Selim Jahan

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Para la mayoría de la gente, la mejor manera de medir el “desarrollo” es por la cantidad de cambio -como mejoras en el ingreso promedio, expectativa de vida o años de escolaridad-. El Índice de Desarrollo Humano (IDH), una medición compuesta del progreso nacional que supervisa mi oficina en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, combina estas tres estadísticas para clasificar a los países entre sí.

Lo que muchos no ven, sin embargo, es que esas métricas, si bien útiles, no cuentan toda la historia del desarrollo. En verdad, para entender cuán desarrollado es un país, también debemos comprender cómo la vida de la gente se ve afectada por el progreso.…  Seguir leyendo »

Se ha dicho que los estadísticos son personas a las que se les enjuagaron las lágrimas. Este es un mensaje que los asistentes a las reuniones de primavera del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional en Washington deberían tener en mente cuando evalúan el progreso del desarrollo global.

A pesar de los impresionantes logros que han alcanzado muchos países, cientos de millones de personas todavía están excluidas. Para destacar este problema, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha hecho de la inclusión social y económica un tema relevante de su Informe sobre Desarrollo Humano 2016, “Desarrollo humano para todos”.…  Seguir leyendo »