Yanis Varoufakis

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de abril de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Incluso los críticos más feroces de Google utilizan este buscador para investigar sus ardientes alegatos en contra del mismo Google, o, más mundanamente, para no perder su rumbo en una ciudad que no conocen. Seamos honestos: la vida sin Google sería mucho más tediosa en una variedad de formas importantes. Pero, esa no es una buena razón para dejar en paz a Google y a los otros gigantes tecnológicos. Por el contrario, la naturaleza y la importancia de su contribución hacen que sea imperativo colocar a estos gigantes bajo control democrático – y no sólo por la bien apreciada necesidad de proteger la privacidad individual.…  Seguir leyendo »

Mientras se acortan los plazos para la inminente retirada del Reino Unido de la Unión Europea y se renegocian los límites, el pueblo británico debe necesariamente recuperar el control democrático de un proceso que ha sido opaco y absurdamente irracional. La pregunta es cómo.

La democracia nunca puede aspirar a ser sino una obra en construcción. Decisiones que se toman en forma colectiva deben reevaluarse constantemente en forma colectiva a la luz de nuevos datos. Pero en las circunstancias actuales del RU, nada sería más tóxico para la democracia que llamar a un segundo referendo para revisar el Brexit.

Ambos lados, los partidarios de irse y los de quedarse, se sienten traicionados.…  Seguir leyendo »

Las tres tribus de la austeridad

Ninguna política es tan contraproducente en épocas de recesión como tratar de obtener superávit fiscal con el objetivo de contener la deuda pública; es decir, las políticas de austeridad. Mientras se acerca el décimo aniversario del derrumbe de Lehman Brothers, cabe preguntarnos por qué la austeridad despertó tanto entusiasmo en las élites políticas de Occidente después de la implosión del sector financiero en 2008.

El argumento económico contra la austeridad es claro y contundente: una desaceleración económica, por definición, implica reducción del gasto del sector privado. Cuando en respuesta a la caída de la recaudación tributaria un gobierno recorta el gasto público, deprime sin darse cuenta el producto nacional (que es la suma del gasto privado y público) e inevitablemente, sus propios ingresos.…  Seguir leyendo »

El lunes pasado, una calamidad bíblica se abatió sobre el Ática. Vi los primeros signos bien entrada la mañana, en el aeropuerto de Atenas, donde me despedía de mi hija que partía a Australia. Un fuerte olor a madera en combustión me hizo mirar al cielo, donde me atrajo un pálido sol, envuelto en la elocuente oscuridad diurna que sólo un eclipse, o una espesa y alta columna de humo pueden causar.

Al atardecer empezaron a llover noticias. Las casas de muchos amigos y parientes en el este de Ática estaban destruidas. Incendios forestales descontrolados se habían extendido hacia la densamente edificada línea costera, aislando los pueblos de Mati y Rafina de Atenas y obligando a los residentes a huir hacia el mar.…  Seguir leyendo »

El establishment europeo está exultante en relación con dos anuncios recientes, que hubieran sido trascendentales incluso si sólo fueran parcialmente correctos: el final de la crisis de deuda de Grecia y un pacto francoalemán para rediseñar la eurozona. Por desgracia, ambas noticias ofrecen nuevas pruebas del destacable talento del establishment de la Unión Europea para no perder nunca una oportunidad de perder una oportunidad.

Que los dos anuncios hayan sido la misma semana no es casualidad. La implosión financiera de Grecia, allá por 2010, fue un síntoma terrible de los defectos de diseño de la eurozona, y por eso inició un efecto dominó en todo el continente.…  Seguir leyendo »

Uno de los errores de interpretación más habituales que cometen los dirigentes europeos respecto de la hostilidad del presidente estadounidense Donald Trump hacia los aliados tradicionales de Estados Unidos o la prontitud con que su gobierno se ha lanzado a demoler el orden internacional es suponer que nada de esto sucedió antes. Todo lo contrario.

“Mi filosofía es que todos los extranjeros quieren jodernos, y nuestra tarea es joderlos a ellos antes”. Es lo que sostuvo en 1971 John Connally, entonces secretario del Tesoro de los Estados Unidos, como parte de su exitoso intento de convencer al presidente Richard Nixon de que era hora de castigar a Europa abandonando el sistema de Bretton Woods.…  Seguir leyendo »

Uno de los axiomas del liberalismo era que la libertad es sinónimo de autoposesión inalienable. Cada uno era propiedad de sí mismo; podía arrendarse a un empleador por un tiempo limitado, y por un precio mutuamente acordado, pero el derecho de propiedad sobre uno mismo no se podía comprar ni vender. A lo largo de los dos últimos siglos, esta perspectiva individualista liberal legitimó el capitalismo como un sistema “natural” poblado por agentes libres.

La capacidad de delimitar una parte de la propia vida y mantener dentro de esos límites la soberanía y el autocontrol era fundamental para la concepción liberal del agente libre y de su relación con la esfera pública.…  Seguir leyendo »

Una hipotética Gran Bretaña sin Brexit

“Cuando quieras puedes hacer tu trámite de ‘check-out’ para salir, pero nunca te puedes ir”. Antes del referéndum Brexit 2016, tomé prestada esta línea de la exitosa canción del 1976 de los Eagles “Hotel California” como un argumento en contra de que Gran Bretaña abandone la Unión Europea. Dije a audiencias a lo largo y ancho del Reino Unido que, si iban a votar a favor de salir la UE, terminarían más enredados que nunca con la Comisión de la Unión Europea.

Como está descubriendo la Primera Ministra británica Theresa May, desenredar a un Estado miembro de la UE es una tarea ardua y compleja.…  Seguir leyendo »

Cómo la tirita de Europa garantiza la esclavitud de Grecia

La interminable saga de la deuda pública de Grecia llegó a representar el manejo inepto por parte de la Unión Europea de su crisis inevitable en la eurozona. Ocho años después de su quiebra, la insolvencia persistente del estado griego sigue siendo un bochorno para la burocracia de Europa. Ésa parece ser la razón por la cual, después de haber declarado el fin de la crisis del euro en el resto de Europa, las autoridades parecen decididas a declarar también la victoria final en el frente griego.

El gran momento, se dijo, se producirá en agosto, cuando se decrete que Grecia volvió a ser un país europeo “normal”.…  Seguir leyendo »

En 2016, casi todos los europeos habían llegado a la conclusión de que la política radical y las reformas institucionales eran esenciales para revivir el proyecto europeo. Sin embargo, una reforma seria se vio impedida por el habitual desacuerdo sobre qué debería hacerse -una disputa que Emmanuel Macron, el nuevo presidente de Francia, alguna vez describió como una “guerra santa” entre las elites alemanas y francesas.

El año que acaba de terminar, en el que se destacó la elección de un presidente francés de más agrado de la canciller alemana Angela Merkel, demostró que, en definitiva, no importa realmente quién gobierna en Berlín y en París, o cuánto se agradan mutuamente.…  Seguir leyendo »

Para dar la bienvenida al Año Nuevo con una mirada picaresca al enfrentamiento de ideologías económicas, se plantea la siguiente interrogante: ¿Cuál sería la visión sobre los regalos navideños que tendrían los representantes de estos confrontados bandos ideológicos? Dejando de lado la frivolidad, la respuesta revela la pomposidad y la necedad de todas y cada una de las teorías económicas.

Neoclásicos: Teniendo en cuenta la opinión de los neoclásicos sobre las personas individuales, a quienes ellos consideran como algoritmos de maximización de utilidades, así como considerando también su obsesión con un paradigma de las transacciones que es impulsado puramente por las utilidades, dichos economistas neoclásicos no le ven ningún sentido a una forma fundamentalmente tan ineficiente de intercambio como lo es el intercambio de regalos navideños.…  Seguir leyendo »

La atmósfera política en la esfera anglosajona está cargada de indignación burguesa. En Estados Unidos, la llamada clase dirigente liberal está convencida de que la victoria le fue robada por una rebelión de “deplorables” que recibieron armas de los piratas informáticos de Vladimir Putin y usaron los siniestros mecanismos internos de Facebook. En Gran Bretaña, asimismo, una indignada burguesía se pellizca para despertar de la pesadilla que viven porque el apoyo a la salida de la Unión Europea, que favorece un aislamiento poco glorificado, permanece intacto, a pesar de que este proceso sólo puede describirse como un Brexit confuso y desorganizado.…  Seguir leyendo »

En 2015, cientos de miles de refugiados desembarcaron en las costas de las islas de Grecia. Muchos habían muerto en el mar. Hoy, se le ha hecho creer a la población internacional que la crisis de refugiados de Grecia ha amainado. En verdad, se ha convertido en un flagelo permanente que carcome el alma de Europa y fragua un problema futuro. La isla de Lesbos fue, y sigue siendo, su epicentro.

La historia de Shabbir demuestra de qué manera descarnada la realidad choca con el relato oficial de Europa. Shabbir, de 40 años, vivía con su esposa y dos hijos pequeños en una ciudad de tamaño mediano en Pakistán, donde administraba un negocio de alquiler de autos.…  Seguir leyendo »

El desagradable conflicto entre el gobierno regional de Cataluña y el estado español puede ser justo lo que hacía falta para revivir al desfalleciente proyecto europeo. Una crisis constitucional en uno de los miembros principales de la Unión Europea ofrece una oportunidad única de reconfigurar la gobernanza democrática de las instituciones regionales, nacionales y europeas, y así crear una UE defendible y, por tanto, sostenible.

La reacción oficial de la UE a la violencia policial que se vio durante el referendo independentista catalán es abandono de responsabilidades. Declarar, como hizo el presidente de la Comisión Europea, que se trata de un problema interno de España en el que la UE no es competente es hipocresía pura.…  Seguir leyendo »

Al capitalismo occidental le quedan pocas vacas sagradas. Es hora de cuestionar una de ellas: la independencia de los bancos centrales de los gobiernos elegidos.

Se entiende bien cuál es el fundamento para encomendar en su totalidad la política monetaria a los bancos centrales: los políticos, al verse demasiado tentados durante el ciclo electoral con la creación de más dinero, representan una amenaza para la estabilidad económica. Si bien los progresistas siempre han protestado sobre que los bancos centrales nunca pueden ser verdaderamente independientes, debido a que su autonomía de los funcionarios elegidos aumenta su dependencia de los financiadores a quienes estos bancos centrales se supone deben mantener a raya, el argumento a favor de retirar la política monetaria de las manos de política democrática ha prevalecido desde la década de 1970.…  Seguir leyendo »

The recent elections in France and Britain have confirmed the political establishment’s simultaneous vulnerability and vigor in the face of a nationalist insurgency. This contradiction is the motif of the moment — personified by the new French president, Emmanuel Macron, whose résumé made him a darling of the elites but who rode a wave of anti-establishment enthusiasm to power.

A similar paradox is visible in Britain in the surprising electoral success of the Labour Party leader, Jeremy Corbyn, in depriving Theresa May’s Conservatives of an outright governing majority — not least because the resulting hung Parliament seemingly gives the establishment some hope of a change in approach from Mrs.…  Seguir leyendo »

Europa está a merced de una moneda común que no sólo era innecesaria para la integración europea, sino que en realidad está debilitando a la Unión Europea misma. ¿Qué hacer entonces con una moneda que no tiene un estado que la respalde, o con los diecinueve estados europeos que no tienen una moneda que puedan controlar?

La respuesta lógica es una de dos: desmantelar el euro o crearle el estado federal que necesita. El problema es que la primera solución sería sumamente costosa, mientras que la segunda es inviable en un clima político que favorece la renacionalización de la soberanía.

Aquellos que coinciden en que el costo de desmantelar el euro sería excesivo se ven obligados a una especie de pensamiento ilusorio que se ha puesto de moda (sobre todo tras la elección de Emmanuel Macron como presidente de Francia).…  Seguir leyendo »

Antes de la segunda ronda de la elección presidencial francesa, DiEM25 (el movimiento paneuropeo de demócratas, principalmente de izquierda, que ayudé a fundar) prometió a Emmanuel Macron que “nos movilizaríamos plenamente para ayudarlo” a derrotar a Marine Le Pen. Lo hicimos -generando la ira de muchos en la izquierda- porque mantener “igual distancia entre Macron y Le Pen”, en nuestra opinión, era “inexcusable”.

Pero nuestra promesa a Macron tenía una segunda parte: si “se convierte en un funcionario más del establishment profundo de Europa”, intentando aplicar un neoliberalismo sin futuro ya fallido, “nos opondremos a él con la misma energía que utilizamos -o deberíamos utilizar- para oponernos a Le Pen hoy”.…  Seguir leyendo »

En 2002, Jacques Chirac, el líder de la derecha francesa, enfrentó a Jean-Mare Le Pen, el líder del racista Frente Nacional, en la segunda vuelta de la elección presidencial de Francia. La izquierda francesa respaldó al gaullista y conservador Chirac para enfrentar al heredero xenófobo del colaboracionismo de Vichy. Quince años más tarde, sin embargo, grandes segmentos de la izquierda francesa se niegan a apoyar a Emmanuel Macron contra Marine Le Pen, la hija de Jean-Marie le Pen.

Los progresistas tienen buenos motivos para estar enojados con un establishment liberal que se siente cómodo con Macron, un ex banquero sin ninguna experiencia previa en política democrática antes de su breve nombramiento como ministro de Economía, Industria y Asuntos Digitales en el gobierno del presidente François Hollande.…  Seguir leyendo »

Il y a un an, lors d’un événement à la New York Public Library, Noam Chomsky et moi-même avons été interrogés par un participant sur notre position concernant le duel à venir entre Donald Trump et Hillary Clinton. Tous deux, nous avons répondu que, dans les Etats décisifs (swing states), les progressistes américains devraient se boucher le nez d’une main et voter Clinton de l’autre.

Des années auparavant, en avril 2002, des consignes similaires avaient été données aux électeurs par toutes les personnalités de la gauche française lorsque Jacques Chirac et Jean-Marie Le Pen avaient été les deux candidats arrivés au deuxième tour de l’élection présidentielle : « Bouchez-vous le nez et votez Chirac ! …  Seguir leyendo »