios más altos perjudican a los países importadores de crudo y benefician a los productores de petróleo. Sin embargo, en Oriente Medio y el Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés), este rebote presenta una prueba crítica para importadores y productores, cuyo resultado determinará la trayectoria económica futura de la región.

Por largo tiempo, tanto los países importadores como productores de energía de la región MENA han dependido de subsidios energéticos para ofrecer protección social y, en el caso de los productores, distribuir los beneficios que les reporta su riqueza de recursos.…  Seguir leyendo »

Una nueva economía para Oriente Próximo y el Norte de África

Los países de Oriente Próximo y África del Norte (MENA, por sus siglas en inglés) poseen todos los ingredientes que necesitan para dar el salto al futuro digital. Tienen poblaciones jóvenes numerosas y bien educadas que ya han adoptado a gran escala las nuevas tecnologías digitales y móviles. Es una combinación con un inmenso potencial para impulsar el crecimiento y la creación de empleos en el futuro. Pero, ¿lo hará?

El gasto público, históricamente el motor de desarrollo de la región, ha llegado a su límite. Puesto que ya no puede absorber la creciente cantidad de graduados universitarios, la región EMEA presenta en la actualidad una de las mayores tasas de desempleo juvenil del planeta.…  Seguir leyendo »