Vicente Botín

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

John F. Kennedy dijo en cierta ocasión que "la gran enemiga de la verdad no es la mentira, premeditada, efectista y deshonesta, sino el mito, persistente, persuasivo e ilusorio". Quizás Fidel Castro, que hoy cumple 85 años, sonría satisfecho al recordar las palabras del presidente de Estados Unidos, porque se adaptan como un guante a su figura y a su obra.

Fidel Castro es una leyenda viva. No tuvo que morir, como el Che Guevara, para convertirse en mito. Lo fue desde el principio, desde que Herbert Matthews, prestigioso periodista del diario The New York Times, lo entrevistó en 1957 en la Sierra Maestra.…  Seguir leyendo »

A los hermanos Castro y a la nomenclatura cubana les gustaría ser como el protagonista del relato de Francis Scott Fitzgerald, El curioso caso de Benjamin Button, que David Fincher llevó al cine en 2008, con Brad Pitt como protagonista. Es la historia de un hombre que nace con el cuerpo de un anciano y va rejuveneciendo con el paso del tiempo hasta que muere a los 85 años con el aspecto de un bebé.

La gerontocracia cubana desearía que su reloj biológico fuera como el de Benjamin Button para poder caminar hacia atrás en el tiempo. La cuadrilla de ancianos que gobierna Cuba desde hace más de medio siglo se resiste a aceptar lo inevitable.…  Seguir leyendo »

La revolución cubana ha muerto de muerte natural, con Fidel Castro invitado a su propio entierro, mientras su hermano Raúl se prepara para extraer las vísceras del cadáver y proceder a su embalsamamiento. Será en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, que se va a celebrar del 16 al 19 de abril, donde los 1.000 delegados elegidos para el evento entonarán con más acierto el Dies Irae que La Internacional.

Para calentar el acto, una marcha recorrerá el Malecón habanero como aquellas que en "vida" de Fidel Castro se denominaban "del pueblo combatiente". Pero esta movilización será solo un remedo, una caricatura, sin la parafernalia antiimperialista que tanto gustaba al Líder Máximo.…  Seguir leyendo »

Las estrellas más importantes del béisbol, el deporte nacional cubano, son los jugadores que golpean más cuadrangulares o jonrones (del inglés home run), un batazo que saca la pelota del terreno de juego y llega a las gradas o sale del estadio. No es extraño, por tanto, que Raúl Castro quiera cambiar su juego, después de la muerte por huelga de hambre de Orlando Zapata, sustituyendo el garrote por el bate. El Gobierno cubano está contra las cuerdas. El discurso político de la revolución está agotado y es incapaz de hacer frente a la gravísima situación social que amenaza con hacer estallar al país.…  Seguir leyendo »

Negra es la primavera en Cuba desde aquella del 18 de marzo de 2003, cuando 75 disidentes fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel, y tres desgraciados muchachos negros fueron fusilados por intentar el secuestro de una lancha con intención de huir a Estados Unidos. Pese a todo, Fidel Castro fue magnánimo; podía haber ejecutado a todos los disidentes, como le confesó sin titubear a Ignacio Ramonet, porque «ese tipo de delito, que es traición a la patria, la hacen dentro de nuestro Código Penal acreedora, incluso, a la pena capital».

El dictador cubano no los mató, prefirió condenarlos a una muerte lenta en las prisiones cubanas.…  Seguir leyendo »

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR) nunca han utilizado sus fusiles para reprimir a la población. El eficaz aparato policial de la dictadura ha hecho hasta ahora innecesaria su intervención. Pero el grado de insatisfacción de los cubanos es cada vez mayor. El Gobierno teme que se produzca una revuelta popular como el maleconazo de 1994, sólo que esta vez no sería para pedir democracia y libertad, sino el final del permanente periodo especial en que vive la isla desde el hundimiento de la Unión Soviética, y que se ha agravado en los últimos meses por la escasez de alimentos y los cortes de luz.…  Seguir leyendo »

El cadáver insepulto de Fidel Castro se pasea por las calles de La Habana. Hay quien asegura haberlo visto blandiendo el puño en el "bosque de banderas", frente al edificio de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, o en la Plaza de la Revolución, en animada charla con José Martí. Y no es extraño, porque aunque el dictador cubano esté muerto, los medios oficiales dan fe de su capacidad espectral de aparecerse. El semanario Trabajadores lo explica con el habitual celo evangelizador de la prensa cubana, por "la especie de revelación de una moderna Trinidad comunista entre el pueblo, el líder y el espíritu revolucionario".…  Seguir leyendo »