Ricardo Lezcano

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Septiembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El golpe de Estado franquista de 1936 y la Guerra Civil me pillaron viviendo solo en Barcelona. Mi familia, desde Canarias, me costeaba mis estudios mercantiles, pero la guerra cortó de raíz estas ayudas. Con 19 años, sin casa y sin dinero, algunos amigos me sugirieron que intentara entrar en los Boy Scouts de Cataluña, que habían ampliado sus actividades auxiliares surgidas de la propia Guerra Civil. Disponían, además, de un cuartel propio en la calle Lledó. A principios de 1937 me admitieron y vistiendo un hermoso uniforme fui encargado de la limpieza (cap d’escombras) de nuestro local, donde yo tenía cama y comida.…  Seguir leyendo »

Por más que la Memoria Histórica haya sido laureada con una medalla o con una cruz, que en este caso ha sido una ley, tengo la impresión de que en muchas existencias humanas, ricas en años y en experiencias han sucedido hechos memorables que no han sido arropados por ninguna memoria histórica, sino simplemente por la memoria cotidiana y personal.

Personalmente he sido testigo, y a veces víctima, de tormentosos sucesos, especialmente durante nuestra Guerra Civil, sucesos que, inexplicablemente, han pasado desapercibidos para los historiadores de nuestra contienda.

En 1937 yo vivía en Cataluña y fui movilizado, pero sólo me consideraron apto para servicios auxiliares y este destino afortunado me hizo vivir un extraño suceso.…  Seguir leyendo »

No puede decirse que los medios informativos hayan sido obscuros o lacónicos en sus investigaciones, profecías o juicios de valor sobre la actual crisis financiera, aun cuando a mi juicio no han faltado innecesarias Casandras pregonando apocalípticas amenazas sobre este tema.

Esta facundia informativa aumenta cuando algún medio pretende buscar similitudes entre la crisis de 1929 y la que nos flagela en estos momentos. Bien es verdad que la distancia temporal entre estas dos crisis se acerca a los 80 años y no resulta fácil encontrar a alguien que haya vivido con un mínimo de raciocinio estas dos fechas, quizás sólo personajes de larga vida literaria, como el centenario Francisco Ayala.…  Seguir leyendo »