Yolanda Onghena

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La crisis en si no existe. Somos nosotros los que percibimos ciertas mutaciones como momentos de crisis. Es decir: algo se escapa de nuestra realidad organizada y cambia nuestra rutina familiar. Esto nos provoca incertidumbre, y nos sorprende por su evolución acelerada. Tampoco tenemos mucha información sobre este elemento nuevo o quizás solo una información distorsionada que nos inquieta. Hasta podemos sentirnos amenazados por esta percepción de crisis. La combinación de estos elementos -o más bien sentimientos- es además terreno abonado para reacciones extremas y oposiciones radicales. Es entonces cuando la “crisis”, por sus múltiples síntomas inquietantes, se considera un peligro, una decadencia e incluso una ruina a la que es urgente reaccionar.…  Seguir leyendo »

Étnico y auténtico son dos adjetivos que están de moda. Todos nos hemos acostumbrado a una oferta étnica de todo tipo de productos diferentes de los habituales. Podemos comprar raciones de cultura de los otros, por más que no siempre apreciamos su compañía. Para algunos ya no son fruto de una alteridad a la venta sino un mercado propio en expansión; para otros, en cambio, es una búsqueda de una experiencia auténtica de otro consumo  inmediato sin necesidad de desplazarse. En medio, o incluso opuestas a todas las movilidades reales, virtuales y/o efímeras que marcan nuestra actualidad, surgen una etnicidad estática y una autenticidad radical.…  Seguir leyendo »

Europa no es una idea abstracta flotando en la niebla burócrata de Bruselas. No, Europa es esta unión de europeos, es decir, una unión de personas de las cuales se supone que, al margen de su pertenencia nacional, sienten una cierta pertenencia supranacional. ¿Hasta dónde ha trabajado Europa esta unión entre ciudadanos? Durante años se ha hablado de proximidad, de convivencia, de la diversidad cultural que debía aportar este plus a cualquier identidad, pero en la mayoría de los casos todo quedó en palabras vacías, en alguna política en época de pre-campaña electoral o en un slogan que nos hacía sentir bien.…  Seguir leyendo »

La muerte de Ulrich Beck nos deja huérfanos de aquella mirada siempre lúcida y especial que podíamos descubrir en cada artículo suyo o en aquella nueva publicación que llegaba justo el día que, por enésima vez, poníamos en duda nuestras propias teorías o encontrábamos a faltar ese alguien que echa una mano y ayuda a comprender el mundo. Para Beck, como sociólogo, lo que pasaba en el mundo era lo que pasaba entre las personas y los colectivos, formando generaciones de retales globalizados a partir de sus esperanzas y sueños, sus miedos, decepciones y frustraciones.

Grande era su valentía de recuperar y reutilizar un concepto, el cosmopolitismo, estigmatizado como “idealista” y en desuso justo por esta razón, por una supuesta falta de conexión con los problemas reales.…  Seguir leyendo »