Sami Naïr (Continuación)

La impresión que quiere dar Nicolas Sarkozy es que Francia está de vuelta en todos los ámbitos tras el no en el referendo sobre el Tratado Constitucional europeo. De ahí las propuestas a Alemania sobre un minitratado, la estrategia de gesticulación en Darfur, las "propuestas para una nueva política mediterránea". Sin embargo, y hasta que se demuestre lo contrario, no hemos visto nada particularmente original en todos estos dominios. Es una lástima, pues hay mucho que hacer, y en primer lugar reactivar de manera efectiva la construcción europea sobre nuevas bases. Sin embargo, la retórica de comunicación funciona y las cancillerías se plantean legítimamente la cuestión de saber cuál es el contenido de este activismo mediático-diplomático.…  Seguir leyendo »

No pierde ripio. Es presidente de la República, pero también primer ministro, ministro, viceministro, realizador de los grandes eventos mediáticos (¡el 14 de julio!)...; en suma, es un jefe, el jefe de todo lo que se mueve. Y no lo hace demasiado mal, si se trata de demostrar que Francia ha salido de su larga etapa de atonía chiraquiana. A decir verdad, cualquier presidente se hubiera visto obligado a actuar con la misma energía y por la misma razón, pero seguramente ninguno lo hubiera hecho con tanto know how: Nicolas Sarkozy es antes que nada un hombre mediático que sabe pulsar los ambientes.…  Seguir leyendo »

Ségolène Royal hubiera podido ganar las recientes elecciones presidenciales, pero ha perdido. ¿Por qué? Es demasiado pronto para ofrecer un análisis detallado y verdaderamente significativo de las elecciones, máxime cuando las próximas legislativas corren el riesgo de complicar aún más la situación. En cambio, ya es posible despejar las grandes líneas que se desprenden del análisis de los resultados electorales y cotejarlas con su trasfondo sociológico y político. Pero antes hay que considerar varios elementos vinculados al comportamiento electoral de la población francesa. Todo el mundo ha señalado el impresionante porcentaje de participación, que ha superado el 86% en las dos vueltas.…  Seguir leyendo »

Las elecciones presidenciales francesas han experimentado su apogeo durante el debate, el miércoles pasado, entre los dos principales candidatos que han quedado en liza después de la primera vuelta: Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal. Los telespectadores han podido así constatar, tanto por la duración del enfrentamiento como por la complejidad de las cuestiones abordadas, que en estas elecciones se operaba un choque frontal entre dos visiones de la sociedad y dos proyectos distintos.

Estos dos proyectos corresponden a dos estrategias diferentes para la conquista del poder político. Durante casi cinco años, Sarkozy ha ido tejiendo pacientemente su telaraña; ha emprendido las rupturas necesarias para aparecer como un candidato nuevo, aunque ha sido ministro hasta hace poco.…  Seguir leyendo »

Los electores franceses decidirán mañana quiénes serán los dos candidatos finalistas de las presidenciales. En la primera vuelta, los electores pueden elegir un candidato en función de sus preferencias más intensas; en la segunda, pueden apoyar al que les parece más cercano a estas preferencias, sin que por ello sea el mejor o el más seguro. Es el desistimiento republicano.

La primera vuelta tiene que ver con algo dramático, en el sentido teatral de la palabra. Todos los problemas de la vida común se exponen y se debaten, pero los electores saben que su elección tendrá una segunda oportunidad y que podrán rectificar su votación.…  Seguir leyendo »

Nunca desde 1981 habíamos tenido una campaña electoral tan poco apasionante. No es por culpa de los candidatos. Tanto Nicolas Sarkozy como Ségolène Royal saben utilizar, con una maestría excepcional, los medios de comunicación y son expertos en el arte de teatralizar la competencia política. Incluso hay un tercer hombre, François Bayrou, que intenta sacudir el juego de los principales candidatos, y eso podría alegrar un poco más el debate. Pero no, sigue la campaña en un tono plano, casi gris. Quedan cinco semanas para la votación y los sondeos no dan una visión bastante fiable del porvenir para decidir quién va a imponer sus reglas de juego.…  Seguir leyendo »

La reunión "trilateral" entre la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, celebrada el 19 de febrero en Jerusalén, no ha representado siquiera un tímido paso hacia delante para replantear el proceso de paz. De nuevo, los Estados Unidos e Israel han impuesto una serie de condiciones que, en esta etapa preliminar, no pueden cumplirse. No han querido valorar la importancia que tiene el acuerdo interpalestino alcanzado, después de superar innumerables dificultades, hace tan sólo algunos días en La Meca bajo la presidencia del rey Abdullah de Arabia Saudita. De nuevo, un destello de esperanza que se acaba.…  Seguir leyendo »

Al principio, nos sorprendió. Estábamos acostumbrados a campañas presidenciales centradas en unos programas definidos previamente por un acuerdo entre el candidato y el partido que le apoya. Es lo que había hecho Nicolas Sarkozy. Es lo que no quiso hacer Ségolène Royal. Fiel a la imagen que pretendía dar, de una práctica de la política basada en la participación democrática de los ciudadanos, prefirió lanzar amplios debates "participativos" (más de 6.000 en toda Francia) en los que pudiera expresarse la palabra ciudadana, en los que pudieran tenerse en cuenta los temores, las recriminaciones, las rebeliones y las propuestas. Los debates se organizaban a propósito de temas concretos (educación, empleo, jubilaciones, vivienda, sanidad, la mezcla de nuestra sociedad, juventud, seguridad, etcétera) y en cada ocasión estaba presente la candidata o algún otro dirigente, que escuchaba los deseos de los ciudadanos y prometía integrarlos dentro de un programa coherente.…  Seguir leyendo »

Es importante lo que proponen André Azoulay y Hubert Védrine a propósito del conflicto palestino-israelí ("Un Libro Blanco para Oriente Próximo", EL PAÍS, 17/01/2007). Más importante todavía porque es la primera articulación política del diálogo de civilizaciones lanzado por el presidente Zapatero bajo los auspicios de la ONU. Sin limitarse a reafirmar el reconocimiento a priori del doble derecho, complementario y recíproco, de los protagonistas (un Estado israelí reconocido y con la seguridad plenamente garantizada, y un Estado palestino viable y democrático), la idea central del texto es que, para que el conflicto palestino-israelí quede resuelto en las conciencias, exige algo más fundamental, una labor de "verdad", de "análisis frío y racional" de sus causas y sus efectos.…  Seguir leyendo »

Las recomendaciones del informe del Grupo de Estudio sobre Irak, presidido por James Baker, hechas públicas el 6 de diciembre de 2006, constituyen una crítica muy dura del mesianismo fanático presentado en forma de política exterior por el grupo de neoconservadores estadounidenses dirigido por Dick Cheney, Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz, George W. Bush y otros comparsas.

Aunque busca una solución de salida para Estados Unidos, el informe se pronuncia contra una retirada inmediata de las tropas estadounidenses, contra el statu quo, contra el envío de nuevos soldados a Irak y contra la división de Irak en tres regiones. Extrae así la lección principal del desastre, a saber, que EE UU no se halla en situación de aportar una solución clara, buena y definitiva, a la tragedia que ha provocado.…  Seguir leyendo »

Con más de cuarto millones de musulmanes --casi la totalidad de ellos se consideran ante todo franceses y un número importante se declara sin pertenencia religiosa--, el islam se ha vuelto un elemento de la competición política. No porque los candidatos a las elecciones deban tener en cuenta los derechos religiosos de los musulmanes, sino porque el comportamiento, la actitud global hacia el islam, puede generar reacciones identitarias, tanto por parte de los musulmanes como en relación con los ciudadanos franceses de tradición cristiana y laica.

No escapa a esa situación la competición en las elecciones presidenciales. Al ocupar un papel nuevo e importante en el paisaje cultural, el electorado de confesión musulmana interesa mucho en la batalla política.…  Seguir leyendo »

Un año después de los acontecimientos de octubre y noviembre de 2005, en los que las barriadas de Francia estallaron bajo la violencia de los jóvenes manifestantes, no ha cambiado verdaderamente nada. Lo único, que la rebelión se ha endurecido y los delincuentes actúan de forma cada vez más violenta. Para "festejar" el aniversario de aquellos sucesos, se han producido revueltas dispersas, muchas veces lejos de donde se produjeron los primeros incidentes. Se han vuelto a quemar cientos de coches y autobuses, que siguen siendo, a diario, blanco de la venganza juvenil. En Marsella han atacado e incendiado un autobús, y hubo una joven gravemente herida.…  Seguir leyendo »