Roberto Laserna

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Las crecientes dificultades que atraviesan Venezuela y Argentina exhiben al populismo latinoamericano en su punto más bajo desde que se consolidó a comienzos del siglo. El venezolano Nicolás Maduro no sabe cómo enfrentar un descontento político y social que crece con el deterioro de la economía. Y Cristina Kirchner está ante el dilema de aceptar un fallo de la justicia de Nueva York que lo obliga a pagar su deuda con “fondos buitre“ o aislarse internacionalmente con un nuevo default en un contexto de alta presión inflacionaria.

En Venezuela el desabastecimiento se extiende y no cesan los disturbios en los que ya han muerto 43 personas.…  Seguir leyendo »

“La Madre Tierra no está en venta” dijo con vehemencia el representante boliviano ante la Conferencia de Doha, afirmando que “no hemos venido a hacer negocios con el cambio climático”. Este esfuerzo por ejercer cierta superioridad moral sobre los demás países, sin embargo, pierde credibilidad cuando se lo confronta con las políticas que se aplican para preservar el medio ambiente en la misma Bolivia.

El discurso radical en defensa del medio ambiente, que rechaza los instrumentos de mercado para la conservación de bosques y áreas vulnerables, así como los compromisos graduales de reducción de emisiones, se basa en la idea de que la causa de la destrucción ambiental en el mundo es el capitalismo, y no el uso de tecnologías específicas o la debilidad de los mecanismos reguladores.…  Seguir leyendo »

El gobierno del Presidente Evo Morales parece encaminar su experiencia populista al fracaso. Frente a crecientes reclamos de los sectores más afectados por la inflación, promete cambios y demora decisiones pero, en esencia, no modifica sus políticas

A veces prevalece el sentido común en la gestión económica, pero por muy poco tiempo. Al finalizar el 2010 el gobierno boliviano decidió eliminar los subsidios a los carburantes. Buscaba reducir la sangría que representa importarlos a precios internacionales para venderlos a precios inmóviles desde hace diez años. Pero revirtió su decisión en menos de una semana porque la protesta social puso en las calles a las mismas organizaciones que lo encumbraron.…  Seguir leyendo »