Ricardo López-Aranda

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La Unión Europea parece una construcción en permanente equilibrio inestable, sujeta a la constante tensión entre, por un lado, los Gobiernos y los intereses nacionales y, por otro, los intereses y las instituciones comunes. Para los detractores del proyecto de integración, esta tensión pone en evidencia la débil legitimidad democrática de sus instituciones, que no se sustentan en la existencia de un verdadero pueblo europeo. Por ello, cualquier transferencia de poder hacia lo supranacional sería ilegítima, o en todo caso instrumental, válida sólo en la medida que amplifique los intereses nacionales. Desde este punto de vista no cabría hablar de democracia europea, pues no habría más democracia que la interna.…  Seguir leyendo »