Rafael Puyol (Continuación)

Tengo en mi despacho dos fotos, una de Adolfo Suárez y otra de S. M. el Rey, con sendas dedicatorias cariñosas de su puño y letra. No oculto mi orgullo porque los dos son para mí referencia fundamental de la restauración democrática, la pacificación y la recuperación de la concordia entre los españoles.

Conocí a Adolfo Suárez en los prolegómenos de su investidura como doctor honoris causa por la Complutense. Yo era rector entonces y aquella memorable mañana del 26 de mayo de 2006 tuve el honor de pronunciar la laudatio en la ceremonia del Paraninfo de San Bernardo en presencia de SS.MM.…  Seguir leyendo »

Todo el mundo señala la Educación como la vía más segura para salir de la crisis y el instrumento más eficaz para transformar nuestra economía, pero no cumplirá esa decisiva tarea si no se introducen cambios sustantivos en su estructura y funcionamiento. Ante todo, es preciso partir de tres grandes exigencias básicas: la apuesta decidida por la calidad, la creación de instrumentos para que exista una verdadera competencia y que el sistema funcione con eficiencia, sin que eso signifique renunciar a la equidad. Y no creo que en ninguno de esos requisitos fundamentales hayamos alcanzado los niveles exigibles. No es necesario recordar aquí la multiplicidad de informes e indicadores que para cualquier ciclo definen el deterioro de la Educación española.…  Seguir leyendo »

Creemos que las enfermedades infecciosas son una cosa del pasado. Y apoyamos nuestra argumentación en el fuerte retroceso que estas dolencias 'exógenas' han tenido como causas decisivas de nuestro tránsito al otro mundo. Ciertamente es así y lo es también que, gracias a las batallas ganadas a esas parcas mortíferas, hemos podido pasar de un modelo de 'morir de joven' a otro predominante de 'morir de viejo', en el que la acción combinada de las enfermedades cardiovasculares y los tumores ha tomado el relevo causal. Quizá por eso nos preocupa tanto la gripe de 2009: porque refuerza el papel de un virus como causante de enfermedad y muerte y porque, por el momento, afecta más a gente joven que a viejos.…  Seguir leyendo »

Este tiempo, sometido a tantas turbulencias, podría ser un buen momento para la educación. Ante todo porque debemos cambiar nuestro modelo económico, excesivamente basado en el ladrillo y en el 'monocultivo' del sol, por otros de mayor productividad exigentes de una mano de obra más cualificada. Y, en segundo lugar, porque se anuncia la posibilidad de un gran pacto educativo para superar la mediocre situación que este fundamental sector tiene en España. Que la educación es un antídoto contra el desempleo resulta indiscutible. Nuestra Encuesta de Población Activa, con datos previos a la fase álgida de la crisis, ofrecía este panorama: los trabajadores adultos-jóvenes (25-34 años) que no terminaron la secundaria presentaban una tasa de paro del 13%; el índice baja al 10% para los que culminan esta etapa, se reduce al 8% para quienes ostentan un título de Bachillerato o FP y desciende hasta el 6,4% para las personas con Educación Superior.…  Seguir leyendo »

En mi época de rector de la Complutense la Junta Directiva de la CRUE recibió al candidato a la presidencia del gobierno Sr. Rodríguez Zapatero. Se acababa de publicar la LOU y Zapatero anunció a los rectores presentes que si llegaba a La Moncloa cambiaría la norma completamente, ante lo cual, horrorizados, le confesamos nuestro abatimiento. La comunidad universitaria había vivido tiempos muy convulsos durante la gestación de la Ley y estaba en proceso de asimilación y adaptación a la nueva norma. Convencidos de las virtudes que se derivan de la estabilidad de las políticas educativas, otra Ley más nos parecía irresistible.…  Seguir leyendo »

La evolución demográfica española se transformó con la llegada de inmigrantes que relanzaron el crecimiento, recuperaron la natalidad, redujeron levemente el envejecimiento y contribuyeron decisivamente a resolver la demanda de un mercado laboral al alza. La prosperidad económica pasada hizo mejorar las variables demográficas básicas en proporciones impensables pocos años antes. Fuimos durante algún tiempo el escenario de un mundo feliz sin especiales preocupaciones por el futuro. Pero de repente se deshizo la ilusión. La crisis económica, generalizada y profunda, acampó entre nosotros con vocación de permanencia. Sus efectos sobre la economía están siendo devastadores, teniendo a su vez influencias demográficas.…  Seguir leyendo »

A nadie se le oculta que la Universidad española, con las lógicas diferencias entre instituciones, es un bien manifiestamente mejorable. No puede negarse su papel decisivo en la democratización de la sociedad y en la formación de profesionales que el país necesita. Pero no debemos levitar en la contemplación inane de esas bondades olvidando las insuficiencias que limitan su capacidad.

El cambio me parece necesario y en contra de otras voces críticas tengo la opinión de que la adaptación al sistema de Bolonia ofrece una excelente oportunidad, al menos para replantear la formación de los graduados y hacerla más acorde con la realidad laboral y económica del país.…  Seguir leyendo »

Todo empezó en Bolonia en 1999. Allí se inició el proceso para promover la convergencia entre los sistemas nacionales de educación universitaria que permitieran la conformación de un Espacio Europeo de Educación Superior. Su objetivo prioritario fue el establecimiento de titulaciones que fueran reconocidas académica y profesionalmente en toda la Unión Europea y en otros países adheridos. Pero la oportunidad que brinda el proceso pretende aprovecharse para modernizar y mejorar la calidad de los sistemas universitarios implicados y para desarrollar la diversidad y la flexibilidad en la educación superior como instrumento para afrontar los desafíos de la globalización y de una sociedad basada en el conocimiento.…  Seguir leyendo »