Soraya Constante

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de julio de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Para Rafael Correa, Ecuador tiene que “ir a la resistencia” porque “la Revolución se detuvo”. Eso dijo a través de una transmisión por Facebook o Facebook Live, el pasado 12 de agosto, en su primera aparición desde que se fue a Bélgica. Fue un sábado, el mismo día que solía dar sus sabatinas, el informe de sus labores presidenciales, cuya producción costaba 22.000 dólares. Esta sabatina de bajo costo sirvió para defender su aporte al país y para desacreditar a su sucesor, Lenín Moreno, quien se ha distanciado del correísmo con gestos tan simbólicos como sentarse a hablar con toda la oposición, indultar a líderes indígenas y encargar la gestión de los medios públicos a periodistas independientes.…  Seguir leyendo »

Rafael Correa se niega a retirarse. Ha pasado casi un mes desde que le entregó el poder a Lenín Moreno, pero quiere seguir en el juego. En Twitter, donde el expresidente tiene un bastión de más de tres millones de seguidores, sigue confrontando. También escribe columnas de opinión, o más bien pontifica en El Telégrafo, el periódico público que hasta ayer respondía a un partido único —Alianza País—, pero que hoy está dejando ver una veta correísta.

En su primera columna, que ya suma más de 110.000 visitas, critica que la nueva presidencia haya nombrado una comisión para investigar la corrupción y que pida “ayuda” a la Organización de las Naciones Unidas, sacrificando “la soberanía y la institucionalidad del Estado”.…  Seguir leyendo »

Ecuador llega este domingo al fin de un ciclo de 10 años. La década ganada para unos. La década pérdida para otros. Las dos versiones de un país. El lado A y el lado B de un vinilo.

Rafael Correa se marcha y la pregunta es cuál será el legado del ‘correísmo’ o el ‘correato’, como lo llaman sus detractores para quitarle el peso y la permanencia en el tiempo que han tenido otros ‘ismos’ como el cristianismo, el fascismo, el socialismo.

Fue imposible no hablar de política y de Correa en estos años. Parecía que todo empezaba y terminaba en él.…  Seguir leyendo »