Xavier Vidal-Folch

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Contra la prisión preventiva

Al Tribunal Supremo (TS) y al Tribunal Constitucional (TC) les corresponde decidir si reconsideran a fondo la pertinencia de que los presos del procéscontinúen, un año después de su detención, en prisión preventiva. Tocaría.

Porque esta medida cautelar, diseñada para asegurar que los procesados comparezcan en su vista y sean juzgados, es de naturaleza “excepcional” (Sentencia del Tribunal Constitucional, STC 128/1995). Es decir, solo debe imponerse cuando sea estrictamente necesario, en tanto no se cuente con otras medidas “alternativas”, menos gravosas que la restricción de la libertad personal para alcanzar igual fin.

Y es que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos del Consejo de Europa (TEDH) ha levantado bandera a favor de la libertad provisional hasta la celebración del juicio.…  Seguir leyendo »

Molt Censurable president Quim Torra

La autonomía catalana es la encarnación del autogobierno. Y es pilar sustantivo de la democracia española. En ambas cualidades está seriamente amenazada.

Verbalmente, por las proclamas neo-centralistas que reclaman su intervención permanente. En los hechos, por las actuaciones del bloque independentista en el poder, que paralizan a su máxima institución representativa, el Parlament.

El cierre de la Cámara, la continua suspensión de sus sesiones plenarias (a petición de los dos grupos del Govern), como continuo recurso para suturar las crecientes discrepancias entre Esquerra y el PDeCAT, es una frivolidad.

Y una humillación a los electores. El Pleno es nada menos que “el órgano supremo del Parlament” (artículo 72 del Estatut).…  Seguir leyendo »

Este otoño es de vértigo para Europa. La Unión libra un combate frontal contra tres fantasmas internos que amenazan sus valores y existencia: la xenofobia del autoritarismo populista, la parálisis de la arquitectura del euro y la ruptura del Brexit. Pero no está escrito que deba perder. Dispone de un buen arsenal con el que enfrentarse a esas amenazas. Aunque hay prisa: dada la coyuntura preelectoral, la legislatura acabará, de facto, en diciembre.

La cumbre del próximo jueves llega tras indicios alentadores. El Parlamento acaba de ampliar el frente institucional que se enfrenta al autoritarismo populista. Votó iniciar un procedimiento sancionador a Hungría (artículo 7, que llega a la suspensión del derecho de voto), por sus violaciones de las libertades de expresión y su persecución de minorías y disidentes.…  Seguir leyendo »

Un Govern efectivo para qué

En tres semanas pasarán muchas cosas. El día 22 es la fecha tope en que la mayoría parlamentaria independentista de Cataluña debe decidir si quiere convertirse en mayoría gubernamental, para lo que mantiene su legitimidad, o si apuesta por prolongar sus ásperos desacuerdos forzando la convocatoria de nuevas elecciones.

A ese dilema se le enrosca otro aún más decisivo. El secesionismo debe optar por retornar claramente a la legalidad. O por volver a las andadas. O a la sempiterna confusión de las pasarelas y triquiñuelas entre una y otras.

El lema de que el objetivo es constituir un nuevo Govern de la Generalitat “efectivo” se ha encaramado a la categoría de mantra.…  Seguir leyendo »

La corredactora Marta Rovira dijo ayer que habían estudiado mucho Derecho Internacional para dar debido amparo a su ley. Pues lograron un suspenso de campeonato. Su escuálido texto carece de verdadera base jurídica no solo interna, sino también internacional.

Vuelvan en septiembre sabiendo que:

Primero, la principal gran norma que incluye el derecho de autodeterminación es la propia Carta de Naciones Unidas (1945), y en su artículo 1: se les olvidaría que lo primero va antes. Fácil, el secesionismo ignora la jerarquía normativa, piramidal. Por eso esta aún-no-ley no se remite al Estatut, ni por asomo a la Constitución.

Segundo, el ordenamiento internacional coloca ese principio en similar, pero inferior nivel al de “la integridad territorial, independencia política o unidad” de los Estados: pues aquél debe ejercerse “en conformidad” con las normas que preservan la “integridad territorial de los Estados”, (principio 5 del Acta Final de Helsinki y Resolución 1514-XV de la ONU de 1960, reiterada en 1970).…  Seguir leyendo »

Artur Mas engañó a los catalanes el 9-N de 2014: les convocó a un “proceso participativo” y, concluido, lo equiparó a un referéndum, de cuyo precario resultado extrajo la presunción de que Cataluña ya había “cambiado de estatus”.

También les engañó el 27-S de 2015, al convocarles a unas “elecciones plebiscitarias”, y, cuando perdió el plebiscito al no superar el 48% de los votos —aunque su coalición se erigió en primera minoría—, insistió en que tenía un “mandato popular” para alcanzar la independencia y fabricó a tal efecto una hoja de ruta secesionista, aún hoy más o menos vigente.

Artur Mas engañó al Gobierno y al Estado asegurando antes del 9-N que la consulta había quedado en manos de los voluntarios.…  Seguir leyendo »

O Europa da la cara por sus ciudadanos o los europeos volverán la espalda a la idea de Europa.

La Unión Europea (UE) debe “tomar partido por los perdedores”, reclamaba el economista liberal Paul de Grauwe (Ctxt, 6 de julio). Pero no solo de la globalización desigual y asimétrica. También de la mala digestión de la crisis y de la mediocre receta aplicada contra ella, la política económica de austeridad monolítica y excesiva.

Con cinco millones más de parados desde que empezó en 2008 la Gran Recesión —hasta 20,4 millones, pero llegaron a 26 millones en 2013—; con el extremismo rampante aprovechando, oportunista, el malestar de los desheredados; y en el fragor de una desafección social palpable, la cumbre de jefes de Gobierno que se abre hoy aparece socialmente ciega, sorda y muda.…  Seguir leyendo »

El inspirador del programa económico de Podemos para una expansión fiscal de 96.000 millones, Nacho Álvarez, ha ofrecido explicaciones complementarias, corteses y que contribuyen al debate público (Las cuentas sí cuadran, EL PAÍS, 23 de febrero). Pero no despejan dudas muy severas (Las cuentas de Podemos no cuadran, EL PAÍS, 18 de febrero). Las agrandan. La factibilidad de ese enorme mayor gasto (e ingreso que lo financie) se fía a un ritmo de crecimiento del PIB “similar al que experimentó nuestra economía entre 2000 y 2008”.

El crecimiento medio de esos nueve ejercicios fue del 3,48%. Y todo el cálculo del plan se infiere de un crecimiento futuro del 5% anual hasta 2019.…  Seguir leyendo »

Las cuentas del programa de legislatura Un país para la gente, de Podemos, albergan el buen propósito de relanzar la economía. Pero no cuadran. Y así, desvirtúan ese buen fin.

Desde el lado del gasto no modulan la senda de reducción del déficit pactando con Bruselas un año de retraso —y ya será difícil— como postula el PSOE. Sino, aplazarlo tres años más. Algo inaceptable por los socios y por los mercados, que este año deben refinanciarnos 400.000 millones de euros. Ahorro adjetivar los efectos de ese duelo desigual. El lector inteligente los sabe.

El objetivo podemita es sumar al gasto 96.000 millones de euros, dos tercios en lo social y un tercio en inversión.…  Seguir leyendo »

Una propuesta para Cataluña

Si la cuestión catalana es asunto clave para España entera —y ya todos reconocen que lo es—, urge reencauzarla. Para lo que sería de buen tino aprovechar este tiempo transitorio poniendo sobre la mesa nuevas ideas, o actualizar algunas olvidadas.

Porque de la receta aplicada hasta hoy por el Gobierno solo resulta cierta su inutilidad. El inmovilismo no sirvió siquiera como muro de contención. Al contrario, operó con frecuencia como acicate y fermento del secesionismo; desazón de la mayoría de ciudadanos catalanes (que no es independentista); y levadura de melancolía de todos los españoles liberales.

Amén de que su traducción en la última legislatura, el neocentralismo legislativo y administrativo, agravó esos problemas y contribuyó a desnaturalizar por fases el afán autonomista y descentralizador de la Constitución.…  Seguir leyendo »

Artur Mas opta con denuedo al título de peor presidente de la Generalitat contemporánea, el que más perjuicio ha causado a los catalanes. Y en la historia, quizá solo pueda compararse al incompetente canónigo Pau Claris, que en 1640 entregó el país —independizado— a la corona francesa, una aventura atrabiliaria que acabó pronto (en 1652) y mal (se perdió el Roselló y parte de la Cerdanya). Mas ha dividido al país y lo conduce al precipicio. Sin más salida que volver, debilitado y desacreditado, al punto de partida. A no ser que otros lo rescaten.

No solo rompe la “unitat civil del poble català” (Raimon Obiols) que reclamó siempre la izquierda.…  Seguir leyendo »

Los treinta años milagrosos

Mirada desde la lupa cotidiana, esta Europa es un desastre. Y los europeos, otro. Hoy no logramos encauzar el desplome griego, y ya llevamos cinco años. O nos peleamos por unas mínimas cuotas de acogida de náufragos fugitivos del hambre y la violencia, mientras vocifera la xenofobia. Ignoramos cómo aplacar la guerra de Siria o el violento caos de Libia. Arrastramos los pies en los momentos más dramáticos de Oriente Próximo. Nos achantamos ante las potencias energéticamente contaminantes. ¿Qué más?

Y sin embargo, contemplada desde el catalejo de la historia, la Unión Europea (UE) luce muy diferente.

Los años de posguerra, de 1945 a la primera crisis del petróleo, se conocen como “los treinta gloriosos”.…  Seguir leyendo »

Los experimentos, con gaseosa. O al menos, con mucha cautela.

Si se repudiara (por reputarla ilegítima) la deuda española; o si se sometiese a una “reconsideración” o a una “auditoría” con la intención declarada de rebajarla de cuajo, mediante su reducción o quita, es probable que el tiro saliese por la culata.

La consecuencia inmediata no sería que España no podría acudir a financiarse a los mercados internacionales, provocando la bancarrota del Estado, advierte la gente de orden: eso sucedería minutos después. Tampoco que los bancos sufrieran un colapso de solvencia, pues los bonos públicos que un día compraron se depreciarían de repente, temen los banqueros.…  Seguir leyendo »

Mañana todos deben ser iguales. Los catalanes que participen hoy en lo que creen un festival democrático —serán muchos— y los que rechacen acudir a lo que entienden como engañosa pantomima —también muchos, seguramente más—. Todos iguales. Todos respetables, consideremos nobles o villanos sus impulsos, propósitos e ideas.

A partir de esta noche, la tarea más urgente del Gobierno de la Generalitat deberá ser restablecer el diálogo y la negociación con el Gobierno central: también a la inversa. Volver a la política es la tarea de Artur Mas, porque el resultado de hoy no será un mandato, no puede serlo de una votación informal, amateur y excluida de la legalidad.…  Seguir leyendo »

Aunque la ley de consultas aprobada ayer fuese estatutaria y constitucional, entraña un atajo torticero para sortear ¡la propia legislación catalana vigente! Ya existe una ley de consultas referendarias en vigor, la 4/2010. Fue recurrida al Tribunal Constitucional (TC); suspendida cinco meses al admitirla este a trámite (art. 161 de la Constitución); y transcurrida esa cuarentena, el TC no la invalidó. Está vigente. Ocurre que, con mejor rigor jurídico, remite al fin la convocatoria del voto (art. 13) al Gobierno (arts. 92 y 149 de la Constitución). Es lo que dribla el Parlament: su propia legislación (de apenas cuatro años), lo que tiñe a nuestra venerable institución de caprichoso desapego a la coherencia.…  Seguir leyendo »

¡Qué tiempos estos en los que llegar a estar en mínimos es mucho, porque veníamos de aún menos que bajo mínimos!

El resultado del encuentro Rajoy-Mas es (casi) el único bálsamo en (casi) dos años, desde el fiasco de su anterior reunión, fracasada, del 20 de septiembre de 2012.

Lo es al menos para los partidarios del diálogo, la negociación y el pacto como mecanismos para resolver las divergencias, frente al monólogo, el encastillamiento y el enfrentamiento, los métodos del rupturista. Y, por extensión, lo es para los partidarios de una tercera vía, pues todo paso que huya de balizar secesión e inmovilismo recentralizador, la abona; al menos, no la descarta.…  Seguir leyendo »

No se trata de un asunto individual. Ni mucho menos.

La pretensión de que el fraude fiscal continuado de Jordi Pujol y su familia durante 34 años es “un tema estrictamente privado, personal y familiar que nada tiene que ver con Convergència”, como adujo el viernes su sucesor, Artur Mas, es falaz. Y de rigor moral liviano.

No es un tema personal, por el contenido específico del hecho en sí. Defraudar a Hacienda es el (presunto) delito más público, porque con él no se sustrae dinero a un solo individuo, sino que se detrae al conjunto de la ciudadanía. Y esta debe pechar con el incumplimiento del evasor fiscal: pagan, entre todos los contribuyentes, lo que algunos dejan de pagar; o reciben menos servicios, o peores, de los que en derecho se les debe.…  Seguir leyendo »

Trece fontaneros polacos

Las decisiones europeas de estos días serán trascendentales. La digestión de las elecciones del 25-M se concretará en la designación del presidente de la Comisión y los restantes altos cargos; la orientación del programa para la nueva legislatura; las actitudes, retraídas o dinámicas, de los distintos Gobiernos. Un nuevo mapa de políticas ambiciosas puede abrirse paso. O puede, por el contrario, volverse al pasado y desandarse el camino ya emprendido. Este será un agónico pulso entre una Europa (nueva, pero en crisis) contra la (vieja, pero resucitada) anti-Europa. O al revés.

Mucho dependerá de la lectura —e interiorización— de los resultados electorales.…  Seguir leyendo »

El Rey constitucional que será mañana Felipe de Borbón carecerá casi completamente de poderes, a diferencia de su padre cuando fue investido. Solo dispondrá de uno, en apariencia frágil: “Arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones”. Pero esta limitada competencia, a la escandinava más aún que a la belga, engloba un enorme Poder, con mayúscula: el de la palabra. Mañana dispondrá de una ocasión única para utilizarlo en beneficio de la relegitimación de la institución y al servicio de la convivencia.

Sería desproporcionado cargar sobre el nuevo jefe del Estado la tarea de resolver el principal problema de España —además del desempleo—, a saber: el litigio territorial, y más concretamente, la cuestión catalana.…  Seguir leyendo »

Ya está puesto el carro delante de los bueyes. Ya está formulada la pregunta del referéndum sobre la independencia de Cataluña, cuando casi todos saben que no se celebrará esa consulta, al menos tal como se ha presentado, ni en el calendario propuesto. Enorme paradoja: se trata de una pregunta destinada a no ser planteada a los ciudadanos.

Aún no se ha respondido cabalmente a otra pregunta previa. ¿Por qué una inmensa mayoría de los ciudadanos catalanes, superior al 80%, viene reivindicando la celebración de un referéndum sobre su futuro? No solo por el revés jurídico causado por la famosa sentencia que dictó en 2010 el Tribunal Constitucional enmendando el Estatuto de 2006; no solo por el instinto de reagrupación automática frente a la crisis económica, hábilmente encauzado por el poder cercano en contra del poder lejano, trocado en rival; no solo por la contrarreforma centralizadora galopante desde hace casi dos años.…  Seguir leyendo »