Raúl Conde

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

«Se deslizó el tren entre filas de vagones, retemblaron las placas giratorias con estrépito férreo y apareció la estación del Mediodía iluminada por arcos voltaicos», escribe Baroja en La busca. Machado, en Campos de Castilla, añade: «Corre el tren por sus brillantes rieles, devorando matorrales, alcaceles, terraplenes, pedregales, olivares, caseríos, praderas y cardizales, montes y valles sombríos». Los escritores del 98 observaban el ferrocarril a modo de materia novelable, pero también como un reflejo de la crisis nacional finisecular consecuencia del desastre colonial de ultramar. Aquellos eran trenes que circulaban con torpe traqueteo, con la inercia de hierros y cadenas, y con el ruido de las viejas locomotoras que atravesaban apeadores en medio de la llanura yerma y solitaria.…  Seguir leyendo »

«España es el problema y Europa la solución». La severa sentencia de Ortega ya había sido refutada por Unamuno en un soberbio artículo publicado en La España moderna en diciembre de 1906. El pensador vasco situaba la europeización entre los «tópicos regeneradores» que venían repitiéndose desde el desastre finisecular. Y agregaba: «El término europeo expresa una idea vaga, muy vaga, excesivamente vaga, pero es mucho más vaga la idea que se expresa con el término moderno. Y si las juntamos, parece como que dos vaguedades deben concretarse y limitarse mutuamente, y que la expresión europeo moderno ha de ser más clara que cualquiera de los dos términos que la componen; pero acaso sea en el fondo más vaga que ellas».…  Seguir leyendo »

Curtido en los exuberantes serrijones de la montaña leonesa, Julio Llazamares es una voz imprescindible para entender eso que ahora llamamos la España vacía. El título del ensayo de Sergio del Molino en Turner ha tenido la virtud de bautizar una realidad nacional –la despoblación de más de la mitad del territorio de España–, que antaño se reducía a un enfoque local. A ello hay que sumar otros libros imprescindibles para entender este proceso de vaciamiento del campo español, cuya obra canónica es La lluvia amarilla (1988). Llamazares relató el soliloquio de Andrés de Casa Sosa, el último habitante de Ainielle, una aldea anclada en el Pirineo de Huesca.…  Seguir leyendo »

Punto de vista. Cesión de espacios públicos en Madrid

Aprovechar la energía ciudadana. Por Raúl Conde.

Uno de los principales errores de casi un cuarto de siglo de Gobierno popular en Madrid fue su porfía en un perfil urbano que, como dijo Umbral, huele "a salida de los toros, a mierda de animal muerto y a fumador piorreico". Madrid sigue siendo la capital galdosiana del cañeo, la burocracia y los congresos. Pero ha devenido en una ciudad aletargada, sin una marca internacional, endeudada hasta el corvejón y con una energía ciudadana adormecida fruto de una política que ha optado por el elitismo del mercado de San Miguel en lugar de tapar los socavones de las aceras en Usera.…  Seguir leyendo »