Vicente Carrión Arregui

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Lo más penoso del “boicot a los deberes escolares” promovido por la CEAPA (Confederación española de padres y madres de alumnos) para los fines de semana de noviembre gravita en torno a la idea de que “lo escolar tiene que resolverse en la escuela”. Escribimos redacciones para aprobar la asignatura de Lengua, tocamos la flauta para sacar buena nota en Música y hacemos cálculos matemáticos para pasar de curso, como si lo escolar fuera un fin en sí mismo, en vez de una herramienta para ensanchar el horizonte de nuestros hijos valiéndose de la escritura, de la música o de los números para vivir mejor, cultivar sus aficiones y ejercer su libertad con mayores recursos.…  Seguir leyendo »

Aunque no soy futbolero, en aras de una mejor convivencia escolar colaboro con las actividades deportivas del recreo porque me parece preferible que los alumnos peguen patadas y manotazos al balón a que se los den entre ellos. Además, así me familiarizo con los chavales de la ESO ya que, si nuestros próximos representantes políticos no detienen la aplicación de la LOMCE, los profesores de Filosofía nos veremos desplazados del bachillerato y trataremos de cubrir horarios impartiendo “Valores éticos” a quienes no se apunten a Religión Católica. No es que se nos vayan a caer los anillos por ello, ojo —en mi opinión, cuanto más niños, mayor inclinación filosófica tenemos los humanos—, pero es lamentable que sustraigamos al conjunto de nuestros jóvenes la reflexión crítica asociada a las humanidades.…  Seguir leyendo »

Justo cuando más razones parece haber para la esperanza porque ETA y sus adláteres han reconocido más o menos su fracaso, el pesimismo y la impotencia brotan en forma de disputas, desplantes y reproches en las instituciones al tiempo que la sociedad vasca parece más preocupada por los presos etarras que por sus víctimas. El sufrimiento, siempre el sufrimiento, así dice el budismo, como si los demás no apreciaran lo suficiente nuestras heridas.

Creo que a esto aluden algunos intelectuales cuando denuncian la “privatización de las víctimas” (Ruiz Soroa, EL PAÍS, 11-11-2013) y el camino propuesto por un sector de la iglesia vasca, Gobierno vasco y la propia izquierda abertzale, que parece apostar por una resolución personalizada, terapéutica y despolitizada del conflicto terrorista consistente en “chapotear en la sensiblería sentimental”.…  Seguir leyendo »

Qué tontería de título ¿verdad? Suena a bulevar de los sueños rotos, con perdón de James Dean o Sabina, pero es que me daba miedo ahuyentar a los posibles lectores con el que tenía pensado: ‘Lo legal y lo legítimo’, pues queda demasiado erudito y no es mi intención entrar en disquisiciones etimológicas, jurídicas o axiológicas, no vayan a dejar de leerme ahora que han empezado. Plantearé, pues, la cuestión a la brava: ¿Es legal que los partidos políticos, ya sean del gobierno o de la oposición, ya desde instituciones nacionales o internacionales, prometan, declaren o firmen cuestiones que luego no cumplen?…  Seguir leyendo »

Empecemos por un extremo. Vacaciones interminables, libertad, baños, juegos y noches estrelladas. El aroma de una barbacoa, la niña esa con la que hacías castillos en la arena, aquella madrugada jugando al escondite en un pajar, esa noria del ferial desde la que ves el mundo del revés, aventuras diarias en la calle, en los libros, en la imaginación…

Vayamos al otro. Me aburro, qué hacemos, las moscas, el calor, las peleas entre hermanos desde primerísima hora, quiero un helado, he dicho que a la cama, mamá ¿qué hago?, quiero otro helado, cuándo se acabarán las vacaciones, no me apetece ir de paseo, si no te comes las lentejas te quito el móvil, me aburro, no te vuelvo a repetir que hagas la cama y recojas la habitación, quiero ver la tele, a mis amigos les dejan hasta la una, de mañana no pasa: no sales a la calle si no has leído una hora, chuches y más chuches, ¡cuándo se acabarán las fiestas!…  Seguir leyendo »

No quiero dudar de la buena intención de quienes emulan a Salomón cuando afirman que ante el conflicto vasco ellos no están ni con unos ni con otros, que todas las partes tienen que ceder un poco, que tan hartos están de un bando como del otro, pero me atrevería a sospechar que, en la mayoría de los casos, este modo de argumentar es un excelente recurso para no opinar, para no enterarse, para desentenderse de las miserables secuelas de varias décadas de terrorismo vasco. Quienes así se comportan se convierten, supongo que sin quererlo, en el mejor exponente de la miseria moral que hemos heredado de ETA: mejor no ver, no oír, no saber, no opinar… que aquí nos conocemos todos.…  Seguir leyendo »