Shahid Javed Burki

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Muchos occidentales consideran la decisión de la Corte Suprema de Pakistán de destituir al primer ministro Nawaz Sharif, que gozaba de una cómoda mayoría en la Asamblea Nacional, como una preocupante señal de que reaparecido la inestabilidad política, e incluso como un anuncio de regreso al autoritarismo. Sin embargo, la historia política de Pakistán sugiere lo contrario.

El Pakistán actual no surgió en agosto de 1947, momento en que ganó su independencia, sino más bien en diciembre de 1971, cuando la región oriental del país se convirtió en Bangladesh tras una sangrienta guerra civil. Posteriormente, gobernó el país una democracia parlamentaria liderada por el carismático primer ministro Zulfikar Ali Bhutto.…  Seguir leyendo »

Gran parte del mundo musulmán está sumido en la agitación. En Siria, una guerra brutal ya se ha cobrado 250.000 vidas, desplazado a la mitad de los 21 millones de habitantes del país y enviado a un millón de refugiados a Europa en busca de asilo. En Yemen, la tribu houthi se alzó contra el gobierno y ahora enfrenta ataques aéreos liderados por los sauditas. Conflictos como esos reflejan una cantidad de factores, siendo el más prominente los conflictos entre dos sectas del Islam, los sunitas y los chiitas, y entre fundamentalistas y reformistas.

El régimen alauita del presidente sirio, Bashar al-Assad, cuenta con el respaldo de las potencias chiitas, especialmente Irán, cuya influencia regional depende de que un régimen chiita se mantenga en el poder.…  Seguir leyendo »

Recientemente, salió a la luz que Estados Unidos estaba intentando negociar con Pakistán un acuerdo para restringir el programa de armas nucleares de rápido crecimiento de los paquistaníes. Suena a buena noticia: cualquier medida a favor de la no proliferación parece un paso positivo. Desafortunadamente, en este caso el esfuerzo ha tenido algunas consecuencias peligrosas no deseadas.

Todo comenzó el mes pasado, cuando los medios estadounidenses informaron que prácticamente ya se había alcanzado un acuerdo. Primero, David Ignatius de The Washington Post informó, en base a conversaciones con altos funcionarios de Estados Unidos, que ya se había llegado a un acuerdo sobre una cantidad de medidas que tomaría Pakistán para reducir su dependencia de las armas nucleares como elemento de disuasión.…  Seguir leyendo »

El 16 de diciembre, los talibanes atacaron una escuela del Ejército en Peshawar y mataron a 132 niños y nueve adultos. Ocho terroristas vestidos con uniforme militar penetraron en el muy vigilado perímetro de la escuela y abrieron fuego contra los estudiantes y el personal de la escuela. Unos comandos del ejército pakistaní lucharon contra los intrusos durante varias horas antes de matar al último atacante.

El asalto a la escuela militar fue el más mortífero de la historia de los talibanes. Ahora la cuestión es si resultará ser un punto de inflexión para el Pakistán en sus relaciones con ese grupo.…  Seguir leyendo »

El mes pasado, tras años de indecisión, el ejército pakistaní inició una operación militar a gran escala en la Zona Tribal de Waziristán del Norte para eliminar las bases terroristas y poner fin a la anarquía en la región. La idea es limpiarla de combatientes extranjeros que usan este territorio como base para diferentes campañas yihadistas en el mundo musulmán. Sin embargo, al generar otra crisis de refugiados más, se corre el riesgo de propagar la amenaza terrorista a otras partes de Pakistán como Karachi, su mayor ciudad y nudo comercial.

Son varios los grupos terroristas que operan desde zonas de refugio al interior de esta zona tribal y, colaborando con otras organizaciones del país, ya han atacado a Afganistán, China, India e Irán, los cuatro vecinos de Pakistán.…  Seguir leyendo »

Pakistani institutions are evolving rapidly. With executive authority increasingly in the hands of elected representatives, rather than dispersed among various competing institutions, the political establishment has been revitalized — and it has taken three important steps toward strengthening democracy and the rule of law.

Is Pakistan, a country long prone to military coups, finally developing a well-functioning political system?

On Nov. 27, Pakistani President Mamnoon Hussain — acting on the prime minister’s advice, as the constitution dictates — announced that Gen. Raheel Sharif would succeed Gen. Ashfaq Parvez Kayani as chief of army staff, even though Sharif was not among the military establishment’s favored candidates.…  Seguir leyendo »

Las instituciones paquistaníes están evolucionando rápidamente. Ahora que la autoridad ejecutiva se concentra cada vez más en manos de representantes electos en vez de estar dispersa entre varias instituciones que compiten entre sí, la clase dirigente política se ha revitalizado y ha dado tres pasos importantes para fortalecer la democracia y el imperio de la ley. Pakistán, un país con una larga tradición de golpes militares, ¿está desarrollando finalmente un sistema político con buen funcionamiento?

El 27 de noviembre, el presidente paquistaní Mamnoon Hussain –según el consejo del primer ministro, como lo dicta la constitución– anunció que el General Raheel Sharif sucedería al General Ashfaq Parvez Kayani como jefe militar del Estado Mayor, aun cuando Sharif no se contaba entre los candidatos preferidos por el establishment.…  Seguir leyendo »

The Muslim world’s current turmoil has one key cause that is rooted in neither religious ideology nor sectarian struggle. In Egypt, Syria, Tunisia and Turkey, rapidly growing and increasingly assertive middle classes want a say in politics and greater economic opportunity. Modern communication — in particular the extensive use of social media — has enabled this rising middle class to find its voice and to have its voice heard.

In asserting themselves, middle-class Muslims are guided by no particular political philosophy or religious preference. The street protests in Cairo over the past 30 months clearly reflect the political preferences of middle-class youth.…  Seguir leyendo »

En Pakistán se acerca rápidamente el momento de la verdad política. Unos 40 a 50 millones de votantes elegirán una nueva asamblea nacional el 11 de mayo. El resultado, precedido por un aumento de la violencia extremista, probablemente tendrá repercusiones de gran alcance.

Los grupos terroristas que se gestaron en el propio Pakistán saben que el país está en un punto de inflexión, y atacan a los candidatos y a los votantes que están a favor de un Estado laico. Cientos de personas han sido asesinadas y, sin duda, más van a morir antes del día de la elección, ya que se las toma como blanco porque, si estos grupos prevalecen, impulsarían lo que a veces se llama la “idea de Pakistán” llevándola a su conclusión lógica – y extrema.…  Seguir leyendo »

Since mid-December, Pakistan has experienced political and economic volatility that is extraordinary even by Pakistani standards. The fragile political structure that began to be erected following the resumption of civilian government in 2008 is now shaking.

A key source of this unrest is Tahirul Qadri, a Toronto-based Muslim cleric who arrived in Lahore in early December. Ten days later, he addressed a mammoth public meeting at the city’s Minar-e-Pakistan grounds, where, a year earlier, the cricketer-turned-politician Imran Khan had launched what he not very appropriately termed a political tsunami.

Qadri issued a 20-day ultimatum to the government in Islamabad to purge the political system of rampant corruption, reconstitute the Election Commission, and appoint a caretaker administration to oversee the upcoming vote.…  Seguir leyendo »

Desde mediados de diciembre ha habido en Pakistán una volatilidad política y económica que es extraordinaria, incluso para los estándares de ese país. La frágil estructura política que comenzó a construirse después de que se restableciera el gobierno civil en 2008 se tambalea actualmente.

Una de las principales fuentes de esta inestabilidad es Tahirul Qadri, líder religioso musulmán de Toronto que llegó a Lahore a principios de diciembre. Diez días después se presentó ante una multitud reunida en la plaza Minar-e-Pakistan, donde un año antes Imran Khan, jugador de cricket ahora convertido en político, había provocado lo que él había llamado de modo no muy exacto, un tsunami político.…  Seguir leyendo »

Los hombres que el 9 de octubre trataron de matar a Malala Yousafzai, una adolescente de solo 14 años, sabían lo que ella representa: es bien conocido el activo compromiso que tiene desde los once años con la promoción del derecho de las niñas de su región a acceder a la educación.

Aunque los esfuerzos de Malala generan la aprobación de Occidente y de algunos sectores de la sociedad pakistaní, fueron recibidos como un insulto por las fuerzas oscurantistas que el mundo conoció con el nombre de “talibanes” y que en Pakistán se hacen llamar Tehrik e Taliban Pakistan. El nombre elegido encierra una ironía, porque el término árabe Taliban se refiere a las personas que buscan ser educadas, mientras que el principal objetivo de los talibanes es mantener a las sociedades musulmanas en el atraso, para que sea más fácil convencerlas de adoptar una versión del Islam del siglo séptimo.…  Seguir leyendo »

Le Pakistan connaît trois transitions simultanées. Leur évolution est évidemment d’importance pour le Pakistan, mais aussi pour une grande partie du monde musulman, particulièrement dans la mesure où les forces du Printemps arabe entraînent des changements de gouvernement dans le grand Moyen-Orient.

La plupart des pays musulmans ont depuis des décennies été gouvernés par des autocrates soit issus directement des forces armées, soit fortement soutenus par les militaires. Ce fut le cas en Egypte, en Libye, au Yémen, en Syrie et, bien sûr, au Pakistan.

Le Printemps arabe a épuisé toute forme d’éventuelle légitimité que ce style de gouvernance pouvait encore détenir.…  Seguir leyendo »

Pakistán está pasando por tres transiciones al mismo tiempo. La manera como se desarrollen importa no sólo para Pakistán, sino también para gran parte del mundo musulmán, especialmente a medida que la primavera árabe va generando cambios en los gobiernos de Oriente Próximo en su conjunto.

La mayoría de los países musulmanes han sido gobernados durante décadas por autócratas surgidos directamente de las fuerzas armadas, o que han tenido un fuerte apoyo “caki”. Fue el caso de Egipto, Libia, Yemen, Siria y, por supuesto, Pakistán.

La Primavera Árabe hizo añicos la espuria legitimidad que ese estilo de gobierno haya podido tener en algún momento.…  Seguir leyendo »

¿Pueden los gobiernos musulmanes liberarse de los poderosos ejércitos de sus países y establecer control civil comparable al que se encuentra en las democracias liberales?  Esta pregunta es ahora de suma importancia en países tan dispares como ser Egipto, Pakistán y Turquía.

Entender el pasado de la región ayuda a predecir cómo se desarrollará esta lucha. Desde la fundación del Islam en el siglo VII, se ha mantenido una tradición de profundo compromiso de participación de los militares en la política y la gobernabilidad. De hecho, el aumento de la capacidad militar del Islam ayudó a que éste se extienda rápidamente por todo el mundo.…  Seguir leyendo »

El presidente paquistaní Asif Ali Zardari regresó precipitadamente a Karachi en la mañana del 19 de diciembre, tras una ausencia de 13 días para recibir tratamiento médico en Dubai, donde vivió en tiempos de su exilio. El gobierno no emitió una declaración formal sobre la salud de Zadari, pero sus partidarios revelaron que había sufrido un leve derrame cerebral que lo dejó inconsciente por varios minutos.

El súbito retorno de Zardari alimentó las especulaciones sobre su futuro, pero, más importante aún, sobre el futuro del gobierno civil en Pakistán. Su decisión se produjo tras una reunión de tres horas entre el primer ministro Yusuf Raza Gilani y el general Ashfaq Pervez Kayani, jefe del Ejército paquistaní.…  Seguir leyendo »

Los dirigentes de los países miembros de la Asociación del Asia Meridional para la Cooperación Regional (AAMCR) se reunieron la semana pasada en las Maldivas para celebrar su 17ª cumbre anual. En las cumbres anteriores no se consiguieron demasiados logros en materia de cooperación regional. De recordárselas por algo, es por los avances logrados para que la India y el Pakistán hablaran entre sí. Si bien esta vez no fue diferente, cada vez hay más señales de una mejora de las relaciones.

Siempre que los gobiernos de la India y del Pakistán han acordado colaborar para lograr un bien común, la relación entre los dos países, obstáculo principal para una mayor cooperación económica en el Asia meridional, ha mejorado.…  Seguir leyendo »

Los atentados terroristas del 11-S en EE.UU. provocaron en todo el mundo unas ondas de choque de las que Pakistán todavía no se ha recuperado. En realidad, la participación pakistaní en lo que el ex presidente Bush llamó la “guerra global contra el terror” produjo consecuencias abrumadoramente negativas al lanzar el país al primer plano de la atención internacional en un momento en que no estaba en absoluto preparado para conciliar los intereses del mundo con los propios.

La implicación de Pakistán en la guerra contra el terror resultó ser mucho más costosa de lo esperado en términos económicos. Además, acentuó las tensiones dentro de la sociedad pakistaní y desestabilizó la capital comercial del país, Karachi, debido a la entrada de un gran número de refugiados pastunes que trastocaron el delicado equilibrio étnico de la ciudad.…  Seguir leyendo »

Las relaciones entre los Estados Unidos y Pakistán continúan deteriorándose desde que un comando de fuerzas especiales estadounidense mató a Osama bin Laden en una cómoda casa cerca de una importante academia militar pakistaní. Sin embargo, las represalias de ojo por ojo después de la incursión reflejan fuentes más profundas de desconfianza mutua. El problema más reciente se ha centrado en las supuestas actividades de la poderosa agencia de inteligencia militar pakistaní, la Inter-Services Intelligence (ISI), en los Estados Unidos. A la ISI se le acusa de vigilar la diáspora pakistaní y de financiar cabilderos sin registro para modificar la opinión del Congreso.…  Seguir leyendo »

En el 2005, durante una visita a Islamabad, conocí al entonces presidente pakistaní Pervez Musharraf y le comenté una conversación que tuve con el primer ministro Manmohan Singh de India. El líder indio, a quien conozco desde hace años, había dicho que quería que uno de sus legados fuera una mejor relación con Pakistán.

La respuesta de Musharraf fue interesante. Dijo que tenía igual aspiración, pero que era necesario un esfuerzo de ambas partes para que las cosas avanzaran. “He invitado a Manmohan media docena de veces a visitar Pakistán. Le ofrecí llevarlo a su pueblo cerca de Chakwal, a pocos kilómetros al sur de Islamabad, donde nació.…  Seguir leyendo »