Tracy Moore

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La generación Z está bien

Últimamente he escuchado muchas opiniones nerviosas sobre la generación Z. Al ser la primera generación compuesta completamente por personas nativas digitales, la generación Z, al parecer, está destinada a la miopía debido al tiempo excesivo frente a las pantallas y al escaso tiempo al aire libre. Están sumidos en una crisis de salud mental. Los activistas del cambio climático han hecho sonar el tambor apocalíptico con tanta efectividad que muchas y muchos integrantes de la generación Z no quieren ser padres o madres. Tampoco están buscando un trabajo vacacional o una licencia de conducir, eludiendo así hitos que alguna vez consideramos como marcadores firmes de lo que significaba crecer.…  Seguir leyendo »

Tu hijo o hija quiere cambiar sus pronombres? Esto te interesa

No puedo precisar con exactitud cuándo comenzó, pero en algún momento del mes pasado mi hija de 11 años empezó a hablar sobre pronombres e identidades.

Al principio fue una conversación sobre una amiga que se identifica como demigirl (demichica). A continuación, fueron relatos de sus amistades hablando sobre hacer la transición. Luego, anécdotas sobre sus colegas de clase anunciando su estatus queer o pronombres “elle/elles”. O peor aún, escuchar a un estudiante usar un insulto homofóbico en su escuela, lo que fue un llamado de alerta de la burbuja pandémica en la que se sentía segura en las comunidades en línea de niñas y niños de su edad que normalizan y celebran este viaje.…  Seguir leyendo »

No quiero regresar a una oficina. No soy la única

La pandemia finalmente parece estar aflojando su control en Estados Unidos, lo que nos ha empujado de regreso a la vida pública, a las visitas a amigos e incluso a los viajes. Pero, ¿volver a la oficina a tiempo completo?

Según la mayoría de los trabajadores, la respuesta es simple: preferiría no hacerlo.

No todavía. Al menos no todos los días, y quizás hasta nunca. Si algo ha revelado la pandemia es que la antigua forma de trabajar dejaba poco espacio para vivir. Entre nuestra frágil salud mental y un mundo laboral ansioso por encajarnos de nuevo en la oficina, algo tendrá que ceder.…  Seguir leyendo »