Santos M. Ruesga

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Abril de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Combatir el fraude fiscal en cualquiera de sus formas debe ser una prioridad, no sólo de las organizaciones públicas, en particular de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), sino de la sociedad en su conjunto.

Precisamente, uno de los problemas con los que se enfrenta en España una política decidida y continuada de lucha contra la evasión y la elusión fiscales es la existencia de muchos colectivos de la sociedad civil que no sólo niegan la calificación del fraude fiscal como lo que es: un comportamiento delictivo e insolidario que daña los fundamentos del Estado social y democrático que debemos perseguir los españoles, según el artículo 1.1 de la Constitución, sino que, incluso, lo aplauden y jalean.…  Seguir leyendo »

Si veis volar en círculo un grupo de aves carroñeras, trazad una línea vertical desde el centro geométrico y en el suelo encontraréis o el cadáver o el animal moribundo. Leyendo la prensa estos días hemos trazado esa línea para encontrarnos con la descomposición orgánica generada por la reforma en curso de nuestro sistema público de pensiones. El vuelo intenso de compañías aseguradoras y entidades bancarias a la caza de ahorradores, con ofertas variadas de productos financieros para colocar el resultado del miedo a la caída de las pensiones públicas, nos indica la cercanía del sujeto moribundo: la cuantía de estas.…  Seguir leyendo »

En tiempos de crisis emerge el debate sobre el tamaño y la dinámica de la economía sumergida, con afirmaciones sobre su comportamiento anticíclico, no exentas de un cierto carácter exculpatorio para los poderes públicos, que eluden así parte de sus responsabilidades de gestión. La Comisión Europea ha mostrado su preocupación por este fenómeno que erosiona peligrosamente las arcas públicas. “El comisario de Fiscalidad, Algirdas Sementa, celebró los progresos y la acción en la lucha contra la evasión fiscal, que le cuesta en torno a un billón de euros al año a Europa” (EL PAÍS, 14 de abril de 2013).

El incremento de la economía sumergida lleva a una erosión considerable de la base fiscal con la consecuencia de una menor provisión de infraestructuras y de bienes básicos públicos que derivan en un menor crecimiento de la economía y, vuelta empezar, menor recaudación fiscal.…  Seguir leyendo »

Si nuestros actuales gobernantes se hubieran molestado en hacer explícitos sus objetivos cuando diseñaron la reforma laboral decretada ahora hace un año, entenderíamos mucho mejor lo sucedido en realidad en el último año en la economía española y, más en particular, en su mercado laboral. En documentos gubernamentales posteriores a la reforma se aludía a objetivos distintos del de la creación de empleo, que es el que hacía suyo la Ley 3/2012. Así, el Programa de Estabilidad de 2012 dejaba claro que uno de los fines a conseguir con los cambios en la regulación de las relaciones de trabajo consistía en impulsar un ciclo de moderación de rentas (devaluación interna) bien que solo de salarios.…  Seguir leyendo »

Tres heridas profundas, emulando el verso de Miguel Hernández, de la economía española caminan juntas en esta crisis y no son solo ellas las que nos impiden andar; hay una cuarta. A esas tres heridas, el endeudamiento, las desigualdades crecientes y las políticas erróneas, de austeridad, tratan de dar respuesta las mejores cabezas de nuestra profesión. ¿Son suficientes las recetas de Stiglitz, Krugman y Rogoff? Posiblemente, estos tres autores constituyen las caras más visibles de políticas alternativas a las doctrinas y políticas oficiales de la austeridad ante esta gran depresión, desde el otro lado del Atlántico pero con influencia clara en Europa.…  Seguir leyendo »

En el contexto crítico actual se aviva el debate sobe el euro como moneda común, en un entorno institucional débil, deficiente y asimétrico. Debate que en puridad debiera haberse tenido allá por finales de los años noventa del pasado siglo, cuando el euro arranca y se define el “manual de comportamiento” para los integrantes del club (el Pacto de Estabilidad y Crecimiento). Pero entonces, la euforia europeísta que acompañaba a una fase de intenso crecimiento económico nos obnubiló y aceptamos sin más las bondades de una moneda única, sometida tan solo a criterios de corte monetarista que no contemplaban para nada el disímil mapa económico de la Europa que se integraba.…  Seguir leyendo »

Estamos asistiendo a un episodio más de una larga telenovela que dura casi ya treinta y cinco años, “La reforma del Estatuto de los Trabajadores”. El guión de la reforma se ha movido a través de un argumento básico: dotar de mayor flexibilidad al sistema de relaciones laborales. Primero se abordó la flexibilidad externa, por el lado de la contratación, al albur de aumentar la generación de empleo. Después, se intentó atender a la flexibilidad interna, en el buen entender que con ello se mejorarían las condiciones de las empresas para aumentar su nivel de productividad. Y en un tercer nivel, se modificaron también algunas de las normas que afectan a la salida de la relación laboral, básicamente en lo que se refiere al coste del despido y a facilitar el improcedente.…  Seguir leyendo »