Víctor Lapuente Giné

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de enero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Durante gran parte de la historia de la humanidad, el cielo era un caos. Sol, Luna, estrellas, cometas, aparecían y desaparecían, se cedían el paso y se eclipsaban, sin ton ni son. Hasta que las leyes de la física moderna, radicalmente simples, tocaron con su varita mágica el universo que conocíamos y, donde antes hubo desorden, ahora había claridad.

Los humanos somos más difíciles de pronosticar que los astros. Sobre todo en política. El distante Marte es más predecible que el próximo tuit de Trump. Utilizando una clásica distinción en ciencia, casi todas las cosas pueden clasificarse en dos categorías en función de si son como relojes —porque operan sistemáticamente— o nubes —porque cambian caprichosamente de forma al cruzar el firmamento—.…  Seguir leyendo »

Sentidiño y euroestoicismo

¿Cuál es el titular de unas elecciones con tantos títulos en juego? Aquí tienes siete.

1. Cada pueblo es un mundo. El domingo comprobamos que, cuanto más cerca está un Gobierno de sus gobernados, más importan las personas y menos las siglas del partido. Hasta el punto que, para ganar, hay que esconder la filiación partidista, como hizo Albiol en Badalona. Cada municipio es un mundo distinto. Excepto Vigo, claro, que, con un 67% de los votos para Abel Caballero, es un universo paralelo, con setos en forma de dinosaurio y luces de Navidad que se ven desde la luna —pero, sobre todo, con lo que no se ve tanto: una gestión de los servicios públicos muy apegada a la tierra, conectando con las preocupaciones más coloquiales de los distintos barrios vigueses—.…  Seguir leyendo »

La rebelión de los patriotas

Los que no acudimos a la concentración de Colón queremos manifestarnos. Hablo en mi nombre, pero creo que comparto la opinión de cientos de miles de catalanes, y de otros muchos españoles, que no nos sentimos identificados ni con la deriva soberanista ni con el nacionalismo de golpes en el pecho que vimos el domingo en Madrid. Se nos acusa de permanecer silenciosos, pero nos sentimos silenciados. Si vives en Sevilla, Burgos o la Huesca de mi infancia, sacar la rojigualda al balcón no tiene costes. Si eres un empresario de Vic, un funcionario de Barcelona o un empleado de Tarragona, te juegas el negocio, las posibilidades de promoción o la estima de tus colegas y amigos.…  Seguir leyendo »

La provocación más antigua

¿Qué hacer con la prostitución? Es la discusión más antigua del mundo. Y la que más nítidamente revela nuestro carácter nacional de perros ladradores. Fuera del Congreso, llevamos años de vociferantes argumentos a favor de la legalización, o de la criminalización. Pero, desde el poder, continúa la cobarde inacción legislativa. Así, la prostitución permanece en España en un vergonzante limbo jurídico.

En otros países, la compra de sexo es legal (Holanda, Alemania) o ilegal (Suecia, Noruega); aquí, alegal. A nuestros políticos les ha sido más rentable lavarse las manos que apostar por la regularización o la abolición de la prostitución. Tenemos así un mercado negro en el que empresarios —o, si se prefiere, tratantes—, trabajadoras del sexo —o víctimas— y clientes —o explotadores— intercambian dinero y servicios sin protecciones.…  Seguir leyendo »

Vivimos en Matrix

Ya lo dijo Platón. Vivimos en una caverna. También Elon Musk, quien cree que estamos presos en una fantasía virtual como en la película Matrix. Y es que visionarios de distintas épocas han coincidido en señalar que el mundo que percibimos no es el real.

Pero ahora tenemos la evidencia. Un grupo de científicos, liderados por el psicólogo Daniel Gilbert, ha probado la existencia de un mecanismo cerebral que nos impide captar la realidad con objetividad. Tiene un nombre pomposo —“cambio conceptual inducido por la prevalencia”—, pero implicaciones serias para la vida cotidiana. La idea es que, cuando la presencia de un problema (por ejemplo, la discriminación o la pobreza) se reduce, los humanos ampliamos su definición.…  Seguir leyendo »

Si hay pocas mujeres en los puestos directivos de grandes empresas o en profesiones tecnológicas, ¿es porque sufren discriminación? ¿o simplemente porque hombres y mujeres somos diferentes? Es un debate candente en todo el mundo. El detonante fue el despido de un empleado de Google que cuestionó las políticas de discriminación positiva de la empresa. Afirmó que esas medidas para facilitar la incorporación de mujeres eran autoritarias e ignoraban montañas de evidencia científica sobre las divergencias innatas entre hombres y mujeres.

Pero, en el éxito electoral de Trump y otros políticos defensores del “hombre blanco”, latía ya la frustración de muchos ciudadanos contra unas élites progresistas que estarían exagerando los problemas laborales de las mujeres.…  Seguir leyendo »

Es posible que en pocos días el parlamento regional catalán declare la independencia de Cataluña, tras 500 años de historia común con España. Pocas horas después, el gobierno español tal vez responda con el envío de miles de policías para detener a la cúpula del gobierno catalán, lo que pondría fin a 40 años de próspero autogobierno. Y muchos catalanes podrían salir a las calles e iniciar una revuelta, con temibles consecuencias.

A primera vista, la idea de España sumida en el caos es desconcertante. El país está catalogado como una de las democracias que mejor funcionan en el mundo, por delante de Francia, Italia y Estados Unidos, según algunos indicadores.…  Seguir leyendo »

Los referendos no son buenos ni malos. Los hay disgregadores, como los plebiscitos presidenciales, el Brexit o los que arruinaron al Estado de California con consultas populistas de expansión del gasto público y contracción de los impuestos. Y los hay que, por el contrario, favorecen el pactismo, como los celebrados en Suiza o Uruguay. Tal y como señala el politólogo David Altman, Suiza y Uruguay son los países que más consultas populares organizan en sus regiones y, en lugar de ser los países más radicalizados, son los más consensuales.

Lo que determina si un referéndum socava o apuntala una democracia es quién lo promueve.…  Seguir leyendo »

¿Por qué no votamos a los atletas que enviamos a las Olimpiadas? Pues porque queremos a los mejores. Entonces, ¿por qué votamos a los políticos? Si realmente queremos a los mejores, deberíamos someter a los candidatos a pruebas de inteligencia y capacidad. A oposiciones o competitivos concursos de plazas. Así tendríamos un Gobierno de Einsteins. Es lógico. Pero también tiene sentido pensar que llevamos demasiado tiempo gobernados por demasiados expertos. Y mira qué han conseguido.

Esta es la cuestión de fondo en la actual crisis de la democracia. Nuestras sociedades se están rompiendo entre quienes desean delegar más capacidad de decisión a los Einsteins y quienes quieren dársela a los votantes y a sus representantes.…  Seguir leyendo »

Grecia, 480 antes de Cristo. Una tormenta de polvo y sangre avanza por el desfiladero de las Termópilas, sobre los cadáveres de Leónidas y sus legendarios 300. Navíos persas se acercan por el Egeo agitando sus tentáculos de madera. Nubes de flechas cubren el sol. Por tierra, mar y aire, el rey Jerjes despliega el ejército más grande que ha visto el mundo antiguo. Una procesión de muerte aplastará las ciudades-Estado griegas. Han osado rebelarse contra un imperio que se extiende de Egipto a la India.

Ha sido un verano de Juegos Olímpicos. Pero los dioses del Olimpo, que 10 años atrás habían ayudado a los griegos a frustrar la invasión del rey Darío en la batalla de Maratón, parecen haber abandonado ahora a los suyos.…  Seguir leyendo »

Campaña narcisista

La campaña electoral es una fiesta narcisista. Pero no porque los candidatos se paseen por los platós de televisión exhibiendo sus dotes seductoras, artísticas o culinarias. Los narcisistas somos nosotros, los votantes. Y los candidatos lo saben. Los más listos dedican sus esfuerzos a ponernos un enorme espejo delante que, como a Narciso, nos recuerde qué bellos y bellas somos.

Los políticos nos piropean. Trabajadores por cuenta propia, autónomos, emprendedores, pensionistas, urbanitas y gentes del mundo rural, nos emocionan hasta vuestras alcachofas. Y qué injusto ha sido el país con vosotros. Pedid y os será concedido. No, yo no voy a exigiros nada a cambio.…  Seguir leyendo »

El político no viste de Prada

Los españoles simplificamos la política a una sola dimensión. Si eres de izquierdas y quieres que el Estado intervenga en la economía, también estás a favor del derecho al aborto, la inmigración, la igualdad de género y los derechos civiles. Si eres de derechas, no sólo deseas un menor peso del Gobierno en la economía, sino también defiendes unos valores socioculturales más tradicionales.

Mientras en España existe una “super-dimensión”, en otros países la política se dirime en dos ejes. La división económica (izquierda versus derecha) y la división cultural (libertarios versus tradicionalistas). En general, estas dimensiones están relacionadas y los partidos económicamente de izquierdas tienden a ser algo más liberales en aspectos culturales.…  Seguir leyendo »

Qué es la política

Andamos confundidos. Los ciudadanos no queremos elecciones, pero nos disgustan todas las coaliciones sobre la mesa. Los políticos no ponen líneas rojas, pero levantan muros a los del otro bando. Y los periodistas sueltan el “pónganse de acuerdo de una vez” en sus sermones matinales para, a continuación, pasar a destripar las declaraciones de fulanito de tal contra menganito de cual. Montañas de nobles aspiraciones políticas paren ratones de cotilleo.

Cuando todos los integrantes de un ecosistema están despistados suele deberse a que falla algo básico. Como el aire o el agua. Algo tan primordial que lo damos por descontado. Y, en nuestro caso, creo que lo que nos falla es una definición compartida de política.…  Seguir leyendo »

Pastores o borregos

Los políticos son pastores y, a la vez, borregos. Por un lado, tienen que liderarnos, proponiendo soluciones a nuestros retos colectivos. Por otro, deben escucharnos, adaptándose a nuestras demandas. Tradicionalmente, el político carismático lideraba en los retos que unen a toda la sociedad (economía, paro, bienestar) y escuchaba en las cuestiones que nos dividen (energía nuclear, aborto, alianzas exteriores). ¿Recordáis cuando los partidos democristianos dejaban libertad de voto a sus parlamentarios en temas morales, o los Gobiernos socialistas convocaban referendos sobre la permanencia en la OTAN, mientras mantenían unas coordenadas marcadas en políticas sociales y económicas?

Pues bien, hoy es al revés.…  Seguir leyendo »

Prometen y cumplen

Al menos, los políticos españoles. El PPSOE, sin ir más lejos. No es por llevar la contraria a la quejosa letanía que acompasa nuestras campañas electorales: “Las promesas son papel mojado”, “en la oposición dicen una cosa y en el Gobierno hacen otra”, etcétera… Sino que lo dice un estudio que compara hasta qué punto los partidos de diversos países cumplen sus promesas electorales y en el que ha participado el economista español Joaquín Artés. Los partidos de gobierno españoles —PSOE y PP— se encuentran entre los partidos más cumplidores, por detrás de los británicos y a la altura de los suecos.…  Seguir leyendo »

Corrupción y terror

¿Qué nos impulsa al lado oscuro? ¿Por qué tantos jóvenes de “discreta vida” se transforman en terroristas dispuestos a inmolarse en el nombre de una creencia religiosa extremista? Decía Dostoievski que no hay nada más fácil que condenar al malhechor, pero nada más difícil que comprenderlo. Y en pocas ocasiones esta afirmación resulta más acertada que en el caso del terrorismo yihadista. A las élites culturales occidentales nos consuela pensar que el motor del terror son la pobreza y la falta de educación. Estos días nos hemos hartado de oír brindis al sol, y a la media luna, sobre cómo combatir las causas “socioeconómicas de fondo” del terrorismo.…  Seguir leyendo »

La próxima elección parlamentaria de Cataluña podría convertir la rica región noreste de España en el primer estado en separarse de la Unión Europea. Pero, cuanto más probable parece que los separatistas ganen una mayoría de escaños, más se hacen oír las voces opuestas a la secesión. El común de los catalanes comienza a darse cuenta de que pagaría la factura de la independencia mientras que los posibles beneficios se los apropiaría una élite intelectual cada vez más poderosa.

La radicalización de Cataluña parece desconcertante. En 1978, un abrumador 90,5 % de los catalanes (tres puntos por encima de la media nacional) votó a favor de la Constitución Española, la cual otorga a las regiones un régimen de autogobierno en áreas tan importantes como la policía, la educación, la salud, la radio y la televisión.…  Seguir leyendo »

El cisma entre burguesía y ‘clerecía’

A medida que se acercan las elecciones autonómicas, cobra importancia el dilema de todo burgués catalán a quien asusta el giro independentista del presidente Mas. A este burgués, ya sea industrial, comercial o laboral (éste, hoy, mayoritario), le disgusta la incertidumbre que provoca el proceso soberanista. Incluso el que desearía la independencia duda de que Cataluña se mantuviera en la Unión Europea o reingresara a corto plazo. Y cuando mira a los hechos, le duele reconocer que la experiencia de los últimos 38 años no garantiza que Cataluña se convierta en Austria o Dinamarca, pues en calidad de gobierno hoy se asemeja más a Portugal.…  Seguir leyendo »

Momentos Dédalo, momentos Ícaro

Los analistas-buitre, siempre dispuestos a caer sobre la presa débil, han propagado varios mitos sobre las causas de fondo de la crisis griega. Así, los griegos carecerían de una cultura democrática occidental, habrían sido incapaces de construir un Estado moderno, serían tolerantes con la corrupción o tendrían una mentalidad oriental. Y, algo en lo que todos coinciden (seguramente como coartada para justificar sus prejuicios) es que, si Grecia se ha integrado en las instituciones europeas, es por culpa de otros. Reino Unido, Francia o EE UU metieron a Grecia en un club en el que no hubiera entrado por méritos propios.…  Seguir leyendo »

Elogio de la fragmentación política

Las coaliciones tienen mala fama. Periodistas y analistas temen el “escenario de fragmentación” que se abrirá en un sinfín de Administraciones locales y autonómicas tras estas elecciones. De una liga de dos pasaremos a una liga muy abierta. En ayuntamientos, autonomías y, muy pronto en sus pantallas (quizás antes que la última entrega de La Guerra de las Galaxias), también en el Gobierno central. Perderemos gobernabilidad, ganaremos inestabilidad. Los Gobiernos harán menos cosas, pues habrá que poner de acuerdo a caprichosos compañeros de variopintos gustos. Lo cual parece una maldición cuando los problemas sociales se amontonan.

Pero es un terror injustificado.…  Seguir leyendo »