Zhang Monan

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Según el Fondo Monetario Internacional, el crecimiento económico global ha sido “demasiado lento por demasiado tiempo”. Una de las principales razones es la marcada desaceleración del incremento del comercio internacional, que según la Organización Mundial del Comercio este año sólo crecerá un 1,7% (mucho menos del promedio del 6,7% de la década que precedió a la crisis de 2008). Ahora que el comercio por sí solo ya no puede sostener la cooperación global, es hora de complementarlo con vínculos de inversión.

En la actualidad, no hay un auténtico marco de nivel global para las inversiones. Pero hace poco el G20 aprobó el primer documento programático del mundo sobre inversión multilateral, titulado Principios Rectores del G20 para las Políticas de Inversión Global.…  Seguir leyendo »

After more than 30 years of extraordinary growth, the Chinese economy is shifting onto a more conventional development path, and a difficult rebalancing is under way, affecting nearly every aspect of the economy.

For starters, China’s current-account surplus has shrunk from its 2007 peak of 10 percent of GDP to just over 2 percent last year — its lowest level in nine years. In the third quarter of 2014, China’s external surplus stood at $81.5 billion and its capital and financial account deficits amounted to $81.6 billion, reflecting a more stable balance of payments.

This shift can partly be explained by the fact that, over the last two years, developed countries have been pursuing re-industrialization to boost their trade competitiveness.…  Seguir leyendo »

El año pasado, China alcanzó aparentemente otro hito en su meteórico ascenso, al superar a los Estados Unidos y pasar a ser la mayor potencia comercial del mundo, con un volumen total de comercio de 25,83 billones de yuanes (4,16 billones de dólares), pero ese logro es en gran medida ilusorio… y no se debe permitir que oculte la necesidad que tiene China de transformar su modelo comercial.

Desde el decenio de 1990, China ha estado creando su “comercio de perfeccionamiento pasivo”, mediante el cual importa insumos intermedios de otros países, los elabora o monta y después los exporta, con lo que la relación del comercio de productos intermedios con el comercio exterior total ha aumentado rápidamente.…  Seguir leyendo »

A fines de septiembre se inauguró una nueva zona de libre comercio en Shanghái, que busca señalar el inicio de una nueva era, no solo de apertura para las inversiones, el comercio y las finanzas, sino de una integración china más profunda en la cadena de valor mundial. La zona promete dar impulso a una nueva ronda de reformas liberalizadoras y ayudar a la economía china a adaptarse a las demandas más recientes de la globalización.

Durante la próxima década, la competencia mundial será una competencia por la cadena global de valor. A medida que Estados Unidos y otros países avanzados busquen la «reindustrialización» y la ventaja comparativa de la economía china gracias a sus bajos salarios disminuya, China deberá restablecer su competitividad posicionándose en la cima de la cadena mundial de valor; para ello tendrá que promover el comercio y mejorar su infraestructura industrial.…  Seguir leyendo »

Desde que estalló la crisis financiera mundial en 2008, China ha implementado masivos estímulos económicos para sostener el crecimiento de su PBI. Pero sus problemas estructurales no resueltos implicaron que los paquetes de estímulos generaran riesgos financieros y fiscales significativos, sin mejorar mucho su acervo de capital.

De hecho, si bien el acervo de capital de China no es para nada manera pequeño, los desequilibrios en la estructura de capital y la madurez de los instrumentos han llevado a la acumulación de grandes volúmenes de activos improductivos, socavando la estabilidad económica y la eficiencia financiera chinas. Para crear la estabilidad necesaria que le permita llegar al siguiente nivel de desarrollo económico, China debe cambiar el foco, de un alto crecimiento del PBI a la revitalización de su acervo de capital.…  Seguir leyendo »

En China se siente la presión del ingreso a gran escala de capitales de corto plazo: su Administración Estatal de Divisas (AED) emitió un aviso a principios de mayo en el que describió un conjunto de medidas dirigidas a controlar el «dinero caliente» y reducir los riesgos externos. Las nuevas normas son ciertamente fundamentales para administrar la rápida apreciación del yuan y garantizar la exactitud de los datos comerciales. Pero, ¿serán suficientes?

Diversos datos dan cuenta de la monumental escala de los flujos entrantes. En el primer trimestre de este año, las compras de divisas por bancos chinos se dispararon hasta alcanzar una cifra récord de ¥1,2 billones ($195 miles de millones) –más del doble que el total del año pasado.…  Seguir leyendo »

Es indiscutible que China está emitiendo dinero de manera excesiva. Sin embargo, las razones detrás del crecimiento masivo de la liquidez en China – y de la estrategia más eficaz para su control – son menos obvias.

La última década en China ha sido una “edad de oro” de alto crecimiento y baja inflación. Desde el año 2003 al 2012, el crecimiento anual del PIB de China promedió 10,5%, mientras que los precios aumentaron anualmente en tan sólo un 3%. Sin embargo, la velocidad sin precedentes y la escala de la expansión monetaria de China siguen causando preocupación, ya que dicha expansión aún podría desencadenar una inflación elevada y conducir a burbujas de precios de activos, y provocar el crecimiento de la deuda y la salida de capitales.…  Seguir leyendo »

Durante los últimos 200 años hubo más de 250 casos de cesación de pagos de deuda soberana y 68 de incumplimiento de deuda interna. Ninguno constituyó un incidente aislado. De hecho, esos incumplimientos –combinados con factores como grandes déficits de cuenta corriente o fiscales, monedas sobrevaluadas, elevados niveles de endeudamiento en el sector público e suficientes reservas de divisas– siempre han disparado crisis financieras, desde la crisis del peso mexicano en 1994, pasando por la crisis del rublo ruso en 1998, hasta la crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses en 2008.

Desde que comenzó la era de las reformas y la apertura en China, ese país ha experimentado problemas de gran escala en sus finanzas públicas en tres instancias.…  Seguir leyendo »

El modelo de crecimiento económico de China va quedando sin fuerzas. Según el Banco Mundial, durante los 30 años posteriores a las reformas económicas iniciadas por Deng Xiaoping, la inversión representó 6.8 puntos porcentuales de la tasa anual de crecimiento económico, que en promedio fue del 9,8%; mientras que la productividad contribuyó con tan sólo 2 a 4 puntos porcentuales. Debido a que enfrenta una demanda externa floja, consumo interno débil, costos laborales en aumento y productividad baja, China depende de manera excesiva de la inversión para impulsar su crecimiento económico.

Aunque este modelo es insostenible, la excesiva dependencia en la inversión de China no muestra señales de estar disminuyendo.…  Seguir leyendo »

Desde el año 2007, la crisis financiera ha llevado al mundo a una época de flexibilización cuantitativa y de tasas de interés bajas, casi cerca a cero, mientras que al mismo tiempo la mayoría de los países desarrollados tratan de reducir la presión de la deuda y de perpetuar los frágiles ciclos de pago. Pero, a pesar de se habla sobre que la flexibilización monetaria es la “nueva normalidad”, existe un gran riesgo de que las tasas de interés reales (ajustadas por la tasa de inflación) vayan a subir en la próxima década.

El total de activos de capital de los bancos centrales en todo el mundo llega a un monto de $18 millones de millones de dólares, o el 19% del PIB mundial – el doble del nivel de hace diez años.…  Seguir leyendo »

La transición de China hacia el liderazgo en 2012 atrajo la atención del mundo, merecidamente, dada la importancia global que tiene ese país. Sin embargo, lo que es más importante, las transformaciones estratégicas actuales sin duda tendrán una influencia en el patrón futuro de crecimiento chino.

Durante tres décadas, los beneficios de la decisión inicial de Deng Xiaoping de abrir la economía china a las fuerzas del mercado, y mundiales, han estimulado un rápido crecimiento. Hasta hace poco, el elemento clave era la abundante oferta de mano de obra barata china, que ofreció la base del modelo orientado a las exportaciones.…  Seguir leyendo »

El 26 de octubre el tipo de cambio al contado del renminbi frente al dólar alcanzó el nivel superior de su banda de flotación por segundo día de operaciones consecutivo. El aumento empezó cuando la banda de cotización de la tasa de cambio del renminbi se amplió a ±1% y ahora ha llegado a un máximo histórico desde la reforma de la divisa en 1994. Sin señales de una mejoría de los fundamentos económicos, la rápida apreciación del renminbi es un acontecimiento potencialmente peligroso para China –debido en parte al riesgo de que se invierta la situación de forma abrupta y dolorosa.…  Seguir leyendo »