Timothy Garton Ash

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El autoritarismo dentro de Europa

Boris Johnson debería cambiarse el nombre y mudarse a Hungría. Le gusta decir que su objetivo político es repicar y andar en la procesión. Si esa es la estrategia para resolver el Brexit, el Gobierno británico acabará por salir perdiendo haga lo que haga. Por el contrario, el Gobierno húngaro de Viktor Orbán está llevando a la práctica brillantemente la doctrina de Johnson. Recibe de la Unión Europea más dinero per cápitaque ningún otro Estado miembro y, al mismo tiempo, cultiva el sentimiento nacionalista con sus críticas a Bruselas. Boris estaría mucho más contento en el Danubio.

Polonia también está arreglándoselas bastante bien.…  Seguir leyendo »

Si los partidarios del Brexit se salen con la suya, el 30 de marzo del año que viene nos despertaremos en una Gran Bretaña que ya no será miembro de la Unión Europea. Los partidarios de seguir siéndolo tenemos solo seis meses para evitarlo. Porque si, en su “votación significativa” de este otoño, el Parlamento británico acepta el acuerdo provisional que hayan alcanzado los negociadores, ya no habrá marcha atrás.

El bando del Brexit lo sabe y tiene una estrategia de una claridad leninista: hacer todo lo que sea necesario para llegar a ese punto. Hasta el antiguo líder del UKIP, Nigel Farage, se ha sumado a esta línea.…  Seguir leyendo »

Otra gran coalición Nein, Danke!

El 4 de marzo será una fecha importante para Europa. El mismo día en que se celebran unas cruciales elecciones generales en Italia, sabremos si el referéndum interno del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) dice sí al Gobierno de Gran Coalición en Berlín y a continuar su asociación actual con los democristianos de Angela Merkel. La opinión general es que ese sería un resultado bueno para Europa. Pero yo creo que no. La Gran Coalición sería positiva a corto plazo, pero negativa a la larga. No basta con aliviar los síntomas, hay que abordar las causas. Y existe una alternativa.

Acabo de estar un par de días en Berlín y nunca había visto tan poco entusiasmo por un posible nuevo Gobierno.…  Seguir leyendo »

¿Por qué hablan tanto?”, preguntó un observador indio al ver a un grupo de líderes de la UE de visita en Delhi. Efectivamente, ¿por qué? En política, las palabras siempre superan a los hechos, pero en ningún sitio tanto como en la Unión Europea. Mis estanterías se quejan bajo el peso de 40 años de discursos, panfletos, manifiestos y libros dedicados a exponer grandiosos y complejos planes para nuestro viejo continente. Yo también me quejo; muchos de mis hermanos europeos ya han perdido incluso el deseo de quejarse.

Por eso quiero hacer una humilde propuesta: en la cumbre de esta semana en Bruselas, nuestros dirigentes deberían proclamar un Año Europeo del Silencio.…  Seguir leyendo »

Todas las facultades de periodismo del mundo deberían enseñar a sus alumnos un vídeo del momento en el que un jovial reportero de la televisión estatal polaca, el 11 de noviembre de 2017, pregunta a un hombre que lleva un sombrero con los colores nacionales qué significa para él participar en la marcha por el día de la independencia. “Significa”, responde el hombre, “apartar del poder… ¡a los judíos!” Dado que Polonia está gobernada por el partido populista-nacionalista de extrema derecha Ley y Justicia (PiS), la siguiente pregunta debería ser: ¿a quién se refiere exactamente cuando habla de los judíos en el poder?…  Seguir leyendo »

L’Allemagne a apporté, dimanche 24 septembre, un cinglant ­démenti aux spécialistes trop pressés qui nous assuraient que la vague populiste était déjà sur le déclin. Dans l’un des pays les plus prospères du monde, où le tabou de la xénophobie et du nationalisme de droiteest le plus fort et qui manifeste un engagement profond pour l’intégration européenne, un électeur sur huit a donné sa voix au parti populiste de droite, xénophobe et antieuropéen Alternative pour l’Allemagne (AfD).

L’une des leçons à tirer de ce scrutin est la suivante : si nous voulons combattre le populisme, nous devons comprendre que les forces qui le portent sont autant culturelles qu’économiques.…  Seguir leyendo »

“Debe de ser usted inglés”, dice el farmacéutico de Menlo Park, California, cuando menciono al presidente Donald Trump, “¿qué tal si hablamos de cómo van las cosas en su país? A su señora May, la de Downing Street, le están dando bien los burócratas de Bruselas…”.

No tengo más remedio que asentir. Vengo huyendo del Brexit para caer en Trump, y no sé cuál es peor. La principal diferencia es que una es la locura de las cosas y otra de las personas. Theresa May es seca y rígida y no da la talla, pero, en comparación con Trump, parece la Madre Teresa.…  Seguir leyendo »

Parece que lo más probable es un Brexit blando. Pero, en ese caso, ¿para qué tanto lío?

Los británicos no saben lo que quieren, decía el titular de portada del gran diario suizo Neue Zürcher Zeitung. O dicho de otra forma: los británicos no se ponen de acuerdo en qué quieren ni saben cómo conseguirlo. En el primer aniversario del referéndum que aprobó la salida de la Unión, resulta doloroso ver el caos en que se encuentra el país.

En cambio, el resto de la UE está haciendo serios esfuerzos para recuperarse. Desde que el presidente francés, Emmanuel Macron, apareció ante el Louvre la noche de su victoria electoral, a los sones del himno de Europa, y todavía más desde su éxito en las elecciones legislativas, existe un nuevo optimismo sobre la capacidad de la pareja franco-alemana de volver a enderezar el proyecto europeo.…  Seguir leyendo »

Igual que alguien que acaba de superar por los pelos un infarto, Europa puede brindar con champán y dar gracias por la victoria de Emmanuel Macron. Pero la copa no está ni siquiera medio llena y, si Europa no cambia su forma de actuar, lo único que se habrá conseguido es aplazar el fatídico momento.

El próximo presidente de Francia es un brillante producto de la élite nacional, un hombre que comprende los profundos problemas estructurales del país y tiene buenas ideas sobre cómo abordarlos, un sólido equipo político y un compromiso real con la Unión Europea. Cuando, después de las elecciones del próximo otoño en Alemania, se forme un Gobierno centrista y europeísta en Berlín, Alemania y Francia tendrán la oportunidad de encabezar una reforma que fortalezca la UE.…  Seguir leyendo »

Ya está bien. Basta de contemplaciones. Si el primer ministro de Hungría, el nacionalista e intolerante Viktor Orbán, insiste en tratar de cerrar la mejor universidad del país, la Universidad Centroeuropea (CEU por sus siglas en inglés) y en erosionar la democracia liberal en su conjunto, el Partido Popular Europeo (PPE), que agrupa a los partidos de centro derecha de la UE, deberá expulsar a su partido, Fidesz. Si no, las constantes declaraciones de fidelidad a unos valores universales del PPE serán papel mojado. Y quedará claro que la familia política de Angela Merkel, Mariano Rajoy, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, entre otros, no quiere más que apaciguar y ganar tiempo.…  Seguir leyendo »

Europa conmemora hoy su 60º aniversario en Roma, y lo hace en mal estado. La última revisión médica reveló que había que amputar una mano (gangraena brexitosa), tenía un pie terriblemente inflamado (putinisma ucranica), una dermatitis muy extendida y una peligrosa reacción alérgica (xenophobia populistica), úlcera de estómago (eurozonitis), logorrea y amnesia. Además de un posible paro cardiaco de aquí a un par de meses (síndrome arritmogénico de Le Pen).

En los años posteriores a 1989, tan llenos de esperanza, los ucranios, moldavos, turcos y egipcios volvían la cabeza en cuanto esta mujer entraba en la sala; hoy no le prestan la menor atención.…  Seguir leyendo »

Si este periódico se publicara en Turquía, este artículo podría estar vacío, sin nada más que la fotografía del autor y las palabras “124 días privado de libertad”, en gran tamaño. Eso es lo que está publicando el periódico más importante que le queda a la oposición, Cumhuriyet,en nombre de sus columnistas encarcelados, con los días que llevan presos y que van aumentando. Uno de ellos, Kadri Gürsel, que es además miembro de la junta directiva del International Press Institute, envió recientemente una carta conmovedora que empieza: “Os saludo a todos afectuosamente desde la galería b, módulo 25, de la prisión número 9 de Silivri”.…  Seguir leyendo »

Esta semana hemos presenciado la llegada no solo de Donald Trump sino de una nueva era de nacionalismo. Trump se une a Vladíi mir Putin en Rusia, Narendra Modi en India, Xi Jinping en China, Recep Tayyip Erdogan en Turquía y otra veintena de líderes nacionalistas en todo el mundo. Theresa May quizá no sea nacionalista, pero el anuncio de que va a poner en marcha un Brexitduro refleja las presiones del nacionalismo inglés y servirá de estímulo a otros nacionalistas. No es nada nuevo, por supuesto, pero, precisamente porque hemos experimentado otros nacionalismos, sabemos que suelen empezar con grandes esperanzas y acabar en lágrimas.…  Seguir leyendo »

En la era de internet, no hay nada que viaje más deprisa que un tópico lanzado en el momento oportuno. Hoy, ningún discurso está completo si no incluye una referencia a que vivimos en la época de la posverdad. Como si, hasta ayer, hubieran fluido sin cesar de los labios de políticos y periodistas las aguas puras de la verdad. Para no hablar de Joseph Goebbels, Josef Stalin y las grandes mentiras totalitarias diseccionadas por Alexander Solzhenitsyn y George Orwell.

Para calificar el peligro de la nueva situación es más apropiado un adjetivo más modesto: “postfactual”. De hecho, en Alemania acaban de elegir postfaktisch como la palabra del año.…  Seguir leyendo »

Vivimos tiempos realmente oscuros cuando “hablar de árboles es casi un delito / porque es callar sobre tantas atrocidades”. Es lo que decía Bertolt Brecht en los años treinta y sirve para la Europa de hoy. Berlín acaba de unirse a Madrid, París, Londres y Niza en la lista de grandes atentados terroristas en suelo europeo. El nombre de Breitscheidplatz, una plaza alargada y gris del centro sin centro del viejo Berlín oeste, es ya sinónimo de terror, junto con la sala Bataclán, la estación de Atocha y la Promenade des Anglais en Niza. En este fin de año, de uno de los peores años en la historia reciente, rematado por la ignominia de las salvajadas en masa de Alepo, surge Berlín.…  Seguir leyendo »

Últimamente, no viajo nunca sin mi brexitómetro, que sirve para medir dos cosas: cuánto tarda cualquier conversación en mencionar el Brexit (un promedio de tres minutos) y la proporción de gente que piensa que el Brexites una buena idea. En los dos últimos meses he estado en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Austria y Polonia, y ese porcentaje está en torno al 1%.

El otro 99% cree que los británicos nos hemos vuelto locos. ¿Cómo es posible que una gente famosa en todo el mundo por su pragmatismo y su sentido común haga algo tan perjudicial para sus propios intereses? Es una pregunta que no se hace con tono de enfado ni desesperación, sino con incredulidad y melancolía.…  Seguir leyendo »

“Lo malo de Hillary”, dijo un espectador con el que estaba viendo el segundo debate con el repugnante Donald Trump, “es que es la encarnación del consenso liberal”. Exacto. Y el antiliberalismo es uno de los hilos que une el trumpismo, el voto a favor del Brexit,el Gobierno populista y nacionalista de Polonia, el putinismo y muchas otras cosas. Los internacionalistas liberales debemos seguir desmontando las mentiras demagógicas de populistas antiliberales como Trump, Nigel Farage y Jaroslaw Kaczynski. Pero eso no debe impedirnos hacer un examen de conciencia sobre los fallos del liberalismo en su versión globalizada de los últimos 25 años.…  Seguir leyendo »

“Para Trump, el engaño es una segunda piel”. Es lo que me decía el otro día en Chicago Nathan, propietario de una pequeña empresa. Yo no habría podido decirlo mejor. Según un análisis reciente, Donald Trump dice una mentira o algo que no es cierto aproximadamente cada cinco minutos. Los medios de comunicación estadounidenses mantienen un gran debate a propósito de cómo informar sobre este demagogo narcisista, fanfarrón, mentiroso, ignorante y peligroso. Pero los medios son parte del problema.

Todos parecen estar de acuerdo en que los presentadores de televisión deben pedirle cuentas cada vez que mete la pata, como hizo Leslie Holt en el primer debate, y no mantener un falso equilibrio entre dos candidatos de calidad y seriedad muy diferentes, lo que la analista Brooke Gladstone llama el prejuicio de la equidad.…  Seguir leyendo »

“¡Que la encierren! ¡Que la encierren!”, claman en la Convención Republicana de Cleveland, Ohio. Se refieren a Hillary Clinton. El general Mike Flynn, antiguo jefe del servicio de inteligencia de la Defensa, agita los brazos como un entrenador para alimentar la ira. Al día siguiente, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, antiguo fiscal federal, enumera una lista explosiva y sectaria de los supuestos fallos de la ex secretaria de Estado en Libia, Nigeria, China, Siria, Rusia y Cuba (“consentidora de los brutales hermanos Castro”), acusaciones a las que los delegados agrupados responden cada vez con un “¡culpable!, ¡culpable!”, e incluso a veces con un “¡que la encierren!, ¡que la encierren!”.…  Seguir leyendo »

La decisión de que Reino Unido permanezca o no en la UE puede estar en manos de neozelandeses, australianos y canadienses. Una de las numerosas peculiaridades del sistema electoral británico es que muchos ciudadanos de la Commonwealth que viven en Reino Unido tienen derecho a votar en el referéndum, mientras que los franceses e italianos que llevan 30 años viviendo aquí, no. No tiene ningún sentido, pero, como decía Benjamin Disraeli, en Inglaterra no gobierna la lógica, sino el Parlamento.

En cualquier caso, si tiene usted derecho a votar, sea joven o viejo, inglés, escocés, irlandés o jamaicano, por favor, inscríbase para hacerlo.…  Seguir leyendo »