Thor Halvoressen

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cinco diciembres atrás, el profesor Liu Xiaobo fue juzgado y condenado a pasar 11 años en una prisión china. Su crimen fue ser el autor y promotor de la Carta 08, un manifiesto por la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China.

Ese día en la corte las autoridades permitieron que Xiaobo realizara una ultima declaración pública. Su discurso, titulado No tengo enemigos, es la mejor articulación de la lucha por la libertad en la China moderna e ilustra muy bien por qué es tan merecedor del premio Nobel de la Paz 2010. Así como Vaclav Havel simbolizaba la lucha por los derechos individuales y la igualdad en Checoslovaquia, Liu Xiaobo representa la lucha por la libertad de expresión y de los derechos civiles y políticos en China.…  Seguir leyendo »

Upon Julius Caesar’s murder, a struggle erupted over who would control his legacy. Octavius, Caesar’s great-nephew, manipulated his position as Caesar’s heir to wrest power from his rivals. He made Caesar a god and raised a temple, using Caesar’s remains to underscore their connection. Symbolism was crucial, and to dispel any doubts about his legitimacy, Octavius added “Julius Caesar” to his name.

Shortly after midnight on July 16, Venezuelan President Hugo Chávez reached back in time. He presided at the exhumation of the remains of Simón Bolívar — Latin America’s greatest independence hero, who helped liberate the region from Spain in the 19th century, and the object of Chávez’s personal and political obsession.…  Seguir leyendo »