Tsevan Rabtan

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Yo soy el presidente del Gobierno

El gran jurista norteamericano Oliver Wendell Holmes Jr. pronunció en 1897 una disertación profunda y perturbadora titulada El camino de la ley, en la que afirmó: «si buscáis conocer la ley, tenéis que verla con los ojos del malvado, el que sólo se preocupa por predecir las consecuencias que para él tiene su incumplimiento, y no con los del buen ciudadano que busca en las prescripciones de su conciencia las razones para su comportamiento, dentro o fuera de la ley». Para Holmes, la justicia es profecía.

Sus ideas, malinterpretadas –en parte, por culpa de su autor–, inspiraron a los realistas norteamericanos, esos adolescentes hormonados con libro de Nietzsche en el bolsillo, inconscientes del peligro del ácido en las instituciones.…  Seguir leyendo »

En la película Amistad, de Steven Spielberg, el abogado de unos esclavos africanos -sometidos a juicio por asesinato de unos negreros- que intenta todo tipo de estrategias para salvarlos de la horca, incluso considerarlos jurídicamente como simples mercancías, es amonestado por el representante del grupo abolicionista que lo ha contratado, que no solo afirma que el caso ha de tratarse exclusivamente como un asunto moral, sino que llega a deslizar que, para su causa, quizás sea mejor que los esclavos finalmente sean condenados y ejecutados.

Cuando Juana Rivas siguió malos consejos y decidió que era buena idea no devolver a sus hijos a su padre y a su domicilio familiar, cometió un primer error.…  Seguir leyendo »

Cuando escribo esto no he podido aún acceder a la resolución que ha concedido la euroorden contra el señor Puigdemont por malversación, denegándola por los otros hechos por los que ha sido procesado. He leído la nota de prensa, pero como no soy adivino voy a evitarme discutir o analizar argumentos que ignoro. Sin embargo, la reacción que la decisión ha provocado aconseja recordar algunas cuestiones generales.

¿Sirve para algo la euroorden? Asombra que haya que preguntarse esto, pero, puesto que el eurodiputado del Partido Popular, señor González Pons, ha reaccionado pidiendo al Gobierno español que suspenda la aplicación del acuerdo Schengen, y puesto que el portavoz, por Ciudadanos, en el Congreso de los Diputados, señor Girauta, ha afirmado que esta decisión supone un retroceso hacia un espacio de “impunidad europeo”, voy a detenerme en dos o tres obviedades.…  Seguir leyendo »

Hueles eso, muchacho Es el Estado funcionando

A diferencia de lo sucedido en otros casos recientes, la lectura de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo sobre el llamado caso Nóos produce cierta sensación de sosiego. Es como una vuelta a los inexistentes “buenos viejos tiempos”, cuando de esto solo nos ocupábamos unos pocos. Quizás porque, a pesar de su extensión, sea ordenada, esté bien escrita y se centre, sin levantar la voz y sin incluir regalos en forma de titular utilizable, en cuestiones técnicas. Sí, el Tribunal podría haber estimado el subtipo agravado de malversación y aumentado la pena a los condenados, ya que los más de 600.000 euros malversados parecen pedirlo, pero los argumentos puramente jurídicos para excluirlo son razonables.…  Seguir leyendo »

La sentencia dictada por la Audiencia Nacional sobre el caso Gürtel contiene tres párrafos demoledores en los que, en síntesis, se declara que el PP y el llamado Grupo Correa crearon, desde 1996, un “sistema de corrupción institucional” por el que este obtenía contratos públicos -con precios inflados- para sí o para otras empresas concertadas con él, a cambio de comisiones o regalos que se distribuían entre los corruptos, salvo en aquella parte que se destinaba al pago de gastos electorales del partido o a nutrir su caja B -un sistema opaco de contabilidad paralela que la sentencia afirma existe desde al menos 1989 y que se utilizaba, entre otras cosas, para que “personas relevantes del partido” recibieran sobresueldos-.…  Seguir leyendo »

Cómo pudimos llegar a eso La Manada

Las sociedades humanas llevan milenios aprobando leyes y celebrando juicios. El tiempo, el pesimismo y la madurez han ido destilando algunos principios: que la norma que te castiga sea pública y previa al delito; que el poder no pueda elegir un juez ad hoc para tu caso; que las reglas de procedimiento -entre ellas, saber de qué se te acusa para que puedas defenderte-, sean generales; que puedas contradecir a tu acusador con sus mismas armas; que el juicio y la sentencia sean públicos. Cuando no estamos ebrios de indignación moral nos gusta sentirnos superiores y presumir de principios como estos, deplorando a esas turbas salvajes propias de otras épocas o de otros lugares.…  Seguir leyendo »

Se acabó la fiesta

En febrero de 2017, ANC y Òmnium convocaron protestas en las que afirmaron que se había acabado la fiesta y era hora de los sacrificios personales. Esa declaración retórica se ha convertido en una profecía autocumplida. El auto de procesamiento dictado ayer por el magistrado Llarena imputa a 20 personas delitos de rebelión, desobediencia y malversación, en un proceso que puede terminar -para algunos de los implicados- con condenas muy graves.

Pero haríamos bien en diferenciar entre los irresponsables y gravísimos hechos que configuran un indiscutible intento de golpe de Estado, y su calificación jurídico-penal. El proceso penal, como construcción racional, exige un discurso sujeto a sus propias reglas y técnicas, que ahorme jurídicamente una descripción de parte de la realidad.…  Seguir leyendo »

Paranoia constructiva

Hace unos días, un editorial de este periódico alababa el “ejercicio de transparencia” de la Guardia Civil tras la rueda de prensa de algunos de sus mandos sobre la muerte de Diana Quer y la detención de Enrique Abuín. En ese editorial, se reflexionaba sobre quejas por diferentes tipos de limitaciones legales que habrían lastrado la investigación.

Cierto es que resulta preferible que la información proceda directamente de fuentes confiables, con nombres y apellidos, y no de rumores aderezados con referencias a “fuentes de la investigación” o fórmulas similares, tantas veces simple cortina para la mala praxis, pero también lo es que esa rueda de prensa fue un error.…  Seguir leyendo »

Robert H. Jackson, el acusador en los juicios de Núremberg, afirmaba que nadie tiene tanto control sobre la vida, la libertad y la reputación de los estadounidenses como un fiscal. Un gran jurista español, ya fallecido, el notario D. Gregorio Blanco Rivas, me dijo en una ocasión: los españoles no son conscientes del enorme poder que tiene un juez en España. Las frases son similares, pero cambia el protagonista. En un momento como éste, en que el Gobierno ha de designar a un nuevo fiscal general, por el luctuoso fallecimiento de José Manuel Maza Martín, podemos hacer algunas reflexiones sobre el futuro de la fiscalía en nuestro país.…  Seguir leyendo »

Luis Felipe I de Francia, pocos meses antes de la revolución que lo destronó, era como el hombre que se niega a creer que su casa está en llamas porque lleva la llave en el bolsillo. Esta frase de Tocqueville, descripción de la inacción del monarca, podría valer para el Gobierno de Rajoy, si no fuera porque ni la casa es de Rajoy, ni el presidente del Gobierno, por importante que sea su puesto, tiene la única copia de la llave. Esa es una más de las ventajas de la democracia, aunque los ciudadanos nos olvidemos a menudo de ello. El Estado democrático nos pertenece, nuestra escritura se llama Constitución y ordenamiento jurídico, y los poderes públicos son sus administradores.…  Seguir leyendo »