Vicente Palacio

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Octubre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

España ha dejado de ser diferente. Hoy, al igual que Europa y gran parte del mundo, nos toca hacer frente a los mismos retos: la desigualdad, las migraciones, el cambio climático, y el nacionalpopulismo. Por eso, para la generación que creció de la mano de la Constitución de 1978 y el fin de la Transición, y que hoy se sitúa en puestos de responsabilidad, la lentitud de respuesta ante los cambios por parte de nuestras instituciones, unida al clima de confrontación generalizado, producen una enorme desazón. Resulta muy duro ver cómo retornan viejos fantasmas del pasado —eminentemente el debate identitario nacional y la pulsión separatista en ciertas regiones— al tiempo que el futuro se nos escapa y nos vernos desbordados por la velocidad de cambio en la era digital.…  Seguir leyendo »

La Unión Europea está sola, frente a grandes potencias que no muestran sintonía con su proyecto ni sus valores. En su discurso en Aquisgrán el pasado mayo, el presidente francés, Emmanuel Macron, rebajó a Estados Unidos al mismo nivel que Rusia o China: potencias a las que Europa no puede confiar su destino. “Europa ya no puede confiar a EE UU su seguridad”, afirma la canciller Merkel; “Europa es un enemigo”, responde Trump. En Bruselas y en la OTAN la impresión general es que el espíritu de la alianza transatlántica está agotado. Sin embargo, nadie extrae la consecuencia más obvia: que el fin de dicha alianza —y la consiguiente retirada de EE UU— conduce al fin del viejo sistema multilateral.…  Seguir leyendo »

En el año 2000, el economista Dani Rodrik teorizó por vez primera su “trilema político de la economía mundial”. La globalización económico-tecnológica, venía a decir el profesor de Harvard, ha estado siempre en tensión permanente con la soberanía nacional y con las demandas de una verdadera democracia. Muy pronto el trilema traspasó la academia para convertirse en una máquina de guerra al servicio de muy variadas fuerzas. Primero, el neoliberalismo sacrificó la soberanía y la democracia a “los mercados”. Luego, el movimiento anti-mundialización, de Porto Alegre a Seattle, abanderó la guerra a una globalización identificada al abuso de las multinacionales.…  Seguir leyendo »

Lejos de Estados Unidos, en la noche electoral una mayoría de europeos esperábamos ansiosos que América diría Sí al futuro. En Europa, por “futuro“ se entendía hasta hoy una expectativa razonable de inclusión social, de justicia, de gobernanza del mundo. Pero después del Día D, podría no ser así. Presa del miedo y la rabia, América ha dicho No, enrocándose sobre sí misma para los próximos años.

Fuera cual fuera el resultado final, esto no podía acabar bien. Aunque disfrazada bajo eslóganes del “cambio”, ésta ha sido la campaña de los dos miedos, encarnados en los dos candidatos, muy distintos y enfrentados a muerte, pero en cierto modo cara y cruz de la misma moneda: la desorientación en que vive la nación más poderosa de la tierra.…  Seguir leyendo »

¿Qué pasará con Estados Unidos y Europa después de Obama? EE UU vive en una especie de tierra de nadie: grandes transformaciones sin un suelo estable, ausencia de un proyecto claro de país. No es un declive —ahí sigue su ventaja económica, militar, tecnológica, demográfica, sus múltiples redes de influencia—, pero tampoco un auge y exceso de confianza. Obama intentó encontrar un sitio para EE UU en el siglo XXI: reparar el sistema financiero, crecer sosteniblemente, o cambiar por completo su forma de relacionarse con el mundo. Ha situado a EE UU en la dirección correcta, pero no ha obtenido ningún logro irreversible.…  Seguir leyendo »

La invocación al consenso ha cobrado de nuevo actualidad debido a las dificultades de formar gobierno tras el 20-D y la ansiedad por concretar las políticas fundamentales. Pero en política exterior y europea no hay una visión hegemónica, ni grandes debates, ni tampoco una guía de corto y medio plazo que aglutine a partidos tradicionales y nuevos. La nueva legislatura viene precedida una fuerte polarización interna: la Estrategia de Acción Exterior que el Ministro García Margallo presentó en el Congreso en diciembre de 2014 fue rechazada por el resto de grupos parlamentarios -no sin razón- por confusa, economicista, ideológica, o centralista.…  Seguir leyendo »

Uno de los peores efectos de la crisis y la corrupción rampante es que está reduciendo peligrosamente el horizonte del debate político. Es cierto que ahora toca poner orden en la propia casa, y la catarsis colectiva debería llevarnos a encontrar un nuevo modelo de convivencia. Pero al mismo tiempo, tenemos que echar un vistazo al mundo -principalmente a la Europa donde hemos crecido como país- y hacernos las grandes preguntas: ¿En qué clase de país queremos vivir, y en qué mundo? ¿Qué países europeos pueden servirnos de ejemplo en calidad democrática, en políticas sociales? ¿Cómo puede España impulsar una verdadera Europa política y social, y junto a qué socios?¿Cómo…  Seguir leyendo »

En el istmo panameño, es la hora de la verdad para Iberoamérica. Entre dos océanos y dos siglos, Atlántico y Pacífico; entre Norte y Sur; entre el pasado y el futuro. Esta vez se quieren resultados: a la cumbre acuden las empresas a hablar de infraestructuras y logística, en un país que crece por encima del 7% anual. Pero la búsqueda de resultados cuantificables tiene que acompañarse de una reforma profunda para que la institución pueda sobrevivir. Desde Cádiz (2012) se viene hablando de renovación. Pero la cuestión de fondo sigue sin respuesta: ¿qué pretende ser Iberoamérica?, ¿un club de democracias avanzadas?,…  Seguir leyendo »

Hace cinco siglos, exploradores europeos persiguieron un mítico lugar de riquezas al que llamaron El Dorado, entre las actuales Colombia, Venezuela o las Guyanas. Aquella empresa salió mal para casi todos los que lo intentaron: por exceso de expectativas, por falta de orientación, o por divisiones entre ellos. Ahora que en Santiago de Chile el viejo continente busca la salida a la crisis, no se deberían repetir los mismos errores del pasado.

En la Cumbre de Santiago de Chile confluyen centenares de empresas grandes y medianas, y multinacionales latinas en busca de políticos y partners. Es una gran oportunidad tanto para los que empiezan tímidamente a integrarse en torno a la CELAC, como para los que corren peligro de disgregarse en la UE.…  Seguir leyendo »

Estados Unidos se halla en búsqueda de un espacio propio, en un mundo que ya no controla. Las cosas no han salido como Obama soñó. Han sido cuatro años de infarto, quizá los más densos de la historia reciente de EE UU: el terremoto en Wall Street y las finanzas mundiales; la retirada de Irak y Afganistán; guerras democráticas en Oriente Próximo, sangre en Libia y Siria; el ascenso turbulento de China; en fin, la grave enfermedad de la Unión Europea. Y en casa, un Tea Party en pie de guerra que casi fuerza al país a la bancarrota.

Por encima de todos estos cambios ha sobrevolado el fantasma de la creciente irrelevancia norteamericana.…  Seguir leyendo »

Llevamos mucho tiempo utilizando viejas etiquetas para tratar de orientarnos en el mundo, tales como: potencias hegemónicas, híper o súper potencias, naciones vivas y moribundas, estrellas emergentes y declinantes, estados de derecho y estados gamberros. Pero la crisis financiera global no sólo se ha llevado por delante economías enteras, sino también algunos relatos: las ocho civilizaciones en discordia (Samuel Huntington); los Estados pre-in-post modernos (Robert Cooper); el reinado de las democracias liberales (Francis Fukuyama); e incluso ese otro cuento chino, más reciente, del triunfo del modelo de autocracia capitalista. Sabemos muy poco del presente. Y sin embargo, entre la nebulosa conceptual en que vivimos, se va perfilando algo que podríamos llamar potencias decadentes.…  Seguir leyendo »

Consumado el hundimiento del Partido Socialista en las elecciones generales, se ha abierto un vacío en torno a la visión progresista acerca de Europa y el mundo forjada durante las dos legislaturas anteriores. En España, algunos pactos que sustentaban nuestro Estado social de derecho están saltando por los aires como consecuencia de la reforma exprés de la Constitución que fija un techo de endeudamiento, la creciente desafección de una parte considerable de la ciudadanía más joven o la fractura de solidaridad entre las regiones. Si el presidente Rajoy lograse pronto el plácet de los mercados, podría hacer uso de su mayoría absoluta para poner a España en un rumbo diferente, con otras prioridades, otros compañeros de viaje y otro estilo.…  Seguir leyendo »

Cuando uno llega al mostrador de un aeropuerto y se encuentra con que hay overbooking, pueden pasar dos cosas. Una es que, por un golpe de suerte, acabe sentando en una plaza sobrante en clase business; algo así le pasó a España cuando logró meterse en el club de las 20 economías más poderosas del planeta (G-20). Pero otra, más frecuente, es que te quedes sin volar porque otros han comprado ya tu billete. Esto es lo que le ocurre hoy a la Unión Europea, que no termina de despegar en Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, o el mismo G-20.…  Seguir leyendo »

El diablo estaba esperando a Obama en El Cairo. «He venido para buscar un nuevo comienzo entre Estados Unidos y los musulmanes de todo el mundo», dijo el presidente el 4 de junio de 2009, en el hall abarrotado por 3.000 jóvenes de la Universidad cairota. Obama habló entonces de un gran pacto por la tolerancia religiosa, el desarrollo, la democracia, los derechos de la mujer. Como un presagio, aquella mañana Mubarak había excusado su asistencia al acto; tampoco estuvieron los partidos de la oposición. Solo ante los estudiantes y el mundo, Obama lanzó un mensaje de reconciliación con el islam político, renunciando explícitamente a imponer la democracia por la fuerza.…  Seguir leyendo »

La reciente cumbre del G-20 en Toronto ha venido a confirmar la dificultad del llamado ascenso pacífico de las nuevas potencias. Esta idea, acuñada por los ideólogos chinos, se ha extendido a los otros BRIC, Brasil e India, aunque menos a la vieja Rusia. La bricmanía de Goldman Sachs ha hecho el resto, señalándoles como el destino prioritario para los inversores, los mismos, por cierto, que hoy especulan contra el euro. Pero los poderes emergentes siempre han entrado en la historia como elefantes en cacharrería, y esta vez no es una excepción. Ahora, los países más débiles -y los ambiciosos como Irán- se pegan a sus talones, mirando de reojo a Washington.…  Seguir leyendo »

No cesan los augurios de que Europa cada vez contará menos en el mundo; que la Administración Obama pierde interés por la Unión Europea; que, en fin, la relación transatlántica está finiquitada.

Es verdad. La UE aún no se ha emancipado, y a menudo le cuesta mucho hacer los deberes. Pese al final del unilateralismo en Washington, continúa la actitud reactiva hacia Estados Unidos. Obama está solo frente a Rusia, China, o Brasil, y Europa habla a media voz donde otros hablan alto y claro. Crece la impaciencia norteamericana ante la falta de respuesta europea. La UE está dividida en asuntos como la energía o la ampliación al Este; no tiene claro qué hacer con China, Rusia, Irak, Oriente Medio, Afganistán o Pakistán.…  Seguir leyendo »

¿Hablarán alguna vez Obama y Zapatero sobre América Latina? Me refiero a hablar en serio. Pero, ¿alguien les imagina a ambos decidiendo sobre Cuba, Brasil o los grandes proyectos energéticos o de integración económica del Cono Sur? En el pasado, algo así todavía podía soñarse desde Madrid. Pero tanto han cambiado las cosas en América Latina en el último decenio, y tanto es el terreno cedido, que cualquier iniciativa al margen de los gobiernos de la región ha perdido toda posibilidad de prosperar.

Ironías de la Historia, la influencia norteamericana y española en la región ha corrido parecida suerte. El desembarco español de principios de los años 90 en la energía, la banca o las telecomunicaciones coincidió con la retirada del capital estadounidense y un desinterés político por parte de Washington, cada vez más atrapado en Oriente Medio y en el Golfo Pérsico.…  Seguir leyendo »

Para sorpresa de escépticos, a Estados Unidos le vuelve a importar mucho lo que pasa en el continente americano. En principio, la nueva actitud de Obama, basada en el respeto a sus vecinos, debería ser percibida por los europeos como una oportunidad para colaborar más a fondo con el llamado Hemisferio Occidental. Sin embargo, nadie en París, Berlín o Londres parece estar interesado en esta oportunidad estratégica para reforzar el vínculo transatlántico con todas las Américas. ¿Y en España?

Desde México hasta Tierra de Fuego, hemos visto en estos últimos años una mejora de las instituciones democráticas y un crecimiento económico más sostenido.…  Seguir leyendo »

La llegada de Obama a la presidencia de Estados Unidos ha tenido un efecto inmediato sorprendente: el Mal ha desaparecido del mundo. En la reciente Conferencia de Seguridad de Múnich, el vicepresidente Joe Biden ha escenificado la promesa de una diplomacia dialogante. La división inventada por Bush y los neocon entre los Buenos -con EE UU a la cabeza- y el Eje del Mal -el resto- pierde toda vigencia.

A lo largo de casi una década, a las filas del malhadado Irak, de Irán y de Corea del Norte, el Washington de Bush fue sumando cada vez más eso que llamaba Estados gamberros como la Venezuela de Hugo Chávez, la Bolivia de Evo Morales e incluso, de soslayo, viejos rivales como China y Rusia.…  Seguir leyendo »

El órdago mundial lanzado por el Gobierno para estar en la Cumbre del G-20 en Washington ha tenido la rara virtud de lograr el consenso patrio: hay que estar allí. Sin embargo, con independencia de la fórmula final con que España participe, sería conveniente no exhibir tanto músculo de octava economía mundial de la manera como se está haciendo. Primero, porque desde el Gobierno socialista a menudo se ha criticado el modelo excluyente, opaco y poco eficiente de los Ges. Segundo, porque un ránking basado en el tamaño del Producto Interior Bruto o de las multinacionales no tiene mucho sentido en una época de crisis total.…  Seguir leyendo »