Ulrich Beck

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La crisis europea, en el fondo, no es una crisis económica. La crisis europea es una crisis mental, más aún: una crisis acerca de cómo imaginar la buena vida más allá del consumismo.

Muchos de los antieuropeos, los críticos que ahora levantan la voz contra Europa, son prisioneros de una enmohecida nostalgia nacional. En este sentido argumenta, por ejemplo, el intelectual francés Alain Finkielkraut: Europa ha creído que puede constituirse sin las naciones, incluso contra ellas. Quiere castigar a las naciones por los horrores del siglo XX. Pero no hay democracia posnacional. La democracia es monolingüe. Para que funcione requiere una lengua común, referencias vitales comunes y un proyecto común.…  Seguir leyendo »

Au fond, si crise européenne il y a, elle n’est pas économique. La crise européenne est de l’ordre du cérébral, plus même, c’est une crise de l’imagination qui cherche la voie d’une vie belle qui ne passerait pas nécessairement par le consumérisme.

Une grande partie des eurosceptiques et des antieuropéens, qui font maintenant entendre leurs voix, est prisonnière de la nostalgie empoussiérée de la nation. Tel est, par exemple, le cas d’Alain Finkielkraut : l’Europe, pense le philosophe, a cru pouvoir se constituer sans les nations et même contre les nations. Elle a voulu châtier les nations pour les horreurs du XXe siècle.…  Seguir leyendo »

Wolfgang Schäuble, le ministre allemand des finances, a récemment nié que l’Allemagne cherchait à assurer un rôle dirigeant au sein de l’Union européenne. Pourtant, comme l’a découvert le spécialiste de science politique Edgar Grande à l’occasion d’une vaste enquête menée au niveau européen, la réalité est tout autre. Son équipe et lui ont étudié les discours sur la crise européenne tenus dans différents contextes nationaux. Les conclusions mettent en évidence une différence très nette entre l’Allemagne et les autres pays européens, y compris le Royaume-Uni.

Le débat allemand sur la crise de l’euro a été avant tout un débat national, alors que dans tous les autres pays ce fut un débat essentiellement européen dominé par des acteurs aussi bien supranationaux qu’allemands.…  Seguir leyendo »

El escándalo de la red de escuchas Prisma ha abierto un nuevo capítulo en la sociedad del riesgo mundial. En los decenios pasados hemos conocido una serie de riesgos globales: el cambio climático, el riesgo nuclear, el financiero, el terrorismo… y ahora el riesgo digital global que amenaza a la libertad. Todos estos riesgos (con excepción del terrorismo) en cierto modo forman parte del desarrollo tecnológico, pero también cristalizaban temores que se habían expresado durante la fase de modernización de estas nuevas tecnologías. Sin embargo, ahora se produce un acontecimiento en el que un riesgo se constituye de golpe en un problema mundial, como ocurre en la amenaza para la libertad que han puesto en evidencia las revelaciones de Edward Snowden.…  Seguir leyendo »

¿De verdad puede decirse que 2013 equivale a 1789, como afirma el diario francés Le Point?¿O se trata de atraer la atención pública con una metáfora revolucionaria intencionadamente equívoca?

Vivimos en “tiempos revolucionarios”, aunque sin revolución y sin sujeto revolucionario. Aquello que en otro momento se llamó con la mejor conciencia “revolución” ha entrado a formar parte del estado de cosas, por así decirlo. La decadencia del lenguaje, de las coordenadas políticas y de los conceptos clave lo evidencian de forma meridiana. Tómese el ejemplo que se quiera; el nacionalismo, que en el mundo interdependiente no hace más que agravar todos los problemas; la distinción entre nacionales y extranjeros; la delimitación entre naturaleza y sociedad; la familia; el centro y la periferia; la Unión Europea… en todas partes encontramos fórmulas lingüísticas vacías de sentido, coordinadas rotas, instituciones hueras.…  Seguir leyendo »

Sobre el homo oeconomicus,la ideología neoclásica o neoliberal está todo dicho, si bien no por parte de todos. Ya el poeta favorito de Alemania, Goethe, predijo en 1832 en su drama Fausto el dominio universal del dinero… ¡Y en verso! Sin embargo, a comienzos del siglo XXI tenemos que añadir algo esencial, nuevo y original: el Fausto digital, o más exactamente: el atrevimiento y ceguera fáusticos del capitalismo del ego.

Frank Schirrmacher, coeditor del Frankfurter Allgemeine Zeitung, describe en su libro de reciente aparición, Ego, cómo la implantación de este “nuevo” egoísmo ha ido adquiriendo carácter normativo y, tras la guerra fría, ha sellado la victoria de la teoría de la elección racional hasta en los detalles más nimios del mundo de la vida; incluso en el alma digital del homo novus.…  Seguir leyendo »

Muchos ven a Angela Merkel como la reina de Europa sin corona. Cuando uno se pregunta de dónde saca exactamente su poder, se topa con un rasgo característico de su forma de actuar: una capacidad de maniobra realmente maquiavélica. Según Nicolás Maquiavelo, primer pensador que aborda el tema del poder, el príncipe solo debe mantener su palabra política de ayer si le aporta ventajas hoy. Trasladado a la presente situación, la máxima sería: uno puede hacer hoy lo contrario de lo que anunció ayer si eso aumenta las posibilidades de salir elegido en las próximas elecciones.

Merkel luchó durante mucho tiempo a favor de alargar la vida útil de las centrales nucleares alemanas.…  Seguir leyendo »

¡Un Año Europeo del Voluntariado para Todos —para taxistas, enfermeras, obreros industriales, dentistas, maestros, periodistas, estudiantes, pensionistas— como respuesta a la crisis del euro!

Nunca antes de ahora habían recibido los jóvenes de Europa una mejor educación. Sin embargo, uno de cada cuatro europeos menores de 25 años está sin empleo. En diversos lugares, jóvenes que no se sienten representados han levantado campamentos y han hecho públicas sus protestas. Sus métodos no son violentos, pero sus exigencias de justicia social son muy potentes, ya sea en España, en Portugal, en los países norteafricanos, en ciudades de Estados Unidos o en Moscú.…  Seguir leyendo »

L’Europe a déjà accompli une fois un miracle : celui d’avoir transformé des ennemis en voisins. Face à la crise de l’euro, la question cardinale se pose aujourd’hui différemment : comment l’Europe peut-elle, dans l’avalanche de risques d’un monde globalisé, garantir paix, liberté et sécurité à ses citoyens ? Pour cela, il ne faut rien moins qu’un second miracle : passer de l’Europe de la bureaucratie à une Europe des citoyens.

Il fut un temps où, après la restructuration de la dette grecque, chacun poussa un soupir de soulagement et se prit à espérer : l’Europe est vivante et peut-être même suffisamment forte et habile pour surmonter ses problèmes.…  Seguir leyendo »

Europe already accomplished a miracle once before: enemies became neighbours. In the light of the euro crisis, the cardinal question must be confronted once again: how can Europe guarantee its citizens peace, freedom and security in the risk-storms raging in the globalised world? This calls for nothing less than a second miracle: how can the Europe of bureaucracy become a Europe of citizens?

Once upon a time, after the Greek debt had been devalued, people began to breathe easily and to draw hope: Europe had survived and was perhaps even strong and agile enough to overcome its problems. Then the Greek prime minister, Giorgios Papandreou, announced that he wanted to put this fateful question to the Greek people in a referendum.…  Seguir leyendo »

¿Cómo es posible que un otoño caliente en EE UU, a imagen y semejanza de la primavera árabe, eche por tierra la creencia más arraigada de Occidente, la imagen económica mundial del american way? ¿Cómo es posible que la consigna Ocupa Wall Street no solo saque a la calle a jóvenes de otras ciudades de EE UU, sino también de Londres y Vancouver, Bruselas y Roma, Fráncfort y Tokio? Y esos manifestantes no se han congregado para elevar su voz contra una mala ley, sino contra el propio «sistema». Se pone en tela de juicio aquello que antes se denominaba «economía de libre mercado» y ahora se vuelve a llamar «capitalismo».…  Seguir leyendo »

La política europea está en una encrucijada tan importante como la que afrontó durante los años setenta la de Alemania occidental hacia el bloque soviético en general y la RDA en particular, la denominada ostpolitik (política oriental). El lema de entonces, «Al cambio mediante el acercamiento», podría ser hoy: «Más justicia mediante más Europa».

En aquella y en esta ocasión se trataba de superar una escisión: entonces, la existente entre Occidente y el Este; ahora, la que se da entre el Norte y el Sur. Como no se cansan de repetir los políticos, Europa es una comunidad de destino. Lo fue ya en el momento de su fundación.…  Seguir leyendo »

Os habéis quedado solos, afirma el ecologista estadounidense Stewart Brandt, con referencia a los planes de Alemania de abandonar la energía nuclear. Y añade: Alemania actúa de forma irresponsable. No podemos renunciar a la energía nuclear por razones económicas y por la amenaza de los gases de efecto invernadero.

Sería absurdo suponer que Alemania, al decidir dar un vuelco a su política energética, se despide del concepto europeo de modernidad y se adentra en las oscuras y boscosas raíces de su historia intelectual. No es la irracionalidad alemana la que ha ganado, sino la fe en la capacidad de aprendizaje y creatividad de la modernidad en el trato con los peligros de los que ella misma es responsable.…  Seguir leyendo »

Por sociedad del riesgo mundial entendemos una época en la que los aspectos sombríos del progreso determinan cada vez más las confrontaciones sociales. Se convierte en motor de la política aquello que al principio no era evidente para nadie y se negaba: que nos estábamos poniendo en peligro a nosotros mismos. Los peligros nucleares, el cambio climático, la crisis financiera, los ataques del 11 de septiembre, etcétera, siguen en buena medida el guión de la «sociedad del riesgo». A diferencia de anteriores riesgos industriales, este tipo de riesgos (1) no está delimitado local, temporal, ni socialmente; (2) no es imputable conforme a las actuales normas de causalidad, culpa y responsabilidad; y (3) no es compensable ni asegurable.…  Seguir leyendo »

Parler de «société du risque mondialisé», c’est parler d’une époque au sein de laquelle la face obscure du progrès détermine de plus en plus les controverses sociales. Que les plus grands dangers viennent de nous n’a d’abord été une évidence pour personne, et on l’a contesté ; or c’est un fait qui est en train de devenir la force motrice de la politique. Les dangers nucléaires, le changement climatique, la crise financière, le 11-Septembre, etc. Tout cela s’est produit conformément au scénario que je décrivais il y a vingt-cinq ans, avant même la catastrophe de Tchernobyl.

A la différence des risques industriels des époques passées, ceux d’aujourd’hui ne connaissent pas de limites, qu’elles soient géographiques, temporelles ou sociales ; aucune des règles en vigueur ne permet de les imputer à quiconque, tant en termes de causalité que de faute ou de responsabilité ; enfin ils ne peuvent être ni compensés, ni assurés.…  Seguir leyendo »

¿Por qué el vertido de BP en el Golfo de México, una de las catástrofes ecológicas más graves de la historia de EEUU, no ha llevado a una toma de la Bastilla de las grandes empresas petroleras? ¿Por qué no se abordan los problemas más urgentes de nuestro tiempo, como la crisis medioambiental y el cambio climático, con idéntica energía, idéntico idealismo e idéntico optimismo que tragedias de tiempos pasados como la pobreza, la tiranía y la guerra? El estado actual de la industria del petróleo tiene reminiscencias del Antiguo Régimen en vísperas de la revolución.

La catástrofe tiene múltiples caras.…  Seguir leyendo »

Why hasn’t the Deepwater Horizon spill, one of the worst ecological disasters in US history, led to a storming of the Bastille of Big Oil? Why aren’t the most urgent problems of our time – environmental crises and climate change – being confronted with the same energy, idealism and optimism as past tragedies of poverty, tyranny and war? The current state of the oil industry is reminiscent of the ancien regime on the eve of the revolution.

The Gulf of Mexico disaster has many faces. BP’s incompetence is one. But there is also the failure of legislative oversight. What until recently was praised as an economic stimulus policy is now being criticised as «collusion with scoundrels».…  Seguir leyendo »

¿Cómo es que no se ha producido un asalto a la Bastilla del Gran Petróleo tras el gigantesco vertido de Deep Water Horizon, una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia de Estados Unidos? ¿Por qué no se afrontan los problemas más urgentes de nuestra época -las crisis ecológicas y el cambio climático- con la misma energía, el mismo idealismo, el mismo entusiasmo, optimismo y espíritu democrático progresista que las anteriores tragedias de la pobreza, la tiranía y la guerra? ¿Se conmemorará retrospectivamente a Deep Water Horizon como el octubre rojo ecológico del capitalismo del Gran Petróleo? De hecho, el estado de la industria petrolífera recuerda al ancien régime poco antes de que se viniera abajo.…  Seguir leyendo »

La ley número uno de la sociedad del riesgo mundial dice así: jamás debe dejarse pasar un riesgo global sin aprovecharlo, puesto que es una oportunidad para hacer algo grande. En todo caso, la respuesta política no tiene por qué ser multilateral y cosmopolita; también puede ser unilateral y nacional. Ahora tenemos un claro ejemplo: la canciller alemana, Angela Merkel, ha aprovechado la crisis de la moneda europea para reorientar las debilidades de la política financiera de la eurozona hacia una Europa alemana.

Cuando el riesgo financiero tenía en vilo al mundo, los Gobiernos fueron elogiados porque, de forma sorprendentemente política, tomaron la iniciativa para salvar a la economía mundial de sí misma.…  Seguir leyendo »

Los 2.000 sin papeles (inmigrantes indocumentados) que se han instalado en un edificio vacío del centro de París, en la rue Baudelique, número 14, en el distrito 18, no se esconden de nada. Más bien al contrario. Estos africanos occidentales, turcos, paquistaníes y chinos, entre otros, hacen todo lo posible por llamar la atención de la opinión pública sobre su falta de derechos y su paradero. Cada miércoles se celebra la «marcha de protesta de los sans-papiers», en la que se reparten panfletos y se exhiben pancartas llamativas para recabar amplios apoyos con el objetivo de obtener un estatuto legal.…  Seguir leyendo »