Tomás-Ramón Fernández Rodríguez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El 28 de febrero de 2019 publiqué en esta prestigiosa página del diario decano de la prensa española una Tercera con el título ‘Los indultos también van al Supremo’, en la que alertaba de la posibilidad, con la que muy probablemente no contaba entonces ni el señor Sánchez, ni sus más próximos colaboradores, de que la última palabra en el penoso asunto del procés, cuyo proceso se iniciaba entonces, no estuviera en las manos del Gobierno que pensaba constituir con la ayuda, si fuere preciso, de los votos de los correligionarios de los procesados, ya que el indulto, si llegaba a producirse la condena como era lo probable, tendría que volver al Tribunal Supremo por una doble vía: el informe que la Sala Segunda de éste tendría que emitir, como Tribunal sentenciador, sobre la solicitud de indulto y la decisión que su Sala Tercera habría de adoptar en el recurso contencioso-administrativo que contra el decreto de indulto se interpondría, sin duda, al menos por Vox (a quien no se le podría negar la legitimación para impugnar el referido decreto dada su condición de parte en el proceso), decisión que podría llegar a anular el indulto, como la Sentencia de 20 de Noviembre de 2013 hizo, por vez primera en la Historia, en el caso del ‘kamikaze’.…  Seguir leyendo »

Repensar el Estado o destruirlo es el subtítulo -y también la conclusión- del Informe sobre España que ha escrito con la brillantez y el rigor en él habituales el profesor complutense Santiago Muñoz Machado.

Somos una aplastante mayoría que crece día a día y se aproxima ya a la unanimidad (un 93%, según el barómetro de Metroscopia del 7 de octubre, es partidario de una reforma profunda -49%- o parcial -44%- de la Constitución) los que creemos que ha llegado el momento de plantearnos seriamente el problema del Estado de las Autonomías y de su imprescindible reforma si no queremos que el Estado a secas termine destruido o, incluso peor, podrido hasta los tuétanos.…  Seguir leyendo »