Zoé Valdés

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

En la ciudad de Toledo fue entrevistado Leonardo Padura, y como es habitual en sus cada vez más frecuentes costumbres de divo internacional, opinó y soltó pestes sobre la política estadounidense -en este caso no se niega a hablar de política- y, obvió expresarse sobre la política castrista, de lo que invariablemente se niega a dar una opinión, casi siempre alegando precisamente que él no se dedica a la política.

Conocí a Leonardo Padura a finales de los años 80 en La Habana. Yo iba junto al editor italiano Carlo Feltrinelli, hijo del célebre y malogrado Giangiacomo Feltrinelli, quien me pidió que lo acompañara hasta la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba, modelo soviético), pues tenía una cita con su presidente de aquel entonces, Abel Prieto, quien después fue nombrado ministro de Cultura, y creo que lo sigue siendo.…  Seguir leyendo »

Algún día debiéramos estudiar los proyectos de nacional-socialismo que rondaron por la mente de Fidel Castro en su juventud. En aquella época, era un asiduo lector de Mi lucha, de Adolf Hitler;después viró hacia textos más leninistas que marxistas en sus años de matrimonio con una burguesa cuyo hermano le conseguía botellas (puestos ficticios muy bien remunerados) en el Gobierno de Fulgencio Batista y Zaldívar, el mismo que le salvó la vida, y al que el gordito pesado de Birán dejaría chiquito.

Esos sueños del “Novio de la patria” -como el propio Castro se hizo llamar a inicios del tumbe castrocomunista, cuando empezó a autodenominarse “el Papá de todos los cubanos”-, cundieron en la febril mente del joven Hugo Chávez antes de ser entrenado ideológica y militarmente en Cuba y de convertirse en un militar golpista, años más tarde.…  Seguir leyendo »

Bon, il est arrivé ce qui aurait dû arriver autrement et depuis longtemps. Il aurait dû être jugé, condamné, ou, dans le cas le plus brutal, châtié à sa manière, comme il le fit pour tant de ses victimes et de ses propres mains : une balle dans la nuque ou pendu. Mais ça ne s’est pas passé comme ça. Fidel Castro est mort tranquillement dans son lit, à 90 ans, entouré par les siens. Ce qu’il n’a précisément pas permis aux milliers de fusillés, de disparus en mer dévorés par les requins dans le détroit de Floride en tentant de rejoindre les Etats-Unis, terre de liberté.…  Seguir leyendo »

Castro Ier est mort une seconde fois. Mais cette fois ce sera la bonne, car son frère Castro II l’a annoncé sur un ton mélodramatique digne du plus ringard des feuilletons. Fini cette présence oppressante, mais nous nous en rendrons compte seulement quand quelque temps aura passé, des années peut-être.

Oui, car le monde s’obstine aujourd’hui à nous vendre ce ­produit périmé, ce produit de marketing inventé par Castro Ier et acheté par la planète entière : Lui et sa Révolution. Les acheteurs, bien sûr, ont confondu Castro et Cuba, et ils ont cru, ils croient encore que la « fête » avait été inventée par le tyran, et quand ils parlent de Cuba ils ne se réfèrent qu’à l’île auréolée de cette espèce de cette « fête » ridicule et tapageuse que les gauchistes du monde entier assimilent à mon pays.…  Seguir leyendo »

Los castristas cuentan con el tiempo necesario para cualquier decisión. Y sin lo que ellos decidan nadie podrá solucionar nada, incluida la Iglesia, que negocia codo con codo con el régimen, ya que en virtud de sus intereses no puede esconder más la imagen de unas pobres mujeres que caminan hacia un templo católico, durante siete años, con palomas y flores en las manos, reclamando la libertad de sus familiares inocentes, lo que afecta demasiado los principios humanos emitidos por el Vaticano.

A varios meses de una nueva ola represiva por parte del régimen castrista, del asesinato de Orlando Zapata Tamayo, a siete años de la Primavera Negra, y a dos años y medio de una sucesión dinástico-fascista, nada ha cambiado en la isla de los hermanos Castro.…  Seguir leyendo »

El castrismo, agonizante, prepara varios espectáculos finales. Uno de ellos tuvo lugar durante el pasado Congreso de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas). El programa estuvo a tono con lo que ya un visionario Reinaldo Arenas describió en El color del verano, entre tragedia griega y conga lucumí, con sus tintes de zarzuela, no podía faltar la pesantez de aquellos ballets del realismo socialista, heredada de la Era de los Bolos o Soviets. En medio del mejunje que se quiso dejar sentir como patriótico-militar, apareció el balserito Elián González, convertido en robot castrofascista, uniformado, como era de esperar, de militar, quien tartamudeó unas cuantas consignas, y enseguida se apagó, se le acabaron las baterías, y se volvió a sentar triste y meditabundo.…  Seguir leyendo »

Después del asesinato de Orlando Zapata Tamayo, al que su carcelero privó de agua durante 18 días, mientras el reo se extinguía en una huelga de hambre en la que exigía mejoramientos carcelarios, de otras huelgas de hambre por parte de opositores -como son los casos de Guillermo Fariñas y de Franklin Pelegrino- y de huelgas y ayunos de presos políticos, además de siete días de marcha de las Damas de Blanco, en las que se hizo sentir la represión y la violencia en su contra, de una paliza a Reina Luisa Tamayo Danger, madre de Orlando Zapata Tamayo, después de todo eso, sin contar la crisis de corrupción entre los jerarcas de Cubana de Aviación, y de empresarios extranjeros encarcelados, después de todo ese rosario de desgracias, por fin, habló Raúl Castro.…  Seguir leyendo »

Ariel Sigler Amaya y Ricardo González Alfonso son dos ciudadanos cubanos que han sido encarcelados por el régimen y que padecen ahora en prisión graves problemas de salud. Contar su historia es lo más instructivo para saber de los procedimientos del castrismo.

El primero de ellos, nacido en 1964 fue el presidente de la organización pro derechos humanos Movimiento Independiente Opción Alternativa hasta que en 2003, durante la Primavera Negra de Cuba, fue arrestado en su pueblo natal Pedro Betancourt.

Amante del deporte y de la lectura, fue campeón provincial de boxeo en su categoría en Matanzas. Se graduó de licenciado en Educación Física.…  Seguir leyendo »