Primavera robada, primavera de miedo, pero insultantemente bella. Parece que la naturaleza ha eclosionado con más fuerza que nunca como para recordarnos que no somos sus dueños.

Se ve cada vez más gente por la calle. Hoy he podido saborear por primera vez en más de dos meses un vino en compañía en la calle. Me ha sabido bueno a pesar de la mascarilla. El pequeño comercio con sus puertas abiertas, los dueños en la puerta mirando la calle con un brillo de ansiedad en la mirada, aún con el susto dentro, pero también con esperanza. Los telediarios nos anuncian que una compañía norteamericana tiene resultados muy esperanzadores de una vacuna contra el coronavirus.…  Seguir leyendo »

Un viernes 13 de marzo, nuestra vida dio un giro de guion inesperado que situó a personas e instituciones frente a una situación desconocida. Aquel día, la Universidad se vio obligada a realizar un cambio radical en su modelo, de la presencialidad a la virtualidad. Un cambio tecnológico y metodológico formidable y repentino con un impacto directo sobre una comunidad de 1,3 millones de estudiantes, 123.000 profesores e investigadores y 62.000 personas de administración y servicios en España.

El cambio afectó no solo a la raíz del modelo, también a la gestión y a las relaciones personales entre todos los miembros de la comunidad universitaria, algo fundamental en nuestro modelo, en el que las relaciones personales son inherentes a la formación.…  Seguir leyendo »

La pandemia ha puesto a la sociedad española ante muchos espejos. La emergencia de salud pública ha obligado sin duda a responder primero a lo urgente, pero inmediatamente después a tener alternativas para lo importante. Casi incrédulos, hemos asistido a un silencio ensordecedor con respecto a la educación, que no ha formado parte ni de lo urgente ni de lo importante. La educación se ha excluido de los servicios esenciales y no ha aparecido por ninguna parte en el diseño de las fases de la desescalada, que han regulado incluso las condiciones para realizar corridas de toros. La Conferencia Sectorial de Educación (que reúne a los consejeros autonómicos con los responsables del ministerio) ha debatido más sobre el carácter evaluable del tercer trimestre que sobre cómo garantizar el derecho al aprendizaje durante y después del confinamiento.…  Seguir leyendo »

El cierre de escuelas en los meses finales del curso está suponiendo una auténtica prueba de estrés para alumnos, docentes, familias y administraciones. Hasta hoy, no hay nada que nos ocupe y preocupe más a los españoles que la nota final de curso. Esta difícil prueba –cómo evaluar el curso, qué hacer con el trimestre- representa el árbol que no nos deja ver el bosque. Porque el verdadero examen al que nos enfrentamos es otro. Mientras decidimos cómo cerrar este curso, olvidamos pensar en cómo va a afectar todo lo que está pasando al curso siguiente, las consecuencias que tendrá esta crisis en la vuelta a las aulas.…  Seguir leyendo »

Una pérdida incalculable. Así calificaba The New York Times del domingo 24 de mayo la masacre de vidas humanas provocada por la actual pandemia, que ya sobrepasa los cien mil muertos en Estados Unidos. Esa primera página, con los nombres de mil de los fallecidos, ha pasado ya a la gran historia del periodismo, junto al titular y el breve comentario que introducía la información: “No eran solo nombres en una lista. Eran nosotros”. Un día después, todos los diarios de España publicaron otra portada que igualmente pasará a la historia, en este caso la de la vergüenza. No la de nuestra ya zarandeada profesión ni la de las empresas de medios, acorraladas ahora más que nunca por las dificultades económicas, aunque reconozco mi amargura cuando llegaron a mi mano los diarios de esa fecha.…  Seguir leyendo »

Seremos miles los docentes universitarios que en España hemos experimentado las dificultades de habernos visto privados, a causa de la covid-19, de la clase presencial, de laboratorios, bibliotecas y de la interacción humana en el campus, de esa vida especial en comunidad con los estudiantes, con nuestros colegas y con el personal de administración y servicios. Una vida que no querríamos cambiar por nada del mundo y a la que ansiamos volver cuanto antes.

Ahora bien, siendo la universidad pública una institución que persigue la excelencia en ciencia y pensamiento, le cumple hacer un ejercicio de reflexión sobre sus responsabilidades en tiempos de pandemia.…  Seguir leyendo »

Ignoro si fue Ricardo Moreno Castillo, en su celebrado Panfleto antipedagógico (2006), el primero en trasladar al campo de la enseñanza y, en concreto, al sistema educativo español la disyuntiva popperiana entre igualdad y libertad, pero, sea como fuere, bien traída estaba. Porque lo ocurrido hasta entonces en nuestras aulas y lo que ha venido después responde en gran medida a la voluntad de imponer a cualquier precio el principio de igualdad por encima del de libertad. Se me dirá que ha habido algún periodo en que esto no ha sido así. Cierto. En especial el que va de finales de 2002 a mediados de 2004, cuando la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza estuvo en vigor y aplicándose.…  Seguir leyendo »

La actividad de Su Majestad el Rey, el Jefe del Estado, está pasando incomprensiblemente inadvertida para la inmensa mayoría del pueblo, desde que comenzó la vida excepcional en España por la pandemia del coronavirus.

Este hecho, además de insólito, dada su condición de máxima autoridad nacional, es inaceptable, al menos, por tres motivos. Primero; porque esta devastación del coronavirus nos afecta a todos los españoles, sin distinción de nuestro «nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social», por constatar lo evidente con las palabras del artículo 14 de la Constitución.

Segundo; porque el Rey, como Jefe del Estado, es el único que integra a todos y cada uno de nosotros de forma solidaria, «uti soci» (Lucas Verdú), y, por ello, personifica a la nación; así como la «unidad y permanencia» del Estado que hemos constituido y regulado en la Constitución.…  Seguir leyendo »

Marlaska, ese increíble hombre menguante

A finales de enero, coincidiendo con la toma de posesión del Gobierno socialcomunista en España, un superviviente de los campos de exterminio nazi, Marian Turski, aprovechaba el 75º aniversario de la liberación de Auschwitz para alertar a los jóvenes, a los coetáneos de su nieta, de que el horror no cae del cielo, sino que se cultiva con la indiferencia. El historiador polaco analizó cómo, paso a paso, la gente puede llegar a normalizar lo que antes le resultaba execrable e insensibilizarse ante el mal hasta entronizarlo. Si un pueblo culto como pocos se habituó a que la minoría que produjo hombres de la talla de Einstein, Heine o Mendelsohn podía ser empujada a los márgenes de la sociedad y al exterminio, esto puede suceder en cualquier parte.…  Seguir leyendo »

Hemos entrado en la sociedad del aprendizaje, que se rige por una ley implacable: “Toda persona, toda empresa y toda sociedad, para progresar, tiene que aprender al menos a la misma velocidad a la que cambia el entorno. Y si quiere progresar, deberá hacerlo a más velocidad”. Todas las naciones están en estado de emergencia educativa, conscientes de que no se puede mantener un alto nivel de vida sin un alto nivel de educación. Nosotros estamos aún discutiendo si son galgos o podencos, si calidad o equidad, si concertada o pública, si el esfuerzo es de derechas y la imaginación de izquierdas, si debemos tener una educación centralizada o descentralizada.…  Seguir leyendo »

La mejor respuesta a una crisis es reaccionar con rapidez y enfrentarla desde el minuto cero. Y para poder enfrentarla hay que estar preparado. Cuando una nación se ve golpeada por una crisis, solo la determinación y la urgencia del ahora, apoyado todo sobre una sólida estructura de respuesta inmediata, ayuda a salir de ese laberinto tan humano de culpas, reproches y desconcierto.

La devastación provocada por la covid-19 ha pillado por sorpresa a las naciones del mundo. La sorpresa generó una reacción lenta y la lentitud colocó ante el espejo las ineficiencias del tejido institucional de cada país. No soy yo quien pueda ofrecer soluciones.…  Seguir leyendo »

En 1895, el medio millón de moradores de Madrid solo podía informarse a través de los mentideros de la Villa, los pasquines, los bandos municipales…¡y los 32 periódicos diarios que se editaban en la capital!.

No existían boletines de radio, telediarios ni redes sociales, por supuesto. Solo periódicos. Abundantes y variados periódicos, la mayoría vespertinos, para satisfacer el apetito informativo de una población ávida de noticias.

La atomización de cabeceras no impedía que se alcanzara tiradas considerables, y al menos dos periódicos superaban los 35.000 ejemplares diarios de difusión, «La Correspondencia» y «El Imparcial».

Pero el ejercicio del periodismo no era tan apetecible como pudiera suponerse en esas circunstancias.…  Seguir leyendo »

Velitas incendiarias

Cuando Pedro Sánchez ganó por segunda vez, en mayo de 2017, las primarias socialistas, uno de los dirigentes que apoyaban a la derrotada Susana Díaz me dijo en privado que era «lo peor que ha pasado en la política española desde la recesión». Aunque algunos socialistas relevantes expresaban su desconfianza en el personaje con la frase de que «Pedro está en el PSOE pero no es del PSOE», el pesimismo de aquella sentencia me chocó al punto de preguntarle a mi interlocutor -hoy alejado de la escena pública- si la victoria del resucitado líder le parecía peor noticia que la irrupción de Podemos un trienio antes.…  Seguir leyendo »

La mentira de Marlaska cañoneada por Iglesias

En noviembre de 1971 la New York Review of Books encargó a Hanna Arendt un ensayo sobre el contenido de los Papeles del Pentágono. Quienes hayan visto la muy recomendable película The Post serán conscientes del tremendo pulso, suscitado entre la prensa y el poder político, que abrió el camino al caso Watergate e insufló idealismo a raudales a los periodistas de mi generación.

Pero el contenido de los documentos, cuya publicación se dirimía, afectaba a una cuestión todavía más sustancial que el papel de la prensa: la insania que vuelve impotente al poder. ¿Cómo había sido posible que cuatro administraciones norteamericanas se hubieran embarcado en un trágico disparate del calibre de la escalada de la guerra de Vietnam?…  Seguir leyendo »

Aquí la clave consiste en explicar cómo un indocumentado –históricamente hablando– como Sabino Arana pudo colar la fantasía de que los Fueros podían servir también para que los vascos fueran independientes del resto de España, cuando esta figura jurídico-política –propia y genuina del derecho hispano–, fue diseñada para que, bajo la cobertura real, hasta la más recóndita de las poblaciones españolas –utilizando la fórmula de su independencia secular– pudiera preservar sus libertades civiles frente a los nobles que quisieran arrebatárselas. Un ejemplo entre cientos es el de Molina de Aragón, en Guadalajara, que tiene su propio Fuero y cuyo título de señor de Molina lo ostenta el Rey desde 1321.…  Seguir leyendo »

La atribución a la oposición de supuestas intenciones golpistas es una estrategia habitual de dictadores y autócratas para ampliar su poder y acabar con la democracia.

1. Evo Morales, 2019, Bolivia

«Está en marcha un golpe de Estado de la extrema derecha con apoyos internacionales» dijo Evo Morales después de las elecciones nacionales de octubre de 2019. Elecciones en las que su porcentaje de voto creció como por arte de magia tras un parón de 24 horas en el recuento, supuestamente a causa de un fallo informático.

La Organización de Estados Americanos (OEA) decretó que Evo Morales había amañado las elecciones, la oposición salió a la calle y Morales se vio obligado a dimitir el 10 de noviembre.…  Seguir leyendo »

Desde hace poco más de cuatro meses dirijo un ministerio cuyo nombre empieza por Inclusión, un concepto que nunca hasta ahora había llevado ninguna cartera ministerial y que, en mi opinión, tiene un importante significado. Los cambios que han experimentado nuestras economías en las últimas décadas han tenido dos consecuencias sociales insuficientemente atendidas políticamente. Por un lado, un aumento de la distancia entre quienes pueden aprovecharse de las oportunidades generadas por la nueva economía y quienes encuentran obstáculos para hacerlo. Por otro, una sensación muy generalizada de vulnerabilidad e incertidumbre respecto a cómo la intensificación de estas transformaciones puede condicionar nuestro bienestar futuro.…  Seguir leyendo »

El fuerte impacto de la pandemia, agravado por la falta de suficiente colchón fiscal, disparará el déficit y la deuda. La estrategia del Gobierno para afrontar esta situación descansa, esencialmente, en un aumento de tipos de gravamen y en la creación de nuevos impuestos. Todo ello, sin embargo, sin una revisión del gasto público superfluo e innecesario, que en realidad debería ser prioritaria para alcanzar el saneamiento de las cuentas públicas. Solo una vez ajustado ese gasto, procedería aumentar la recaudación del sistema fiscal. Antes de entrar en el debate técnico sobre dónde elevar la carga fiscal y en qué cuantía, es oportuno disponer de una cifra realista de los ingresos esperados en 2020.…  Seguir leyendo »

El ruido como fórmula

Al igual que los ruidos, los objetos, portes y vehículos son también símbolos estéticos y éticos de quienes se pronuncian o se quejan. Pero si les menciono este asunto es por contraste, para ponerles en valor algunas cosas actuales que siendo importantes no suenan. Y cuanto más ruido hacen quienes cargados de privilegios también se jactan de tener la voz más alta, más necesitado está lo que no suena de darse a ver. Cuesta aprender que lo callado esconde peligros y valiosas respuestas que dejamos pasar, entretenidos en la bulla de quienes quieren que se hable de ellos, pero no hablar con otros ni construir juntos.…  Seguir leyendo »

Esta pandemia ha trastocado la organización habitual de las universidades presenciales y lo va a seguir haciendo, al menos un tiempo. Lo online parece ser ahora la panacea definitiva. Sin restarle un ápice de sus bondades (a la vista están), soy de los que reivindica la presencialidad como elemento fundamental para el aprendizaje. Estoy convencido de que el conocimiento y la creatividad se asientan en el equilibrio entre la imprescindible interiorización individual y el estímulo, la complicidad y la interacción con los otros, a veces casi imperceptible, de un gesto, una frase o un garabato sobre el papel o la pizarra, aunque no es este el objeto de estas líneas.…  Seguir leyendo »