Rafael Bengoa

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Saltar de crisis en crisis sin afrontar las cuestiones de fondo no va a indicarnos el camino a seguir. Los problemas de la sanidad pública española son urgentes, pero requieren una estrategia a medio plazo que sea capaz de abordarlos en toda su complejidad. El mayor reto organizativo y económico de esta década va a ser dar respuesta a una de las mayores tasas de envejecimiento y cronicidad de Europa. El 91% de la mortalidad en nuestro país se debe ya a enfermedades crónicas, muchas de ellas prevenibles. El crecimiento de la obesidad en adultos y niños, por ejemplo, traerá un aumento de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, y también habrá que atender al creciente número de españoles con enfermedades complejas como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que hoy mata ya tanto como los accidentes de automóvil.…  Seguir leyendo »

El envejecimiento de la población en España es firme y rápido. Vivimos más pero con más enfermedades crónicas. Dentro de 15 años habrá un millón de españoles con demencia senil y alzhéimer. Esta cifra únicamente describe un grupo de enfermedades crónicas. Hay muchas más.

En consecuencia, se estima que la demanda asistencial sobre la sanidad crecerá entre el 10% y el 15% en los próximos 15 años.

Por otro lado, a menudo en la sanidad se repetirá un stress test como el del ébola por algún virus o bacteria emergente y mutada. En los últimos años hemos tenido entre otros el SARS, la gripe aviar, el H1N1 y ahora el ébola.…  Seguir leyendo »

A los argumentos clásicos a favor de la sanidad pública —una obligación social hacia los demás y los buenos resultados en salud que disfruta España— es necesario añadir la aportación económica al país.

Ya en 1993 Robert Fogel, premio Nobel en economía, comentó: “El tren fue el motor económico en el siglo 19, el automóvil en el siglo 20 y la innovación en el sector salud lo será en el siglo 21”.

La crisis económica en España nos ha hecho olvidar que la creación de un sistema de salud universal como el nuestro ha aportado bastante más a la economía que lo que ha costado y que, por lo tanto, es contradictorio no protegerla como un activo más.…  Seguir leyendo »