Rafael Gumucio

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Un joven lanza piedras contra la policía durante una protesta en Santiago de Chile. AFP

“Chile despertó”, dice uno de los eslóganes más socorrido de las marchas que han llenado las calles del país. Cabe preguntarse: ¿de qué sueño, un sueño que habría durado treinta años del que Chile acaba de despertar? Lo cierto es que Chile no acaba de despertar de ninguna siesta profunda. Reviso mis notas de 2011 y reencuentro la mayor parte de los lemas, eslóganes, y demandas de las marchas de hoy. Marchas, las de entonces como las de hoy, multitudinarias, alegres, carnavalescas hasta que terminaban derivando en una violencia que hoy parece haberse independizado y actuar en su propio terreno, su propio horario, con sus propios objetivos que apenas se encuentran con el resto del movimiento.…  Seguir leyendo »

Una persona ora en septiembre de 2018CreditCreditShelby Lum/Richmond Times-Dispatch via Associated Press

Un sacerdote chileno, que no quiere dar su nombre aquí, tuvo la mala idea de salir de su casa con un alzacuello que lo identifica a primera vista como cura católico. Iba a cobrar un cheque al banco, pero en el camino fue fulminado con la mirada. Sin que tuviera tiempo ni lugar para responder, lo llamaron pedófilo, aprovechador, ladrón. La próxima vez que salga de su casa, me dice bajando la voz y la mirada, no llevará en su ropa ninguna señal de su vocación, no solo para ahorrarse el mal rato, sino para no provocar a los paseantes.

No me cuesta creer su relato.…  Seguir leyendo »

Un grupo de personas recorre los anaqueles de una librería en 1969. Credit Jack Manning/The New York Times

A padres y profesores nos cuesta siempre explicar la ventaja moral de preferir la lectura de libros ante la oferta infinita de juegos en internet y las redes sociales. No es difícil explicar por qué leer libros, que ya no son el depositario de la información que fluye en Wikipedia mejor que en cualquier añosa biblioteca, es una actividad no solo útil, sino moralmente provechosa, algo que te hará mejor persona. En mi caso, sé que algunas novelas, películas y obras de teatro me han ayudado a comprender mejor el mundo y las personas. Pero lo cierto es que también esos libros, esas películas y esas obras de teatro me han obligado a hacerme y hacer preguntas incómodas que no me han facilitado precisamente la vida con mis congéneres.…  Seguir leyendo »

Manifestación de los 'chalecos amarillos' en Francia contra Macron. Kiran Ridley Getty

Indignarse e indignar se ha convertido en el objetivo político por excelencia de la actualidad. No por nada uno de los movimientos políticos más importantes de las últimas décadas se llamó “los indignados”, derivados del manifiesto del venerado exdiplomático francés Stéphane Hessel: ¡Indignaos! Otra clase de indignación, pero basada en una misma impaciencia, es la que alimenta a la mayor parte de los votantes de Trump o Bolsonaro. Se sienten cohesionados por un descontento ante sus condiciones en un mundo globalizado.

Twitter, la herramienta con la que los líderes de esa indignación se comunican con sus seguidores, se basa en la construcción y deconstrucción de comunidades virtuales unidas también por la protesta que produce tal o cual declaración, imagen o vídeo corto de la comunidad contraria.…  Seguir leyendo »

En 2004, el entonces comandante jefe del ejército chileno, Juan Emilio Cheyre, admitió la responsabilidad de las fuerzas armadas en la dictadura. Credit Víctor Rojas/Agence France-Presse — Getty Images

En Chile, Juan Emilio Cheyre es conocido como el general del “nunca más”, el militar que admitió a nombre del ejército chileno la responsabilidad que las Fuerzas Armadas tuvieron en la violación sistemática de los derechos humanos de 1973 a 1990, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. El viernes 9 de noviembre, ese mismo militar fue condenado por encubrir crímenes de lesa humanidad.

Con esta sentencia, Chile está ante una posibilidad única: asumir la paradoja histórica encarnada en el general que pidió perdón a las víctimas de la dictadura, que prometió que nunca más se cometerían estos crímenes, y que la semana pasada fue sentenciado a tres años y un día de libertad vigilada por encubrirlos.…  Seguir leyendo »

Leer mata. Mata mucho más, al menos, de lo que puede matar el tabaco. En el origen de cada atentado terrorista, de cada guerra o guerrilla habida y por haber, es imposible no encontrar un libro. Es cierto que detrás de los más inverosímiles actos de bondad o de amor al prójimo también hay libros, a veces los mismos que originan las peores infamias. Pero el bien que los libros pueden hacer no borra el mal que a diario hacen. Ante la amplitud de los daños que provocan los lectores inadvertidos, ¿no sería necesario, como se hace con el tabaco o el alcohol, advertir al incauto de que leer puede ser peligroso?…  Seguir leyendo »

El papa Francisco en Lima, Perú, el 19 de enero de 2018 Credit Luka Gonzales/Agence France-Presse — Getty Images

Este es un país muy desconfiado. La presidenta Michelle Bachelet se lo advirtió al papa Francisco no bien pisó Chile el 15 de enero. Cuatro días de visita por el centro, sur y extremo norte del país no bastaron para disipar esa desconfianza. En Chile, Francisco se convirtió en la prueba viva de que no hay nada más estrecho que el ancho camino del medio: en su breve pontificado ha logrado defraudar las esperanzas de conservadores y progresistas.

En cinco años, el papa ha visitado países de mayoría musulmana, judía, protestante, y ateos, todos ellos con razonable público y sin demasiados escándalos.…  Seguir leyendo »

Desde hace 10 años dirijo un instituto de estudios humorísticos en la universidad Diego Portales de Santiago de Chile. En mi calidad de académico del humor debo responder con cada vez más alarmante frecuencia la pregunta acerca de cuáles son los límites del humor. Nadie, que yo recuerde, me ha preguntado nunca por las posibilidades del humor.

Mi respuesta es invariablemente la misma: no sé cuáles son los límites del humor, lo único que sé a ciencia cierta del humor es que empieza justo donde establecemos sus límites. Esa es su gracia y su desgracia perpetua, estar donde no se lo espera.…  Seguir leyendo »

Tomas de colegio y universidades, bicicletadas nudistas, huelgas de hambres y bloqueos de ciudades enteras. Nunca, ni en la fervorosa unidad popular ni en el épico plebiscito que terminó con la dictadura, tanta gente se había manifestado en las calles de Chile. Los motivos de las protestas son tan diversos como las formas de protestar. Van desde la posible instalación de una central hidroeléctrica en la Patagonia, hasta la reforma radical de un sistema educacional, pasando por la implementación de más ciclovías, o las condiciones de vida de un elefante que jubiló de un circo.

Al terremoto geológico le ha seguido uno ciudadano, cuyo principal damnificado ha sido el palacio de la Moneda y su arrendatario, el presidente Piñera, quien en estos días solo alcanza el 36% de aprobación.…  Seguir leyendo »

Me inscribí en los registros electorales a los 18 años para votar por el No en el plebiscito que acabó con la dictadura de Pinochet en 1988. En todas las elecciones que han seguido he votado por la Concertación por la Democracia -la coalición de centro-izquierda que nació de la campaña contra el a Pinochet-, la misma Concertación que, con más o menos margen, ha ganado cada una de las contiendas electorales a las que se ha presentado desde entonces.

Esta victoria se hizo permanente para los que cumplimos 40 años y no conocemos otra democracia que ésta que ganamos en 1988, parte misma de la realidad.…  Seguir leyendo »

Honduras y su golpe militar nos obligan a plantearnos viejas preguntas que hubiésemos querido olvidar: ¿Es posible la democracia en países que aún no salen del feudalismo? ¿Puede haber democracia burguesa y Estado de derecho en países donde sólo unas cuantas familias ganan cien veces más que la gran mayoría de la población?

La derecha y la izquierda latinoamericana han tenido siempre la misma respuesta ante estas preguntas: conservadores como Diego Portales, libertadores como Simón Bolívar, revolucionarios como el Che Guevara, han mirado a la democracia formal como una importación de lujo, que llegaría después de un largo proceso de preparación y educación del pueblo.…  Seguir leyendo »