Victorio Magariños

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El Código Civil español limita la libertad del testador impidiéndole disponer para después de su muerte de una parte importante de su patrimonio. Pues forzosamente ha de reservar para los descendientes dos terceras partes, y para los ascendientes, en defecto de aquéllos, la tercera parte si concurre con el cónyuge del testador, o la mitad en otro caso. Tal sistema, que procede de la época de los visigodos, se conserva hoy casi intacto, sin que, hasta hace poco tiempo, ninguno de nuestros legisladores estatales haya tenido la menor preocupación o intento de modificarlo.

Sin embargo, es cada vez más general y contundente la reacción de sorpresa y rechazo en las personas que pretenden hacer testamento, cuando comprueban que no pueden dejar sus bienes a las personas que consideran merecedores de los mismos, y en casos como el del cónyuge, partícipes de su generación.…  Seguir leyendo »

Discriminación fiscal sucesoria

La Ley del impuesto sobre sucesiones de España establece un trato diferenciado por razón de parentesco. Sin que se le ocurra al legislador otro argumento que la tradición. Resulta sorprendente que se utilice la tradición para eludir los principios de capacidad económica y de igualdad, que son los que deben presidir los tributos. Esta llamada o apoyo en la tradición –en realidad, inercia legislativa– trae causa de otra, procedente del Código Civil. En este cuerpo legal se acoge un privilegio del que gozan determinados parientes de la persona que fallece. Se trata del sistema legitimario, en base al cual la ley reserva en favor de descendientes y ascendientes una parte importante de la herencia.…  Seguir leyendo »

En los últimos tiempos, el grado de aislamiento y el trato de las personas mayores se distancian de lo que sería normal en el cambio generacional. No se confía en su capacidad intelectual, ni, por tanto, se reconoce su autoridad y maestría. Se les considera amortizados, fuera de época. Su opinión no interesa, su consejo resulta para los jóvenes un freno que no están dispuestos a aceptar. Se les descalifica con frecuencia: cosas de viejos... O se les trata como a niños: cuidado que ya no tienes edad…, etcétera. Incluso se ha pretendido señalar en su automóvil con una M su ancianidad, bajo el manto de medida protectora, que supone realmente presunción de discapacidad.…  Seguir leyendo »

El Código Civil español, publicado en el siglo XIX, restringe gravemente la libertad, al imponer al testador que dos terceras partes de su patrimonio se reserven a favor de sus descendientes, y en defecto de éstos un tercio o la mitad a favor de los ascendientes, según concurran o no con el cónyuge viudo.

Sigue una tradición arcaica, que se aparta de la romana y de nuestras legislaciones forales, que han acogido sistemas más justos y respetuosos con la voluntad del testador. Así, Navarra y tierra de Ayala, en Álava, en donde rige la libertad absoluta de testar, o el resto del País Vasco y Aragón, en los que existe una amplísima libertad en relación con los descendientes, o en Cataluña y Galicia, en los que la legítima de los descendientes está reducida a la cuarta parte.…  Seguir leyendo »

Democracia frente a derecho

La democracia y el derecho son dos pilares básicos sobre los que se asienta el estado de una sociedad avanzada. Sin embargo, el término democracia ha tenido más éxito. Forma parte de un grupo de palabras con carga positiva, hasta cierto punto mágica, con la que se pretende definir y englobar el estado moderno, guardián de la libertad. Pero su uso excesivo y forzado ha distorsionado su verdadero alcance, dejando en la penumbra el otro pilar del Estado, el derecho. Sin embargo, a causa del proceso de una pretendida independencia de Cataluña se ha empezado a hablar de derecho, de ley, en contraposición o como contrapunto de la democracia.…  Seguir leyendo »

El Supremo y los impuestos hipotecarios

La última sentencia del Tribunal Supremo (TS) relativa al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) ha provocado graves problemas, al declarar nulo un artículo del Reglamento del Impuesto sobre Transmisiones y Actos jurídicos Documentados (ITP y AJD), y entender que el sujeto pasivo del IAJD en los préstamos hipotecarios es el prestamista; en contra de la doctrina reiterada del propio TS. Es conveniente reflexionar sobre aquélla, al margen de prejuicios que pudieran enturbiar una solución equilibrada.

1. El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) tiene dos variantes. Una, de cuota fija, que es realmente una tasa por el papel timbrado que el Estado facilita al notario para mayor seguridad del documento.…  Seguir leyendo »

Desheredación y libertad de testar

El Código civil español limita la libertad del testador impidiéndole disponer para después de su muerte de una parte importante de su patrimonio. Pues forzosamente ha de reservar para los descendientes, en especial, dos terceras partes. Este sistema, que procede de la época de los visigodos, se conserva hoy casi intacto, sin que ninguno de nuestros legisladores estatales haya tenido la menor preocupación o intento de modificarlo.

Sin embargo, es cada vez más contundente la reacción de sorpresa y rechazo del testador, cuando comprueba que no puede dejar todos sus bienes a las personas que considera merecedores de los mismos, y en casos como el del cónyuge, partícipes de su generación.…  Seguir leyendo »