Wolfgang Münchau (Continuación)

Patos de goma con el logo de AfD en el Parlamento federal de Wiesbaden, el pasado 8 de octubre.WOLFGANG RATTAY (REUTERS)

Desde la Segunda Guerra Mundial, cada 20 años aproximadamente, Alemania ha atravesado una crisis que a menudo parecía insuperable: a finales de la década de 1960, a principios y mediados de la de 1980, a principios de la de 2000 y ahora. Estas crisis anteriores parecieron dolorosas en su día, pero por lo general se resolvieron con un cambio de Gobierno o reformas. La crisis actual es más fundamental. Se trata del protagonismo de Alemania en el mundo y de su modelo de crecimiento económico. No existe un programa de reformas evidente para sacar adelante al país. Tampoco hay un Gobierno alternativo o una coalición esperando probar cosas nuevas.…  Seguir leyendo »

El giro de 180 grados que ha dado Rishi Sunak en lo que respecta a las medidas para combatir el cambio climático ha sido brusco y drástico. Pero también es sintomático de lo que está ocurriendo en los partidos de centroderecha de toda Europa. El consenso político sobre el acuerdo climático de París está empezando a resquebrajarse.

Después de escuchar lo que los democristianos alemanes decían sobre este tema, su apoyo declarado a las políticas para luchar contra el cambio climático siempre me ha sonado a propósito de Año Nuevo. El candidato de la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por sus siglas en alemán) en las últimas elecciones alemanas, Armin Laschet, siempre hablaba del cambio climático en términos de “sí, pero”.…  Seguir leyendo »

A simple vista, da la impresión de que los populistas están fragmentándose en Europa. En Francia, Marion Marechal está a punto de presentar batalla a su tía, Marine Le Pen, como candidata principal de un partido rival de derechas en las elecciones europeas del año que viene. Una política inconformista de la izquierda alemana, Sahra Wagenknecht, se prepara para lanzar su propio partido, a caballo entre la extrema izquierda y la extrema derecha. Ya he escrito sobre el ascenso del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que los sondeos revelan como segundo partido más grande de Alemania después de la CDU/CSU. Las encuestas alemanas dan respuestas contradictorias sobre el apoyo del que gozaría un partido de Wagenknecht.…  Seguir leyendo »

No soy economista. Soy periodista. Pero la macroeconomía ha desempeñado un papel muy importante en mi vida profesional. Los macroeconomistas académicos han influido en mi forma de pensar sobre la economía. También han influido en políticos como Gordon Brown en la década de 1990. S u primera medida como ministro de Hacienda fue independizar el Banco de Inglaterra. Siguió al pie de la letra el manual de la macroeconomía ortodoxa. Bill Clinton, cuando fue elegido presidente de Estados Unidos en noviembre de 1992, reunió a un grupo de economistas académicos en un congreso para que le asesoraran sobre su futura política económica.…  Seguir leyendo »

El enfrentamiento entre Finlandia y Rusia en la II Guerra Mundial da una idea de cómo podría acabar la guerra de Ucrania

Durante una visita reciente a las regiones nororientales de Finlandia tuve ocasión de reflexionar sobre la llamada Guerra de Invierno de 1939 y 1940 y lo que nos dice sobre la situación actual en Ucrania. Rusia invadió Finlandia a finales de noviembre de 1939 para proteger Leningrado, la actual San Petersburgo, que en aquel momento se encontraba a solo 32 kilómetros de la frontera finlandesa. Los soviéticos habían pedido a Finlandia que trasladara la frontera unos 30 kilómetros hacia el oeste, y después de que esta se negara, la invadieron. La guerra duró poco más de tres meses. Aunque las tropas finlandesas no eran rivales para el Ejército Rojo, las tácticas guerrilleras que emplearon fueron sorprendentemente eficaces y frenaron el avance soviético.…  Seguir leyendo »

A lo largo de los años he conocido tres grandes relatos sobre la Unión Europea: la vieja versión federalista, ahora presuntamente muerta; otra versión que reduce la UE a un Mercado Común glorificado; y la de la UE como garante de la libertad en la Europa postsoviética. Esta última versión nunca ha sido tan popular como ahora debido a la guerra de Ucrania. Pero a pesar de sus evidentes atractivos, este relato está lleno de lagunas.

La principal tragedia de la UE es que, para poder actuar como faro de libertad, necesita ser un Estado federal. Los tres relatos parecen diferentes, pero no es fácil separarlos.…  Seguir leyendo »

Lo he llamado el peor error político que he visto en mi vida: la austeridad tras el estallido de la crisis de la zona euro. Deterioró permanentemente la resiliencia económica de la eurozona, contribuyó al auge de la extrema derecha y abrió una brecha entre los países de la UE que utilizan el euro. Están a punto de cometer el mismo error.

La austeridad no es un compromiso entre el dolor a corto plazo y el beneficio a largo plazo. También empeora la situación de la gente a la larga. La Fundación para una Nueva Economía (NEF), presentaba no hace mucho un cálculo del coste total de la austeridad durante todo el periodo: un déficit de 533.000 millones de euros en inversiones en infraestructuras, incluidas las energías renovables.…  Seguir leyendo »

Las falsas ilusiones son lo que guía el pensamiento occidental sobre Rusia. Lo que no debe ser, no puede ser. Cuando Yevgueni Prigozhin lanzó su intentona golpista, un experto tras otro proclamó el principio del fin de Vladimir Putin. Se habló de grietas. Cuando Prigozhin aceptó un acuerdo al cabo de 24 horas y retiró sus tropas, esto constituyó una vergüenza más para Putin.

Una valoración más serena es que este episodio probablemente no va a tener mucha incidencia a corto plazo, y que podría afectar o no a la posición de poder de Putin. Es más, desde una perspectiva occidental, no está nada claro si debemos pensar en el fin de Putin como una promesa o como una amenaza.…  Seguir leyendo »

Los europeos somos muy de relaciones. Y de ahí se deriva gran parte de nuestra confusión política. Mezclamos el concepto de intereses estratégicos con el de relaciones exteriores. Es una de las cosas que Reino Unido y la UE tienen en común. Todo el debate sobre el Brexit, en ambos lados de la discusión, giró en torno a con quién queríamos estar, no en torno a qué queríamos hacer.

Estados Unidos define su interés nacional con independencia de sus relaciones. Es el privilegio de una superpotencia, pero también resulta difícil. En la década anterior, Estados Unidos había desplazado su atención del Atlántico al Pacífico.…  Seguir leyendo »

Fábrica de Audi en Alemania. EFE

¿Recuerdan el concurso del enfermo de Europa? A lo largo de las décadas, el premio ha ido y venido entre el Reino Unido y Alemania, aunque Francia, en ocasiones, ha merecido una mención honorífica.

A pesar del Brexit y de la falta de una estrategia británica para afrontarlo, el trofeo está ahora en Berlín. Alemania ha caído en lo que los economistas denominan recesión técnica, tras dos trimestres consecutivos de caída del crecimiento económico. Pero esta no es la verdadera definición de recesión. La Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos la describe como “un descenso significativo de la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos meses”.…  Seguir leyendo »

En el mundo de la fabricación, hay un viejo dicho según el cual una vez que una industria se va, no vuelve. Es el Humpty Dumpty (Zanco Panco) de la economía. Por eso los alemanes, que saben un par de cosas sobre la fabricación, han luchado tanto contra la desindustrialización. Estados Unidos y el Reino Unido abandonaron la industria hace décadas, pero el Gobierno de Biden quiere que vuelva. El instrumento elegido es la ley de Reducción de la Inflación del año pasado, con su programa de 370.000 millones de dólares en ayudas a la energía verde. Me temo que Estados Unidos subestima la magnitud de la tarea.…  Seguir leyendo »

La política de la inflación guarda un asombroso parecido con la política del Brexit. El Brexit dividió al Reino Unido en dos bandos, el del sur, metropolitano, y el del norte, industrial. La inflación abre brechas similares. Por supuesto, esta afecta más a los pobres que a los ricos. La novedad es que el aumento de la inflación entraña el riesgo de errores de juicio políticos parecidos a los que condujeron al Brexit.

Conozco a muchos economistas, sobre todo de izquierdas, que no sienten mucho aprecio por el objetivo de la estabilidad de precios, y que desearían que los bancos centrales se centraran en el crecimiento y en el empleo.…  Seguir leyendo »

El presidente chino, Xi Jinping (derecha), recibe al canciller alemán, Olaf Scholz, en noviembre de 2022 en Pekín.DPA vía Europa Press (DPA vía Europa Press)

En Ucrania y en torno a ella se libran dos guerras: la que se desarrolla sobre el terreno, y la más grande, que enfrenta a Oriente y Occidente. Un posible escenario es que Ucrania y sus aliados occidentales ganen la primera contra Rusia, y que China salga victoriosa de la segunda, de mayor alcance: la creación de una alianza de países liderada por el gigante asiático, poderosa militarmente, sofisticada técnicamente y próspera económicamente, cuyos miembros se definan a sí mismos por oposición a los valores occidentales. El presidente Xi Jinping declaró al final de su reciente visita a Moscú: “Se están produciendo cambios que no se habían producido en 100 años.…  Seguir leyendo »

“El cambio es bueno, pero los dólares son mejores”, afirmaba una vez un escritor de novelas románticas estadounidense. Un sentimiento igualmente festivo inspira los debates sobre el futuro papel del dólar como primera divisa mundial. La opinión generalizada es que el dólar es seguro. Creo que el consenso es erróneo. Esta no va a ser una historia con final feliz.

El dólar constituye la base del liderazgo mundial de Estados Unidos, y por lo tanto, su futuro está unido indisolublemente al debate sobre la fragmentación geopolítica. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, preguntaba durante su reciente visita a China: “¿Por qué todos los países tienen que estar atados al dólar para comerciar?…  Seguir leyendo »

Los partidos políticos de centro han pasado apuros en muchos lugares de Europa. Dos imágenes literarias opuestas vienen a la mente. Las familias infelices de Tolstói son el relato del periodismo político. Explica el declive del centro con historias nacionales: la reforma de las pensiones francesa, el estancamiento italiano, la política energética alemana. Cada fracaso es una historia desgraciada en sí misma.

La visión contraria es la de una fuerza unificadora detrás del caos de la política europea, el spiritus mundi del poema de Yeats La segunda llegada: “Todo se desmorona; el centro no puede sostenerse”.

Francia es el ejemplo más interesante porque es el único país que intentó reinventar el terreno político intermedio a través del centrismo radical de Macron.…  Seguir leyendo »

He aquí un par de estadísticas dirigidas a todos los académicos, miembros de fundaciones y periodistas ilusos que creen que el poder de la Unión Europea se está desplazando hacia el Este. Tres de los 27 países que la integran —Alemania, Francia e Italia— representan más de la mitad del PIB de la Unión. Los 11 países del centro y el este de Europa suman poco más del 10%. Además, Alemania, Francia e Italia son los principales socios comerciales de China en la UE. En cuestión de política industrial, el centro de gravedad de los Veintisiete descansa firmemente en el oeste.…  Seguir leyendo »

Algo que actualmente se olvida a menudo en el debate en Reino Unido sobre Europa es lo difícil que fue la relación mientras duró. A principios de la década de 1980, Margaret Thatcher hizo descarrilar consecutivas cumbres comunitarias con su demanda incesante de que le devolvieran su dinero. En mayo de 1985, los líderes europeos, agotados, acabaron tirando la toalla y accedieron a reembolsar la aportación británica al presupuesto. Fue una victoria para Reino Unido, pero tuvo un coste político que se subestimó en su momento. Thatcher se quedó sin aliados en Bruselas, y ese aislamiento influyó en su política europea a partir de entonces.…  Seguir leyendo »

Uno sabe que se encuentra ante una crisis financiera de otro tipo cuando el gobernador del banco central griego se jacta de que su país no tiene una exposición significativa a Suiza. El comentario de Yannis Stournaras añade un toque cómico a las perennes crisis financieras europeas.

Su observación es bastante injusta con los suizos. En mi opinión, lo han hecho bastante bien. Al Gobierno y al banco central del país helvético les bastó un fin de semana para salir del lío de Credit Suisse. Consiguieron que UBS, el mayor banco suizo, absorbiera la entidad. Se acabó la crisis. Compárese con la crisis de deuda de la zona euro, que duró muchos años.…  Seguir leyendo »

Agentes federales lanzan gases lacrimógenos contra una protesta contra la desigualdad en Portland, Oregón, en julio de 2020.CAITLIN OCHS (Reuters)

Nuestra situación económica y la de la década de 1970, con sus crisis de los precios del petróleo, sus barones sindicales y sus gobernadores incompetentes al frente de los bancos centrales, son claramente diferentes.

La nuestra es peor.

Veo tres semejanzas llamativas entre los años setenta y nuestros días, pero hay una diferencia crucial que inclina la balanza.

La primera semejanza, y la más evidente, es el aumento de la inflación tras una serie de subidas de los precios, y la manera en que los bancos centrales están reaccionando ante ello. En Reino Unido, por ejemplo, la primera crisis del petróleo de 1973 hizo que la inflación escalara hasta el 23% en 1975.…  Seguir leyendo »

Soldados ucranios disparan un obús desde sus posiciones en Zaporiyia, el pasado jueves.STR (EFE)

¿Qué pasará si perdemos? O más bien, ¿qué pasará si la guerra acaba con una resolución que los ucranios y la mayoría de los occidentales consideramos insatisfactoria? La mayoría de las guerras no terminan con una victoria clara de uno de los bandos. Esta podría ser una de ellas.

Últimamente ha habido un cambio en las opiniones expresadas en las capitales europeas sobre el desenlace de la guerra. En estos momentos, Washington, Berlín y Londres comparten la previsión de que el conflicto se prolongará varios años. Ninguno de los contendientes tiene la superioridad necesaria en cuanto a soldados y equipo para infligir una derrota decisiva al otro.…  Seguir leyendo »