Ramón Rodríguez Arribas

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de junio de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Hasta 1995, es decir, bien asentada ya la democracia, existía en España el delito de desacato que, en los artículos 240 y siguientes del Código Penal de 1973, definía como conducta punible la de «los que hallándose un Ministro u otra autoridad en el ejercicio de sus funciones o con ocasión de ellas, las calumniaren, injuriaren, insultaren o amenazaren de hecho o de palabra…». El Código Penal de dicho año 1995 suprimió el desacato a las personas que ejercen autoridad y los artículos 504 y siguientes llevó la sanción solo de multa a «los que calumniaren, injuriaren o amenazaren gravemente al Gobierno de la nación, al Consejo General del Poder Judicial, al Tribunal Constitucional, al Tribunal Supremo o al Consejo de Gobierno o al Tribunal Superior de Justicia de una comunidad autónoma», es decir, trasladó la protección penal únicamente a las más altas instituciones, dejando desprovistas de protección penal a las personas que ejercen su función en las mismas y sobre todo a la persona de los jueces y magistrados.…  Seguir leyendo »

La noticia de que la Fiscalía del Tribunal Supremo había archivado las investigaciones sobre el Rey Don Juan Carlos, que han durado dos años, seguida de una carta del padre del Rey a su hijo, señalando futuros viajes a España, lejos de suponer una satisfacción, que debía de alcanzarnos a todos, ha representado para algunos, incluido alguna autoridad del Estado, un revulsivo para volver a sacar a relucir una inexplicable falta de respeto para el hombre que a la muerte de Franco renunció al inmenso poder heredado para entregárselo a los españoles que, años más tarde, usó de su condición de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas para abortar sin sangre un golpe de Estado, y al que ahora «se piden explicaciones».…  Seguir leyendo »

EL prestigio del Poder Judicial, la confianza de los ciudadanos en las resoluciones de los Tribunales de Justicia, es un elemento esencial del Estado de Derecho, de su estabilidad y de su permanencia. Una de las cosas que más perjudican a ese prestigio es la acusación de politización partidista en los jueces, debiendo tenerse en cuenta que si los ciudadanos, aunque sea injustamente, llegan a tener esa percepción en un porcentaje suficientemente significativo, se producirá un efecto similar a si fuera verdad, porque en materia de Justicia -no hay que cansarse de repetirlo- la imagen llega a ser igual que la realidad.…  Seguir leyendo »

Tribunal de Cuentas

Las noticias sobre la posible responsabilidad contable de una serie de políticos catalanes, unos condenados penalmente y otros no, en relación con los gastos para la financiación del llamado ‘procés’, han traído al primer plano de la actualidad al Tribunal de Cuentas, institución que suele pasar desapercibida e incluso es poco conocida.

Este Tribunal hunde sus raíces históricas en la Edad Media española, y es en el reinado de Juan II de Castilla cuando toma un verdadero cuerpo, creando una tradición que se ha mantenido a lo largo de la historia con diferentes regímenes políticos.

La Constitución Española de 1978 acoge la institución en su artículo 136, en cuyo número 1, párrafo primero, hace una definición muy expresiva: «El Tribunal de Cuentas es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado, así como del sector público».…  Seguir leyendo »

Dios y la libertad

Estudié la doctrina cristiana en el catecismo del Padre Ripalda, escrito hace 400 años, que describía a Dios como «un Señor infinitamente bueno, sabio, poderoso, principio y fin de todas las cosas». Pronto advertí que en esta definición faltaba algo, sin saber qué era; ha sido muchos años después cuando he creído descubrir que Dios era, además, un ser libre y respetuoso con la libertad. Por eso rechacé las teorías científicas que postulan que el universo y sus leyes naturales solo pudieron ser como son, porque con ello se niega la libertad del Creador. De igual forma, me opongo al determinismo, porque niega la libertad del hombre.…  Seguir leyendo »

En España estamos preocupados y no nos faltan razones para ello. En primer lugar estamos sufriendo la pandemia, de proporciones planetarias, de un virus que ha asolado a la población en la mayoría de las naciones y nos ha hecho perder un año en nuestras vidas, por otra parte seriamente amenazadas. La situación ha provocado en España la reiterada declaración del estado de alarma y una serie de normas y actuaciones administrativas a su amparo que, sin entrar en disquisiciones de aciertos o errores, no puede negarse que también está produciendo preocupación.

Si ya antes del Covid-19 había una crisis económica, con un desempleo muy superior al de las naciones de nuestro entorno y un paro juvenil inasumible, la crisis sanitaria no ha hecho más que agravar la situación, con una alarmante destrucción del tejido empresarial, que augura un futuro difícil, al que trata de poner remedio, con medidas extraordinarias de elogiable solidaridad, la Unión Europea.…  Seguir leyendo »

Recuerdo los veranos de estudiante en mi pueblo, cuando las campanas de la iglesia se lanzaban al vuelo, al llamado «toque de rebato», que anunciaba algún desastre que había que evitar o combatir, que en la mayoría de las ocasiones se trataba de un incendio urbano o forestal. Como entonces aún no había teléfonos móviles ni emisoras locales, los vecinos corríamos a la plaza del Ayuntamiento a recibir la información de lo que pasaba y las instrucciones de cómo podíamos ayudar. Se producía entonces una explosión de solidaridad ante un riesgo cierto o una catástrofe segura y se abandonaban simpatías y rencillas para unir esfuerzos ante el mal.…  Seguir leyendo »

La Constitución española de 1978 -lo ha reconocido el Tribunal Constitucional- no estableció una «democracia militante», contrariamente a lo que hicieron la Ley Fundamental de Bonn para Alemania y la Constitución de la V República para Francia, que no toleran que, desde la actividad política, pueda ponerse en peligro la unidad territorial, o la forma de Estado. Por esta razón, se comete un error cuando las pretensiones de los partidos antisistema y separatistas, además de «legales» (lo son porque la legislación española no las prohíbe), se adjetivan de «legítimas», que no lo son, a menos que se pretenda sostener que los Ordenamientos Jurídicos alemán y francés no son democráticos.…  Seguir leyendo »

Okupación

Antiguamente las palabras se usaban para exteriorizar ideas, conceptos, o sentimientos, sobre los que se podía decir la verdad o mentir, por el contenido de las expresiones, pero no por el uso manipulado de las propias palabras. Después ha sucedido un fenómeno que está siendo ya un problema; lo cierto es que, a través de un hábil y desviado uso de la semántica, se llega a influir en la vida social y a confundir a los ciudadanos. En unos casos se trata de incrustar una palabra en una frase, que supone decir lo contrario de lo que significa, en otros es un solo término el que se vacía de contenido, pero donde se ha batido el récord de la habilidad ha sido en la promoción del fenómeno de la «okupación», porque la sola sustitución de una letra ha logrado convertir lo que parecería una falta de ortografía o una errata mecanográfica en un mensaje de reivindicación social, transformando, a los ojos de muchos observadores inocentes, un supuesto delito de usurpación en un acto de justicia.…  Seguir leyendo »

Lo que está sucediendo con la persona del Rey padre, S.M. D. Juan Carlos I, merece algunas reflexiones jurídicas y hasta otras de distinta índole. En primer lugar, proliferan noticias sobre la conducta del que ha sido Rey de España, cuyo fundamento u origen esencial está en una grabación producida sobre la conversación entre un comisario de Policía en prisión provisional y formalmente acusado de graves delitos de corrupción y una titulada «princesa europea», cuyas andanzas sociales nadie podría calificar de virtuosas. Los jueces en general y más los de lo penal han de valorar la credibilidad de los testigos y tampoco parece que haya dudas respecto a que la de los dos personajes apuntados está bajo mínimos.…  Seguir leyendo »

En los años noventa, con ocasión de la caída del «muro de Berlín» y sucesivo hundimiento del imperio soviético, la Unión Internacional de Magistrados (federación de carácter mundial de asociaciones judiciales) organizó una serie de conferencias dirigidas a los jueces de los países del Este, que se asomaban tímidamente a la Democracia, para ilustrarlos sobre lo que había de ser su labor en un Estado de Derecho, fundado, por su propia naturaleza, en la independencia de quienes integran el Poder Judicial y deciden los conflictos sociales aplicando las leyes. En esa labor pedagógica trabajó intensamente, entre otros muchos, el magistrado noruego Arne Christiansen, que nos contó un suceso insólito: Al terminar una de esas sesiones de verdadera formación profesional de jueces, uno de los asistentes preguntó que, si lo había entendido bien, a partir de ahora, en lugar de consultar los fallos que había de dictar con el delegado del Politburó, había de evacuar esa consulta con los dirigentes de los diferentes partidos políticos; error del que el conferenciante le sacó inmediatamente.…  Seguir leyendo »

Oposiciones a la judicatura

Hace muchos años, en junio de 1997, se celebraba en San Juan de Puerto Rico la reunión anual de la Unión Internacional de Magistrados, que entonces tenía el alto honor de presidir, y con esa ocasión tuvo lugar una conferencia de prensa en la que, a preguntas de los numerosos periodistas y con la intervención del entonces presidente del Tribunal Supremo del Estado Libre Asociado a los Estados Unidos, causó sensación y se reflejó al día siguiente en toda la prensa la descripción que hicimos del sistema de acceso español a las carreras Judicial y Fiscal. Produjo asombro y admiración que en España los futuros jueces y fiscales hubieran de acreditar su preparación, demostrándola ante el público que libremente puede acceder a presenciar los exámenes y ante un tribunal de jueces y fiscales veteranos y otros juristas, y que a ello pudieran aspirar de manera libre licenciados y doctores en Derecho.…  Seguir leyendo »

Los constituyentes de 1978, sin duda porque presagiaron que las Autonomías, en la práctica, convertirían al Estado en Federal, introdujeron en nuestra Constitución un precepto, inspirado en el artículo 37 de la Ley Fundamental de Bonn de 1949, que creó la República Federal de Alemania, el Art. 155 CE, que prevé que si alguna comunidad autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le imponen o actuare atentando gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al presidente de la Comunidad y si no fuera atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, «podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general».…  Seguir leyendo »

Eutanasia

Si alguien debe despertar nuestra comprensión y solidaridad son las personas que sufren y por ello, si ese sufrimiento se presenta como insoportable y toman la terrible decisión de ponerle fin acabando con su propia vida, ningún otro ser humano puede atreverse a juzgarlo y para los creyentes el juicio moral solo a Dios corresponde. Desde el punto de vista jurídico, en España son siempre conductas impunes.

El problema se presenta, como ha sucedido con la muerte de María José Carrasco, cuando el suicidio no es posible fisiológicamente por el estado de postración que padecía y es otra persona la que actúa para producir el fallecimiento; esa conducta está castigada en el artículo 143, número 4 del Código Penal, aunque de forma atenuada en atención a las circunstancias de que medie la petición «expresa, seria e inequívoca» de la víctima.…  Seguir leyendo »

El honor, su principal divisa

Ahora hace 175 años, el 13 de mayo de 1844, D. Ramón María Narváez, a la sazón presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra (por aquel entonces los eufemismos eran solo una licencia literaria), presentó a la firma de Su Majestad la Reina Isabel II el real decreto que instauró la Guardia Civil. Fue el fruto de todo un proceso de creación que se inició el 28 de marzo del mismo año y que culminó de acuerdo con la iniciativa y personal intervención del ilustre militar de la más alta graduación, D. Francisco Javier Girón y Ezpeleta, duque de Ahumada, que pasaría a la Historia como fundador del Cuerpo de Policía de carácter militar que, en la actualidad, es reconocido como uno de los primeros entre los que se dedican a la seguridad, a la investigación y a la protección del orden jurídico en los países más avanzados del mundo.…  Seguir leyendo »

El juicio ante el Tribunal Supremo para la depuración de las responsabilidades penales de los miembros del Gobierno y de la Mesa del Parlamento de Cataluña, así como de dirigentes de asociaciones independentistas, con ocasión del referéndum, la aprobación de las llamadas «leyes de desconexión», la declaración de independencia y la proclamación de la república, constituye un acontecimiento para la historia ante una crisis institucional gravísima en España, que se ha dado en llamar «golpe de Estado lento», descripción que suele molestar a los que lo protagonizaron y a sus seguidores -lo que es explicable-, pero también a algunos que se proclaman contrarios, lo que ya resulta extraño.…  Seguir leyendo »

Nunca me ha gustado el título de «Rey emérito», coincido en ello con mi admirado Antonio Burgos, del que soy ocasionalmente vecino en estas páginas. Siempre que puedo le dirijo a Don Juan Carlos I el apelativo de «Rey Padre». Si es Rey y es padre del que felizmente reina en España, es claro que ese título le corresponde por derecho propio, siendo además conforme con la esencia de la Monarquía, que se basa en la sucesión hereditaria de una familia.

Hay además otra razón para llamar padre, y no solo en el sentido dinástico, al Rey que, con habilidad y prudencia admirables, supo encontrar a las personas, arbitrar la fórmula y lograr el éxito de una operación política que trajo a España la plenitud de un sistema democrático, sin la más mínima perturbación jurídica, «de la Ley a la Ley», como se dijo entonces y debe recordarse ahora con la insistencia que sea necesaria, porque a la Constitución se llegó desde la aplicación del Ordenamiento jurídico vigente en el régimen de Franco, aunando bajo la inspiración, el prestigio y la autoritas del Monarca, la voluntad de unos y de otros, hasta el acuerdo histórico que hizo compañeros de Parlamento a exministros del régimen anterior, como Fraga, y exiliados recién venidos, como Santiago Carrillo.…  Seguir leyendo »

El próximo 28 de enero de 2019 se cumplirán 99 años de la fundación de la Legión, instituida por decreto firmado por S.M. D. Alfonso XIII y creada a imitación de la francesa, como unidad de choque de soldados profesionales, anticipo de lo que muchos años después ha sido la tónica general en los ejércitos de las grandes naciones.

La Legión Española, que se formó realmente como cuerpo militar en el otoño de ese mismo año, con las primeras inscripciones de voluntarios, bajo el mando del que fuera su inspirador, el entonces teniente coronel Millán Astray, pronto alcanzó fama por el valor, la disciplina y el compañerismo de sus soldados y la eficacia de sus mandos, convirtiéndose en poco tiempo en una verdadera unidad de élite que en el norte de África sirvió para pacificar la situación en el protectorado y en la retaguardia, al corregir, con su eficaz labor, los sucesivos desastres anteriores que habían minado la moral de Ejército y ciudadanos en la llamada Guerra de África.…  Seguir leyendo »

Indultos

Aunque su supervivencia se suele fundar, tanto en razones de ejercicio de la soberanía como de Equidad para moderar el rigor de la Justicia, es lo cierto que la facultad de ejercer el «derecho de gracia», que se reserva al Ejecutivo, es una reminiscencia del poder absoluto que permitía enmendar la plana a los jueces en materia de condenas penales. En España la ley que lo regula es la de 24 de junio de 1870, reformada el 14 de enero de 1998, y últimamente el 31 de marzo de 2015. La Constitución de 1978 vino a reconocer la pervivencia de esta institución en su artículo 62 i) situándola entre las funciones que corresponden al Rey, si bien el artículo 64 CE establece la necesidad general del refrendo «por el presidente del Gobierno y, en su caso, por los ministros competentes», lo que en materia del ejercicio de la gracia corresponde al ministro de Justicia.…  Seguir leyendo »

Un rey y un juez

Haceahora un año de los graves acontecimientos que tuvieron lugar en Cataluña y de los que, desgraciadamente, no parecen haber aprendido los secesionistas que los protagonizaron. Cualesquiera que sean las valoraciones que quieran hacerse, resulta difícil evitar reconocer que aquellos días España sufrió, lo que Alfonso Guerra calificó de «un golpe de estado lento», por que se produjo meticulosamente preparado y anunciado con descaro a lo largo de mucho tiempo. Si se mira desde el lado jurídico, aún está pendiente de calificarse definitivamente, pero pudiera tratarse de una sedición y hasta de una rebelión. Y con una perspectiva sociológica fue, sin duda, el peor ataque que puede sufrir una Nación, a su integridad territorial y su soberanía, y fue, además, la culminación de la división de los españoles en Cataluña, que se había estado fraguando varios años atrás desde la escuela, falseando la historia y hasta la geografía, y desde la propaganda antiespañola, orquestada incluso desde los medios públicos de comunicación; esa división es la antinatural entre españoles que no quieren serlo y los que permanecen fieles a la «patria común e indivisible» que proclama el Art.…  Seguir leyendo »