Steven Levitsky

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cuando se cumplieron dieciocho días del cierre de administración en Estados Unidos, el presidente Donald Trump dio su primer discurso en horario estelar en las cadenas televisivas de su país. CreditJoshua Bright para The New York Times

Las crisis son momentos de eficacia comprobada para socavar la democracia.

Desde Getúlio Vargas y otros dictadores más conocidos de la década de los treinta hasta Indira Gandhi y Ferdinand Marcos en los años setenta y Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan más recientemente, los líderes con mentalidad autócrata han venido usando las emergencias nacionales —algunas reales, otras fabricadas— para hacerse de poderes extraordinarios. Una de nuestras mayores preocupaciones respecto de la presidencia de Donald Trump siempre ha sido que aproveche (o invente) una crisis para justificar algún abuso de poder. Los acontecimientos recientes le han dado a esta preocupación una nueva inmediatez.…  Seguir leyendo »

A woman attends a demonstration against Hungarian Prime Minister Viktor Orban in Budapest on Sept. 16. (Bernadett Szabo/Reuters)

Since coming to power in 2010, Hungarian Prime Minister Viktor Orban has undermined key democratic institutions in his country. He’s attacked foreign-funded nongovernmental organizations, worked to tighten his control over courts and forced a leading private university out of the country.

But Orban has rarely done the things typically associated with autocracy. His government hasn’t banned any opposition candidates, and few have been attacked. Hungary holds no political prisoners. No journalists have been arrested. The country continues to hold relatively clean multiparty elections with virtually no outright fraud.

According to standard conceptions of democracy — which focus on violations of civil liberties, including freedom of speech, assembly and the press — Hungary’s status as an autocracy is ambiguous.…  Seguir leyendo »

La elección de Donald Trump ha planteado una pregunta que pocos estadounidenses se imaginaron: ¿nuestra democracia está en peligro? Con la excepción de la Guerra Civil, la democracia estadounidense nunca se ha derrumbado. De hecho, nunca ha existido una democracia tan rica y establecida como la de Estados Unidos. Sin embargo, la pasada estabilidad no garantiza la supervivencia futura de la democracia.

Hemos dedicado dos décadas al estudio del surgimiento y la caída de la democracia en Europa y América Latina. Nuestras investigaciones muestran varias señales de alarma.

La más clara es el ascenso de políticos antidemocráticos en las instituciones políticas.…  Seguir leyendo »